Otra vuelta de llave, de Ruth Ware

Admito que no conocía a Ruth Ware, pero la misma editorial me recomendó este libro y, os puedo asegurar, que a partir de ahora...

Cómo casarse en Santa Manuela, de Sylvia Herrero

No conocía a Sylvia Herrero, pero la cantidad de publicaciones que inundaron las redes sociales con su nueva trilogía me hizo ansiar sumergirme en...

Problema en Pollensa, de Agatha Christie

La reina del crimen vuelve a mi librería para regalarme una historia cargada de misterio, o misterios, pues en este libro nos encontraremos con...
Duna
"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Inicio Series Vivir sin permiso, temporada 1 - Crítica de serie
Vivir sin permiso, temporada 1 - Crítica de serie

Ficha técnica:

  • Título: Vivir sin permiso
  • Año: 2018
  • Creador: Aitor Gabilondo
  • Temporadas: 2
  • Episodios: 23 en total
  • Duración: 75 mins aproximadamente 
  • Género: Drama/policíaco/Crimen/Acción

Sinopsis:

La vida del poderoso empresario gallego Nemo Bandeira cambiará para siempre cuando un diagnóstico de alzhéimer ponga fecha de caducidad a su reinado en Oeste, la comarca gallega que le vio nacer.

Opinión general:

El último thriller de tele 5 arrasa con su maravillosa trama y su fantástico elenco. El drama familiar se mezcla con un toque de narcotráfico y mentiras que nos dejará pegados a la pantalla.

Este mes nos encontramos con el final de ‘Vivir sin permiso’, la gran apuesta de tele 5 de la que todo el mundo está hablando. Creado por Aitor Gabilondo, quien ya nos trajo ‘El Príncipe’, repite reparto con dos grandes protagonistas que no nos dejarán indiferentes: José Coronado y Álex González.

En la historia conocemos a Nemo Bandeira (José Coronado) quien dirige el cotarro en la costa gallega. Propietario de una empresa de conservas y una importante constructora, tendrá los recursos suficientes para blanquear todo lo que mueve con su negocio de narcotráfico, por lo que deberá controlar a toda la población de modo que tendrán que vivir con su permiso.

Desde el primer capítulo la serie ya muestra su gran potencial. Nos deja atrapados, el rey del lugar descubre que padece alzhéimer y que sus negocios oscuros deberán ir siendo delegados porque sus capacidades irán menguando. No puede darse el lujo de mostrar esa debilidad, ni siquiera a su familia e intentar mantenerla en secreto será un auténtico reto con fecha de caducidad.

La presentación de la familia nos abre un gran abanico de caracteres con los que iremos descubriendo los entresijos que oculta el famoso pazo. Sin embargo, cuando Nemo da su gran discurso en su fiesta de 60 cumpleaños y anuncia quién será su sucesor en las empresas, Mario (Álex González) no lo tomará nada bien.

Mario es el hijo del fallecido íntimo amigo de Nemo. Criado desde niño y con una inteligencia arrolladora, se creía sucesor de los negocios que él mismo ha ido gestando con el paso de los años. Los hijos de Nemo no parecían interesados en continuar con el legado familiar, además de que vivían a la sombra de las verdaderas fuentes de ingresos de esa familia. Por todo ello, Mario decidirá comenzar un peligroso juego en el que irá moviendo las piezas adecuadas para ponerse a favor el rumbo de los hechos, siendo el causante de muchas cosas que le robarán el sueño por las noches.

Nuestra tercera protagonista, Lara, será interpretada por Claudia Traisac. Esta joven dará vida a la hija que Nemo tuvo de su primer y verdadero amor. Lara vive de la forma más humilde posible, renegará de todo lo que tenga que ver con su padre, pues no quiere saber nada de él. Lo único que desea es conseguir el permiso para poder desconectar a su madre que vive postrada en una cama de hospital. Cuando lo consiga, Nemo perderá la cabeza y complicará la situación hasta límites insospechados mientras lucha por ganarse su afecto y se conforma con protegerla desde la lejanía, pues solo por ser su hija, Lara estará en peligro constante.

Admito que la capacidad de los actores para mostrar las diferentes facetas de sus personajes, me dejó alucinada. No sabía si eran buenos o malos, solo me encontraba intentando justificar lo injustificable y sufriendo con cada una de sus decisiones.

José Coronado y Álex González brillan con luz propia, no hubiesen podido elegir mejor a su reparto. En el caso de Claudia Traisac me pasó algo diferente, no la conocía previamente, por lo que tampoco sabía qué esperar. Sin embargo, con el paso de los capítulos y esa fuerza que muestra sin dejar de perder la dulzura me va ganando poco a poco. Y, sin dudarlo, no puedo dejarme a Álex Monner, quien se come la cámara y Luis Zahera, quien terminó enamorándome con esa amistad desmedida.

La temporada completa mantiene su ritmo constante. Siempre nos deja con ganas de más, de ver un capítulo más. Dejándonos atrapados en esa telaraña de secretos, mentiras, ambición y sentimientos incontrolables que harán de esta serie una buenísima opción para los amantes del thriller. Recuerdo que la tenéis completa en la plataforma de Netflix.

Tráiler primera temporada:

Reparto principal

Vivir sin permiso, temporada 1 - Crítica de serie

José Coronado

Personaje: Nemo

Vivir sin permiso, temporada 1 - Crítica de serie

Álex González

Personaje: Mario

Vivir sin permiso, temporada 1 - Crítica de serie

Claudia Traisac

Personaje: Lara

Conclusión

En conclusión, la primera temporada de ‘Vivir sin permiso’ nos atrapará en un cóctel de emociones y peligrosas relaciones que no pasarán desapercibidas para nadie. Con un reparto más que acertado y un centenar de secretos que mantener bajo llave para alcanzar aquello que tanto se ansía, nos dejará sin palabras con cada giro de su trama.

Contenido Relacionado

- Publicidad -

Vivir sin permiso, temporada 1 – Crítica de serie