Con este título cerramos definitivamente una saga que se ganó mi corazón desde la primera página. La Corona es la última entrega de La Selección, la saga de Kiera Cass. En un principio todo estaba previsto para ser una trilogía, pero entre las historias cortas, que no dejan de ser fragmentos de la historia vistos desde la perspectiva de otros personajes, y luego los dos últimos tomos, que nos narran la historia veinte años después, se convirtió en una saga adorable para todos los fans de America Single.

La Heredera y La Corona se separan un poco de la trilogía principal narrándonos la historia de Eadlyn, la hija de los protagonistas. Si no habéis leído la reseña de La Heredera os la dejo en el siguiente -enlace-. Ahora vamos a centrarnos en esta última entrega.

La historia comienza justo en el momento donde termina la anterior. America se encuentra en un estado muy delicado de salud y su marido, Maxon, no quiere separarse de su lado ni un segundo. Para intentar facilitarles a sus padres este mal trago Eadlyn toma las riendas del reinado nombrándose regente de la monarquía.

La selección de la joven sigue su curso y ella se verá colapsada por los deberes monárquicos, la preocupación por la salud de su madre y la obligación de seguir conociendo a los chicos de entre los cuales deberá escoger al que será el futuro rey y su marido. La presión la llevará a acelerar la selección y dejar el grupo reducido a tan solo seis candidatos, lo que supone la élite, estos candidatos serán: Gunner, Kile, Fonx, Ean, Hean y Henri, aunque no debemos olvidarnos de Erik, quien entra en la selección como el traductor de Henri y no nos dejará indiferentes.

Veremos la evolución de Eadlyn, pues en la primera entrega de esta continuación era un poco insoportable y egocéntrica. Ahora, nos encontramos con una joven con miedos e inseguridades que intenta ser justa en todo momento y pretende mantener el reinado de su padre. El problema llegará cuando confíe en la persona equivocada tras verse totalmente desbordada por la situación. Mantener el apoyo del pueblo y hacer que la respeten y confíen en ella será algo difícil de conseguir, tanto como decidir a quién debe entregarle su corazón por el resto de su vida.

Como final del libro está bien, nos guarda algún que otro giro y nos mantendrá entretenidos de principio a final. La magia de la autora se verá reflejada en todo momento, pero no llega a contar con esa explosión de sentimientos que vivimos en la trilogía inicial. El tema parece centrarse más en los temas políticos que en el romance que se debería ir cociendo poco a poco. Esto nos cambia un poco la trama que teníamos pensada, pero también nos ayuda a disfrutar de más de una sorpresa, pues no nos daremos cuenta de por dónde va el corazón de nuestra protagonista hasta el final.

La pluma de Kiera Cass vuelve a ser magnifica. Una vez más la elegancia y la sencillez se unen en una narración que se disfruta en todo momento. El ritmo es constante en casi toda la novela, aunque el final tiende a precipitarse un poco, llega un punto en el que ves que quedan muy pocas páginas y todavía quedan muchas cosas por resolver, aunque finalmente la autora sabe cerrar la historia con maestría y dejándonos un precioso recuerdo en el corazón.

En conclusión, La Corona es un precioso final para una trilogía que terminó convirtiéndose en saga: La Selección. No llega al nivel de la trilogía inicial, pero sigue contando con los ingredientes que solamente Kiera Cass sabe proporcionar y plasmar en el papel. Entretenida y adorable es como mejor podría definir esta historia cuya protagonista terminará conquistando al lector.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.