Presas, de Beatriz Esteban – Reseña
5 (100%) 2 votes
Presas, de Beatriz Esteban - Reseñas

Ficha técnica

  • Título: Presas
  • Autor: Beatriz Esteban
  • Género: Literatura juvenil
  • Año de publicación: 2019
  • Editorial: Nocturna
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 472
  • PVP: 16.00€
  • ISBN: 9788416858835

Gracias a Nocturna por este ejemplar.

Sinopsis del libro Presas

El mundo es una escala de grises, pero siempre lo vemos en blanco y negro. El blanco de quien es inocente y se acerca a la prisión con miedo a convertirse en una víctima. El negro que inunda las celdas de aislamiento. Y el gris que envuelve el lugar, plagado de matices.

Un día me dijeron: 'Leire, no vayas a la cárcel, hay gente peligrosa'. Y les sorprendió cuando contesté: 'Y fuera también'.

Ambientada en una cárcel, Presas narra la realidad de una prisión desde dos puntos de vista opuestos: el de Leire, que accede como voluntaria, y el de Azahara, encerrada por un crimen terrible. Sin embargo, por muy distintas que sean sus perspectivas, pronto ambas descubriran que unos barrotes no son la única forma de convertir a las personas en presas.

 

Opinión personal:

Hoy os traigo la Reseña de Presas, un libro escrito por Beatriz Esteban, y publicado por la editorial Nocturna.

En este libro conoceremos la historia de Azahara y Leire (principalmente) aunque también conoceremos alguna más.

Estaba tan mareada que tuve que apoyarme en el hombro de Don Pedro para no caer, a pesar de los carraspeos y las miradas asesinas que lanzaron los funcionarios al otro lado de la garita. Llevaba tanto tiempo sin ser capaz de dar más de cuatro pasos hacia delante que ahora los pasillos de la cárcel me parecían laberintos. El blanco de las paredes era más potente y el contraste de los colores de los barrotes y los dibujos de las pareces me aturdía. Era demasiado color, demasiada luz. No lo recordaba tan intenso.

Azahara es una chica maravillosa que desafortunadamente se cruza en su vida con Hugo, un hombre que la extorsiona, que no tiene ningún futuro, se dedica a cantar en una banda de música y no puede darle una vida estable, ni a ella, ni a la hija que tienen juntos, Beth. La familia de Azahara le da de lado por quedarse embarazada tan joven y a ella le duele, pero realmente, quien le importa es Hugo por lo que vive feliz a su lado hasta el día en que, ambos van en el coche tras haber beibido y sufren un accidente que lleva a Azahara a prisión.

Desde ese momento, la vida de Azahara cambia, pues entra en prisión, en el módulo de maternidad junto con Beth. Hugo les promete que va a trabajar sin descanso para sacarlas de ahí, pero no lo hace. Mucho más allá de la realidad se dedica a gastar el poco dinero que tienen.

Leire, es una chica que asiste a la cárcel en un programa de voluntariado para conocer los misterios que se esconden tras ella, y para qué negarlo, porque tiene una gran culpa que destroza su corazón a diario. Sigue sintiéndose responsable de un hecho que sucedió en el pasado y que destrozó su autoestima, ahora, necesita encontrarse con Ana, una antigua compañera que puede ayudarle a ‘sentirse mejor consigo misma’, pero claro, estamos hablando de la cárcel, estos voluntarios entran sabiendo que no pueden fiarse de nadie, que lo único que van a recibir por parte de los presos son mentiras acerca de su pasado, y que son peligrosos.

Cuando Leire entra en prisión y conoce a Azahara y sus amigas, se da cuenta de que muy lejos de lo que la gente piensa, las prisiones son un sitio horrible en el que también nos encontramos con personas inocentes que están allí por errores cometidos involuntariamente. Y qué también puede encontrarse con gente buena. Gente que le va a aportar muchas cosas buenas y que arriesga su vida por salvarla.

Abrí la boca para contestar, pero no encontré ninguna respuesta sincera. No lo sabía. Mi relación con Hugo se basaba siempre en impulsos, en ver quién podía más, quién aguantaba más. Quién quería más, quién dominaba más.

La misión de Leire va a ser intentar que la vida de estos presos cambie dentro de la cárcel, ya que pasan mucha hambre, reciben castigos inhumanos que no tienen ningún tipo de aprendizaje. Piensa que, si el motivo por el que estas personas están dentro de la cárcel es la reinserción, no se esta trabajando de una manera adecuada, puesto que, después de recibir los atroces castigos de la prisión, estas personas no sabrán integrarse de nuevo en la sociedad por la gran cantidad de cicatrices que todo esto les deja.

Bueno, pues más o menos, esto es de lo que va el libro, ahora os contaré lo que a mí me ha parecido.

En la portada podemos ver una chica preciosa con el pelo largo, quien yo imaginé que sería Leire o Azahara, pero al final del libro tenemos dos ilustraciones de estas chicas y no se corresponde con ninguna.

Por lo que, he imaginado que la descripción es la que más se parece a Gabi, una presa que está en la cárcel, es amiga de Azahara y está embarazada. Su vida ha sido complicada desde el momento en el que entró y además tiene una historia bastante dura, es uno de los personajes con los que yo más he sufrido.

El libro esta narrado en primera persona por los diferentes personajes con los que nos encontramos, al principio del capítulo nos pone quien narra, pero principalmente lo hacen Leire y Azahara.

Es cierto que, en este libro nos encontramos con bastantes personajes, pero creo que todos ellos son necesarios, porque cada uno nos cuenta una historia y vive una situación diferente desde un punto de vista distinto.

La lectura es rápida, directa, arrebatadora, con las descripciones necesarias y tan real que Beatriz ha conseguido que mi corazón se encoja y dele de latir en diferentes situaciones que parecen tan reales que asustan.

La vida que tienen que vivir estos presos es horrible, muy diferente a lo que en algunas circunstancias nos imaginamos que será una prisión. Al final del libro he leído una nota de la autora en la que nos explica que, todo lo que pueda salir en este libro es mera casualidad en comparación con la realidad, pero también que Beatriz Esteban estuvo de voluntaria en una cárcel y que es un poco una ‘denuncia social’ a los horribles castigos a los que someten a los presos.

No debemos olvidarnos de que, aun habiendo cometido un gran delito, estos presos no dejan de ser personas, que sienten y sufren, y que a veces, no son tan culpables como nos imaginamos, porque, los monstruos existen, es cierto, pero también somos humanos y nos equivocamos, y hay muchas personas encerradas que han tenido que cometer ciertas acciones por su propia supervivencia, ¿es esto ético? Pues obviamente no es justificable, pero a veces, no nos queda elección, somos humanos, y nos equivocamos. Y a pesar de que muchos de los presos que nos encontramos encerrados se merecen una buena temporada allí, otros, son víctimas de mentiras y extorsiones.

La pluma de la autora la verdad que me ha dejado helada, en un principio porque, es todo tan real que he sentido que era Leire y me encontraba dentro de esa prisión compartiendo con ellos ciertos instantes tan duros que, no podía evitar que las lágrimas corriesen por mi rostro.

Es un libro emocionante que no te va a dejar indiferente, pues con cada una de sus palabras Beatriz nos desgarra un poquito el corazón al comprender la verdadera realidad que muchas de estas personas sufren en la prisión.

Arranqué la última hoja de la libreta y la arrugué en mi mano, como si pudiera deshacer lo escrito. En la cárcel, los secretos se venden y el silencio salva.

Además, tenemos más personajes en este libro, pues no solo tenemos la historia de Azahara, aunque sea la principal, sino que tenemos a otras de sus compañeras que, a mí, personalmente, no me parecen ningún monstruo, y muchas de ellas están ahí por supervivencia propia o por cargar con errores ajenos.

Realmente, este es un libro fantástico, tan real que os prometo que me asusta que estas personas estén en estas condiciones tan horribles teniendo que sufrir violaciones, palizas, hambre, dolor, indiferencia, y millones de cosas más que no deberían de ser sufridas por personas inocentes.

Lo mejor:

  • La lectura es rápida y desgarradora.
  • La historia es intensa.
  • Nos encontramos con muchos sentimientos.

Lo peor:

  • No he podido encontrar nada malo en este libro, es una historia triste con sus diferentes tesituras, pero porque al fin de cuentas es una realidad, pero tampoco lo veo como algo malo.

FotoReseña

 

Presas, de Beatriz Esteban - Reseñas
Presas, de Beatriz Esteban - Reseñas
Presas, de Beatriz Esteban - Reseñas
Presas, de Beatriz Esteban - Reseñas
Presas, de Beatriz Esteban - Reseñas
Presas, de Beatriz Esteban - Reseñas
Presas, de Beatriz Esteban - Reseñas

Libros que componen la saga

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.