Nerve, un juego sin reglas – Crítica de cine
5 (100%) 1 vote
Nerve, un juego sin reglas - Crítica de cine

Ficha técnica:

  • Título: Nerve
  • Año: 2016
  • Director: Henry Joost, Ariel Schulman
  • Duración: 96min
  • Género:  Juvenil, thriller
  • Guión: Jessica Sharzer
  • Basada en la novela de: Jeanne Ryan
  • Banda sonora: Rob Simonsen
  • Productora: Lionsgate

Sinopsis de la película:

Presionada por sus amigos, una adolescente participa en un juego de realidad virtual, pero el cariz de lo que se presuponía un divertimiento, cambia y se torna primero inquietante, después siniestro.
 
 

Opinión personal:

Vértigo. La adaptación de la novela juvenil de Jeanne Ryan nos pone al límite con una secuencia de pruebas que no son aptas para cardiacos.

Las adaptaciones de novelas juveniles llevan de moda unos años. Algunas se hacen con más acierto, otras terminan siendo un fracaso absoluto debido al cambio de guion. En este caso, Nerve mantiene en cierto modo su esencia y nos presenta una historia que nos termina dejando con ganas de más.

La trama gira alrededor de un juego online donde los jóvenes se apuntan para ser o bien jugador o bien observador. Un observador pagará por ver las pruebas que realizan el resto y con su voto va decidiendo el camino de estos. Los jugadores se deberán enfrentar a una serie de pruebas que van complicándose hasta límites insospechados, pero… cuantos más seguidores, más probabilidades de ganar.

Engancharse a la historia es bastante fácil. Contamos con un tema que está a la orden del día, las redes sociales son un peligro público en el que nos adentramos por voluntad propia y a través de ellas conocerán nuestros gustos y nuestros puntos débiles. Los peligros de la red son reales y no somos capaces de admitirlo en la mayoría de ocasiones, pues es un mundo que tenemos totalmente arraigado a nosotros, pero que puede ser una bomba a punto de explotar. Tenemos que tener en cuenta que la red ofrece el anonimato al resto de personas, por lo que en principio no tienen responsabilidades sobre sus acciones y esa será la baza principal con lo que cuenta Nerve.

Desde un primer momento podrás vivir con Vee su proceso de iniciación en el juego, ya que toda esta historia ocurre durante una sola noche. No puedes pararte, no puedes pensar, solo puedes y debes actuar antes de que se acabe el tiempo. Estos son componentes que ayudan a que la película, lejos de ser frenética, tenga momentos de tensión bastante bien conseguidos, y todos en su justa medida. Han sabido reflejar el peligro dándole importancia a las escenas, o retos, que de verdad crean un peligro para el personaje, y hacen al espectador vivirlo con ellos.

Las actuaciones son bastante acertadas. Emma Roberts adopta el papel de la protagonista con ese toque justo de inocencia que desea abandonar para ser ella misma dejando atrás la sobra de su mejor amiga. Dave Franco se mete en la piel del protagonista con un toque especial, quizás sea por afinidad, pero me encantan las expresiones faciales de este actor y es que siempre tiene una sonrisa pícara para regalar en el momento apropiado.

El error principal que le veo a la película es el mismo que le vi en su momento al libro: el desenlace. En la novela —la cual os dejo la reseña aquí— nos encontramos con un final abierto que nos deja con ganas de más y demasiadas dudas en el aire. En el caso de la película, la cosa cambia para cerrar la historia, pero termina precipitándose. El final es rápido, tanto que nos deja con la misma sensación de ansiedad. Es como cerrar algo de pronto sin haber tenido la oportunidad de saborearlo tanto como nos hubiese gustado.

Hablando de la estética, es uno de los puntos fuertes de la película, nada convencional, se encuentra en un punto entre las vegas y la vida real. Podemos ver luces de neón por todas partes y es un toque bastante especial que le aporta a la noche de nueva York un ligero aura digital.

Nerve es una historia que trasmite un mensaje muy claro, la tecnología está comiéndose nuestras vidas, cualquiera puede adueñarse de nuestros datos, y eso es algo que no se encuentra tan lejos. Parece un mundo distópico alternativo, pero está muy próximo, y eso pretende trasmitirnos la película al final. La sensación al verla ha sido un poco mal rollista, el pensar lo que se puede generar con un simple juego en internet. Podríamos considerarlo una pequeña lección moral que aplicar en nuestro día a día.

Lo mejor:

  • La puesta en escena.
  • Las pruebas nos ponen los pelos de punta.

Lo peor:

  • El precipitado final.

Reparto principal:

Nerve, un juego sin reglas - Crítica de cine

Emma Roberts

Personaje: Vee
Nerve, un juego sin reglas - Crítica de cine

Dave Franco

Personaje: Ian
Nerve, un juego sin reglas - Crítica de cine

Machine Gun Kelly

Personaje: Ty
Nerve, un juego sin reglas - Crítica de cine

Emily Meade

Personaje: Sydney

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.