“Pensé que sabía hacia dónde iba. Pensé que lo tenía todo planeado. Resulta que no tenía ni idea.”

“¿Ves cuando conoces a alguien y de inmediato es la persona que tenía que ser? Ese fue Adam. Nadie fuera de Portland había oído de su banda. Pero ya era alguien. Todos sabían quién era. ¿Yo? No tanto.”

“La culpa y los sobornos son el pegamento que han unido a padres y adolescentes por generaciones.”

“Amaba el orden. La estructura. Pero lo que más me atraía era la sensación en el pecho. Era como si mi corazón latiera con el violonchelo.”

“A veces haces elecciones en la vida, y a veces otras te hacen.”

“Creo que el violonchelo me eligió.”

“¿Tú puedes seguir tus sueños, pero yo necesito tu permiso?”

“Cuando toco me imagino dentro del violonchelo. Es como mi casita.”

“Quería decirte que vi tu audición. Desde atrás del escenario. No estaba seguro si ese violonchelo iba a salir con vida.”

“Es inconveniente enamorarse a los 17 años. Y más si es amor verdadero.”

“Fue cuando te escuchó tocar tan bien. Tu increíble talento... No podía creerlo. Y todo lo que él quería era darte más. Así que dejó la banda, vendió su batería y te compró el violonchelo. Sacrificio. Eso es lo que hacemos por las personas que amamos.”

“Se supone que rompes con alguien porque ya no lo amas. No porque estás completamente enamorado.”

“Y este el mío, Mia. Quiero que vivas. Lo quiero más que nada en este mundo. Quiero que luches con todo para quedarte con nosotros. Pero ahora que todos se han ido sé que quizá no sea lo que quieras. Puede ser muy difícil para ti seguir luchando, así que... Si quieres irte quiero que sepas que está bien.”

“La cosa es que mis papás siempre tuvieron su lugar. Y Adam tenía el suyo. Y siempre estuve celosa porque yo no tenía el mío. Hasta la noche del fogón. Ese fue mi lugar. Ahí pertenecía. Así se sentía la felicidad.”

“Sé que una gran parte de tu vida se arruinó por lo que pasó hoy. No soy tan tonto como para creer que puedo arreglarlo. Pero fui a tu casa. Y tuve que trepar al balcón como solía hacerlo. Y encontré esto en tu correo. Entré ilegalmente y robé tu correo, así que los federales vendrán por mí. "Querida Mia me da un inmenso placer..." Mia, entraste. A Juilliard. Mia, lo lograste. Y si quieres que vaya contigo, lo haré. Me mudaré a Nueva York. Haré lo que quieras. Solo quédate, por favor. Eres mi hogar, Mia. No me importa dónde estés. Solo quiero que estemos juntos. Ahora lo sé. Haré lo que sea si te quedas.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.