“En la vida siempre hay que tomar decisiones. Algunas veces son pequeñas, incluso insignificantes. Otras son enormes y pueden cambiarlo todo para siempre. Entre un sí y un no hay una vida de felicidad… o de desgracia. Porque cuando no se puede tener todo, hay que elegir. Y al hacerlo… uno siempre tiene miedo a equivocarse”.

“El tiempo es un compañero injusto que nunca recuerda lo que has pasado a su lado, olvida todo en cuanto ha sucedido y ya sólo queda en tu recuerdo”.

“La verdad sólo es una. No es una creencia ni un deseo, tampoco una opinión”.

“La muerte nos pone a todos en el mismo lugar; al rico, al pobre, al hombre, a la mujer… No existe diferencia cuando llama a tu puerta, sólo la tristeza por el vació que deja a quienes se han ido”.

“Cuando sientes que no hay nada más que hacer, que sólo queda sufrir el dolor más profundo, el tiempo se detiene”.

“Hay muchas maneras de mantenerse con vida. Cualquier cosa con tal de sobrevivir… Y es que muchas veces los límites que separan la vida y la muerte son difusos”.

“¿Pensar o dejarse llevar? Es ese siempre el dilema. El corazón nos hace soñar, pero es la cabeza la que convierte los sueños en realidad…”.

“Hace mucho tiempo aprendí que hay cosas que es mejor guardarse para uno mismo, cueste lo que cueste, sea como sea. Porque si esos secretos salen a la luz cambiarán tu vida por completo”.

“Lo bueno de los secretos es que tu eres su dueño y en cualquier momento puedes dar un paso adelante y cambiar el rumbo de tu vida, claro que no siempre puedes adivinar las consecuencias que esto tendrá en los demás. Por eso, debes estar preparada para todo”.

“Nacemos y morimos solos, esa es la verdad. Entones, ¿qué sentido tiene compartir la vida? Hay muchas otras maneras de sentirse acompañado y querido sin la necesidad de contar con un hombre a tu lado. Lo importante es darte cuenta a tiempo y mantener vivos los lazos de amistad que te permiten apoyarte con ellas, mis amigas, mi refugio, frente a la fría soledad”.

“Cuando hemos deseado algo por mucho tiempo es normal que al conseguirlo nos dejemos llevar, sin ni siquiera sentirnos culpables de los actos cometidos. Pero en el fondo solo nos estamos engañando porque la culpa es un sentimiento infinitamente poderoso, y de un modo u otro, volverá a ti.

“Cuando revelas aquello que ocultabas la culpa por fin desaparece, hasta que alguien llega y consigue recordarte que todos tus actos dejan huellas y, a veces, huellas inesperadas”.

“Dicen que el primer amor nunca se olvida, esa primera vez no tienes pasado, no hay nadie más… Sólo vosotros dos. Sin embargo, el tiempo a veces permite que ese amor puro se corrompa y muestre la peor de sus caras, los celos”.

“Diez años después la historia era distinta… El delito era verdad, esta vez sí. No sé si Mario merecía morir así o no, no sé si las cosas podrían haber sucedido de una manera diferente aquella noche. Ya nunca lo sabremos, pero sé que ninguna de las que estábamos aquella noche en esa azotea merecería ser juzgada por haberse protegido”.

“A escasos minutos de comenzar el año, lejos quedaban ya las promesas de alejarme de ese oscuro mundo al que había pertenecido. El desafío ahora sería mayor y las cuatro lucharíamos por sortear nuestro destino”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.