La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith – Reseña

La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith – Reseña
Vota este arículo
La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: La geografía entre tú y yo
  • Autor: Jennifer E. Smith
  • Género: Juvenil
  • Año de publicación: 2018
  • Editorial: Nocturna
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 320
  • PVP: 14.25€
  • ISBN: 9788416858446

Gracias a Nocturna por este ejemplar

Sinopsis La geografía entre tú y yo

Lucy vive en la vigéisimo cuarta planta de un bloque de apartamentos de Nueva York. Owen, en el sótano. No es extraño, por tanto, que se conozcan a medio camino, en un ascensor inmovilizado por un apagón local. Después de que los rescaten, dedican la noche a pasear juntos por las calles a oscuras, sólo iluminadas por la rara aparición de las estrellas sobre Manhattan.

Y con la vuelta de la electricidad, también retorna la realidad. Pero en ese apagón de un inicio prometedor brillarán de una vez en cuando las postales y mensajes que ambos intercambiarán desde puntas opuestas del globo para desafiar la geografía entre los dos.

Porque a fin de cuentas, el centro del mundo no tiene por qué estar en un lugar: también puede tratarse de una persona.

Opinión personal

¡Hola amores!, hoy os traigo la Reseña de ‘La geografía entre tú y yo’, un libro escrito por Jennifer E. Smith, y publicado por la editorial ‘Nocturna’.

En este libro conoceremos la historia de Lucy y Owen.

El primer día de septiembre el mundo se quedó a oscuras.

Sin embargo, desde el lugar que ocupaba en la oscuridad, con la espalda pegada a la pared metálica del ascensor, Lucy Patterson aún no tenía manera de conocer el alcance del apagón.

Lucy vive en un bloque de apartamentos de Nueva York infinito, que tiene muchísimas plantas. Por lo que, a la mayoría de la gente que vive en su edificio, ni si quiera la conoce.

Un día, Owen y Lucy coinciden en el ascensor en el mismo momento en el que Nueva York se queda completamente a oscuras. Y tienen que pasar ahí un largo rato, debido a que, el padre de Owen, que es quien se ocupa del mantenimiento del edificio, no se encuentra allí en ese momento.

Ese rato que pasan juntos, les sirve para conocerse y entablar algo especial que va a ir un poco más allá de una amistad.

Seguido a ese momento, nuestros dos protagonistas comparten muchas horas juntos, sin algún tipo de tecnología, y se dan cuenta de que tan solo se necesitan el uno al otro para pasar un buen rato.

Cuando vuelve la electricidad, Lucy, (que hasta el momento estaba sola porque sus padres estaban de viaje) tiene que irse a Edimburgo con su familia. Y por otro lado Owen, se marcha con su padre al oeste de Estados Unidos.

Este, podría haber sido el final de una bonita historia de amor, pero nuestros protagonistas deciden que no van a olvidarse, que a pesar de la distancia pueden seguir manteniendo el contacto y tener algo especial.

Por ello, Owen le envía a Lucy postales, y ésta, le deja algún que otro email.

Pero… ¿Será la distancia un impedimento para que éstas dos personas puedan ser felices juntas?

Bueno, ahora que ya os he contado un poquito de qué va el libro, os contaré lo que a mí me ha parecido.

En la portada podemos ver a quién me imagino que serán Lucy y Owen, con un fondo lleno de estrellas y una ciudad a sus pies.

La edición es de tapa blanda con solapas, y el tamaño de las letras es normalito.

El libro está narrado en tercera persona por un narrador externo.

Toda la ciudad se había apagado como una vela, pero desde el lóbrego habitáculo Lucy no podía saberlo.

Su primer pensamiento no fue de preocupación por la violenta sacudida que los había dejado bloqueados entre las plantas diez y once, que había hecho temblar el ascensor como una barquilla en una atracción de feria.

La pluma de Jennifer es sencilla, adictiva y embriagadora, pero no ha sido suficiente para engancharme a su historia. A pesar de que la lectura es bastante rápida y entretenida, este libro no ha conseguido superar mis expectativas.

He de decir que es un libro que cogí con muchísima ilusión, esperando leer una historia maravillosa, y la verdad que he terminado un poquito decepcionada. Sí es verdad que tenemos una historia bonita, pero carente un poquito de significado. Me explico. Es como que vivimos dos realidades completamente diferentes, de dos personas que no vuelven a verse desde que se quedan encerradas en un ascensor.

Por la parte de Owen, que no deja de moverse de un lugar a otro me he sentido completamente mareada. He de decir, que el título le hace justicia porque con la cantidad de viajes que ha hecho este chico he aprendido muchísimo sobre geografía y he imaginado lugares preciosos. Las descripciones de la escritora son bastante detalladas y realistas, pero no he percibido ningún tipo de sentimiento en este libro. Tal vez un poco de nostalgia por parte de nuestros protagonistas, pero no he terminado de entender esta relación.

Los personajes son bastante reducidos, principalmente tenemos a Lucy y Owen, que son dos personas a las que no conocemos mucho, todo sea dicho.

Una cosa que me ha llamado mucho la atención es la relación familiar que tienen estos dos chicos.

Owen perdió a su madre, y desde entonces, su padre no ha podido levantar cabeza. Les ha costado mucho encauzar su vida y parece que ningún lugar está hecho para ellos. Lo último que su padre guarda de su madre es un paquete de cigarrillos.

Lucy, por el contrario, tiene a sus dos padres, pero están tan preocupados por sus trabajos y por los viajes que no les prestan a sus hijos la atención necesaria. Por lo que en muchos momentos se ha sentido sola. Sus padres viajan mucho y ella está acostumbrada a quedarse esperando que le manden alguna postal.

Son dos realidades muy diferentes, porque Lucy que tiene a sus padres no puede disfrutar con ellos, y Owen, por el contrario, estaría dispuesto a cualquier cosa por volver a pasar un instante al lado de su madre.

-Estás chalada. Estamos atrapados en un ascensor que parece un horno y seguramente nos estamos quedando sin oxígeno. Estamos colgando de un cable que debe de ser más fino que mi muñeca. Tus padres ni se sabe dónde están, y mi padre está en Coney Island. Y si nadie ha venido a buscarnos a estas alturas, es muy posible que se hayan olvidado de nosotros por completo- ¿Cómo puedes seguir siendo tan optimista?

La trama, como ya os he dicho, se me ha quedado un poco corta. Tenemos una historia de amor que no ha terminado de transmitirme sentimientos. Y dos personas viajando en direcciones opuestas, y lugares diferentes.

El final es muy bonito, aunque inesperado. Es un final emotivo, posiblemente sea la parte del libro que más he disfrutado. Emana tranquilidad, y también mucho amor.

Pero… esta historia no ha sido de las mejores que he leído. Aunque… es cierto que me gustaría que le dieseis una oportunidad para juzgar por vosotros mismos. Porque es un libro muy original, que posiblemente disfrutéis más que yo.

Lo mejor:

  • La lectura es rápida.
  • La originalidad de la historia.

Lo peor:

  • No me ha transmitido los sentimientos que buscaba.
  • No me he adentrado por completo en la historia.

FotoReseña

La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith - Reseña
La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith - Reseña
La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith - Reseña
La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith - Reseña
La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith - Reseña
La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith - Reseña
La geografía entre tú y yo, de Jennifer E. Smith - Reseña

3/5 Puntos

Libros que componen la saga

Autor : Jessi

"Un libro no es un conjunto de palabras impreso en papel, un libro es un mundo abierto a tu imaginación donde cada latir es un sueño".

Comparte este artículo en