La chica de la tormenta, de Megan Miranda

Ficha técnica:

  • Título: La chica de la tormenta
  • Autor: Megan Miranda
  • Género:Thriller psicológico
  • Año de publicación:2022
  • Editorial:Trini Vergara Ediciones / Motus
  • Saga: No
  • Número de páginas: 384
  • PVP: 18,00€
  • ISBN: 978-84-187113-4-3

Gracias a MOTUS, por este ejemplar.

Sinopsis del libro La chica de la tormenta:

Arden Maynor era solo una niña cuando desapareció durante días en una noche de tormenta mientras caminaba sonámbula. Todo el pueblo se movilizó en su búsqueda. Se organizaron grupos de rescate y se realizaron vigilias. La gente rezaba para que regresara sana y salva. Contra todo pronóstico, la encontraron viva dentro de una alcantarilla. “La chica de Widow Hills” pasó a ser un milagro viviente. Su caso se hizo famoso. Aficionados y acosadores la seguían, por eso cuando Arden tuvo la edad suficiente, cambió su nombre por Olivia y huyó.

Se acerca el vigésimo aniversario de su rescate y otra vez es noticia. Olivia siente que alguien la sigue. Vuelve a caminar dormida, tal y como lo hacía cuando era niña. Una noche se despierta en su jardín y a sus pies está el cadáver de un hombre.

Lo conoce de su vida anterior.

Ha llegado la hora de saber lo que realmente le pasó aquella noche. El peligro no ha desaparecido. 

Esta novela ha sido publicada por la editorial Trini Vergara bajo su sello Motus especializado en thriller y novela negra. Ya he leído muchas de sus publicaciones y todas tienen un denominador común: la calidad de sus historias. Nuevamente el componente psicológico vuelve a ser fundamental para jugar con el lector página tras página hasta llegar a un desenlace inesperado.

La narración nos sitúa veinte años atrás, Arden, una niña de seis años desaparece una noche de tormenta caminando sonámbula hasta la calle mientras su madre dormía. El desenlace de una búsqueda mediática tuvo consecuencias y tras ser encontrada con vida se convirtió en un milagro, siendo conocida como “la chica de la tormenta”. En su adolescencia, cansada del acoso de curiosos y periodistas, empieza desde cero en una nueva ciudad sin ningún vínculo con su pasado y con un nuevo nombre: Olivia.

“YO FUI EL MILAGRO. EL REVUELO. LA HISTORIA. LA CHICA DE LA TORMENTA”

En la actualidad, ha conseguido reinventarse, tiene una bonita casa y trabaja en la administración de un hospital, hasta que un día el pasado regresa de golpe cuando recibe una llamada que le notifica el fallecimiento de su madre y recibe un paquete con sus efectos personales. Recordar su vida anterior y la mala relación entre ambas detona nuevos episodios de sonambulismo que no se habían vuelto a repetir desde que era una niña, pero esta vez es diferente, al despertar una madrugada en su jardín, lo que encuentra a sus pies es un cadáver.

Aunque el inicio es algo confuso, la autora, es ágil ofreciéndonos las claves para relacionar los hechos que cuenta. El presente está narrado en primera persona por Olivia, y el pasado lo construiremos poco a poco a través de noticias, transcripciones de llamadas telefónicas, artículos del periódico, emails, etc. Pinceladas, sin orden cronológico que dan pistas al lector y te hacen sentir parte de una investigación a la par que vas situando la historia y los personajes. 

“Y ME DI CUENTA DE QUE TAL VEZ ESO ERA TODO LO QUE QUERÍA. UNA EXISTENCIA PREDECIBLE QUE YO NUNCA IBA A DARLE”

La pluma de Megan Miranda es ágil, ligera y directa. Destacaría dos cosas: su estilo descriptivo, que sin ser pesado consigue transportarte al lugar donde te quiere situar, y su manejo de la tensión, capaz de mantenerte en suspense hasta la última página. Sus historias empiezan a fuego lento, para envolverte hasta convertirse en una verdadera adicción. Los capítulos son muy cortos y los giros en la trama no dan tregua manteniéndote en vilo hasta el final. En este libro hay ocasiones en las que redunda en dos premisas: los hechos del pasado y los traumas de la protagonista, pero cada vuelta que da, es para sumar un nuevo dato, que quizás parezca insignificante pero que redimensiona la historia unas páginas más adelante, lo que nos lleva a reformular una y otra vez nuestras teorías para desconfiar de todo el mundo.

“YO NO QUERÍA CREERLO, NO QUERÍA VER LO PEOR DE LAS PERSONAS. EN ESPECIAL, EN ALGUIEN QUE ME IMPORTABA DE VERDAD. PERO LAS PERSONAS ERAN ASÍ, EN GENERAL, UNO SOLO LLEGABA A VER EL CAPARAZÓN. LA SUPERFICIE TRANQUILA. EL ENCANTO”

La narración en primera persona nos permite empatizar con Olivia y nos ayuda a entender su perspectiva sobre el resto de los personajes y las consecuencias psicológicas que arrastra tras vivir un pasado traumático. En sus actos apreciamos la necesidad de evaluación y alerta constante, y sus problemas para establecer lazos de confianza o para mantener relaciones duraderas. Es un personaje con mucha carga emocional que aunque ha conseguido rehacer su vida deja latente la fragilidad tras esa fachada. Este tipo de narración nos mete de lleno en sus emociones, sus incertidumbres, el desorden de sus pensamientos, sus inseguridades y sus miedos mientras se acerca a una verdad de la que no es consciente. Es un personaje redondo y muy bien desarrollado, cosa que no pasa con los personajes secundarios, que a pesar de su peso y relevancia en la historia, no llegamos a profundizar tanto en ninguno, y eso hace que nos termine dando un poco igual lo que pase con ellos. Aun así, nadie sobra, porque es una historia tan bien hilada que hasta el secundario más secundario acaba teniendo relevancia y sumando a la trama.

A pesar del poco desarrollo de algunos secundarios, la autora maneja a la perfección la escala de grises, y consigue hacerte dudar de todos, ya que muchos esconden secretos que vuelven la historia muy turbia por momentos y te trasladan la confusión de la protagonista, ¿de quién puede fiarse?

“YO NO QUERÍA CREERLO, NO QUERÍA VER LO PEOR DE LAS PERSONAS. EN ESPECIAL, EN ALGUIEN QUE ME IMPORTABA DE VERDAD. PERO LAS PERSONAS ERAN ASÍ, EN GENERAL, UNO SOLO LLEGABA A VER EL CAPARAZÓN. LA SUPERFICIE TRANQUILA. EL ENCANTO”

El sonambulismo de Olivia añade un toque de confusión porque la convierte en una sospechosa más y en un testigo poco fiable al no recordar las cosas que ha hecho, llegando a dudar de las que sería capaz de hacer. Habría estado bien que se profundizara un poco en este trastorno que tan poca visibilidad tiene, pero la autora lo usa solo como un recurso narrativo para añadir tensión a la trama. Dejando de lado la historia principal, la vida del personal sanitario de un hospital está muy bien plasmada: el estrés, la presión constante a la que están sometidos, los turnos que dificultan las relaciones interpersonales y el estilo de vida peculiar al que son arrastrados teniendo en cuenta estos factores. 

“ERA MUY ESTRICTO CON LAS REGLAS, UN HOMBRE REGIDO POR LA ÉTICA. EN MEDICINA HAY QUE SER ASÍ. HAY CONSECUENCIAS POR NO DARSE CUENTA DE ALGO, POR OLVIDAR, POR LLEGAR TARDE. HAY VIDAS EN JUEGO”

El final es para mí el punto fuerte de esta novela, está muy bien trabajado desde la primera página, y solo en el desenlace puedes apreciar que cualquier detalle era relevante. La escritora consigue que te enfoques en lo que quiere que veas, alejándote hábilmente de los detalles importantes y de los peligros reales que pasan desapercibidos hasta la resolución final. Como contrapunto, quedan dudas en el aire, historias que no se cierran porque el final se precipita en las páginas finales de manera un tanto abrupta.

Esta novela siembra en el lector las dudas desde el principio hasta el final. Nada es lo que parece y nadie es quien dice ser. 

“SOLO PODEMOS SALVARNOS A NOSOTROS MISMOS”

Lo mejor:

  • La tensión que invita a la especulación constante.
  • La forma de contar la historia del pasado a través de transcripciones de llamadas telefónicas, artículos de periódicos y entrevistas.
  • La pluma ligera y adictiva de la autora.

Lo peor:

  • El inicio puede ser confuso y quizás necesites unos capítulos para comprender el arranque de la historia. 
  • El final aunque sorprendente es demasiado abrupto.
  • Deja preguntas en el aire y tramas secundarias sin cerrar.

FotoReseña:

La chica de la tormenta, de Megan Miranda
La chica de la tormenta, de Megan Miranda
La chica de la tormenta, de Megan Miranda
La chica de la tormenta, de Megan Miranda
La chica de la tormenta, de Megan Miranda
La chica de la tormenta, de Megan Miranda
La chica de la tormenta, de Megan Miranda

Opinión

Megan Mirada ha vuelto a sorprenderme con un thriller psicológico adictivo, directo y sorprendente. Creo que es una novela perfecta para quienes se encuentran en un bloqueo lector y muy recomendable para quienes busquen una primera toma de contacto con el género. Más allá de la intriga propia de un thriller con una trama que invita a la especulación constante y a la búsqueda de la verdad, trata temas como los traumas, la pérdida, la traición, la supervivencia, el rencor o la resiliencia. Su lectura me deja una reflexión interesante: ¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar para encubrir nuestro pasado?

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en redes

19,091SeguidoresSeguir
12SeguidoresSeguir
3,804SeguidoresSeguir
- Advertisement -Saga Efecto Mariposa

Últimos artículos