Fuimos canciones, de Elísabet Benavent - Reseña

Ficha técnica

  • Título: Fuimos canciones
  • Autor: Elísabet Benavent
  • Género: Comedia romántica
  • Año de publicación: 2018
  • Editorial: Suma
  • Saga: 1/2
  • Número de páginas: 536
  • PVP: 16.90€
  • ISBN: 9788491291596

Gracias a Suma por este ejemplar.

Sinopsis:

Macarena es asistente de una influencer de moda.

Macarena disfruta la vida a sorbos e intenta ser feliz.

Macarena tiene dos amigas: Adriana y Jimena.

Macarena guarda un secreto que deletre a escondidas.

Ese secreto tiene tres letras: L-E-O.

Macarena no sabe que Leo está en Madrid.

Macarena teme, Macarena sueña, Macarena ama, Macarena vuela...

Y en este juego del destino intenta aceptar que LO QUE FUIMOS NO PUEDE SER LO QUE SEREMOS... ¿O QUIZÁ SÍ?

Opinión personal:

Hoy os traigo la Reseña de ‘Fuimos canciones’, un libro escrito por Elísabet Benavent, y publicado por la editorial Suma de letras.

En este libro conoceremos la historia de Leo y Macarena.

La felicidad era aquello. Aquella copa de cerveza helada que sostenía en la mano derecha y que cuando llegó a la mesa estaba tan fría que hizo que, al tacto, me dolieran las yemas de los dedos. Las patatas tirando a rancias cuyo exceso de aceite nos empeñábamos en limpiar con esas servilletas satinadas y rotuladas con un ‘Gracias por su visita’ tan poco efusivas. El plato de aceitunas que nos habíamos comido, como si lleváramos dos meses sin probar bocado, en el mismo momento en el que tocó la mesa y que yacía moribundo lleno de huesecitos mordisqueados. Lo dicho…, la gloria.

Macarena es una chica que trabaja para Pipa, una mujer adentrada en el mundo de la moda y que vive de las redes sociales.

Además, consume por completo la vida de Macarena, ya que es una persona insolente, descreída y despistada que no se preocupa más que de sí misma y de lo que la gente pueda pensar de ella, en su corazón solo hay lugar para el dinero y la moda.

Las únicas personas que consiguen sacarle una sonrisa a Maca son sus dos mejores amigas, Jimena y Adri. Pero claro tampoco se puede decir que estén muy cuerdas ya que, Jimena perdió a su novio cuando era joven y trata de buscarlo en cada uno de los lugares en los que se encuentra, hasta que, un día, en un estudio de tatuajes (al que asisten las tres para tatuarse juntas), Jimena conoce a Samuel, un masajista al que va a asistir sin pensárselo puesto que, según ella, es la viva imagen de su ex novio fallecido.

Adriana por otra parte está casada, pero tiene una gran crisis sexual, pues según ella, su marido es un dios del sexo, pero a ella no suele apetecerle de la misma manera, por lo que, decide regalarle por su aniversario un trío. Sí, sí, como lo habéis leído, hacer un trío con otra chica a la que se pone a buscar por internet.

Pero bueno a lo que íbamos, nuestra protagonista Maca vive por y para Pipa, hasta el momento del reencuentro con su amor del pasado, un chico que está como un tren, al que adoraba, su vecino de toda la vida, la persona a la que más oportunidades le ha dado, pero que, aun así, ha roto su corazón en pedacitos, Leo.

Y se lo encuentra ni más ni menos que con Raquel, una de sus amigas, una chica preciosa relacionada también con el mundo de la moda.

Desde ese momento, Maca se vuelve completamente loca, pues no entiende que hace él allí, y cómo ha conseguido adentrarse de nuevo en su vida. Además, si tenemos en cuenta que Maca tiene a Coque, un “novio” de pegatina, una persona que no se preocupa de ella tan solo para que le ayude a limpiar la casa y le caliente la cama, pero que, aun así, consigue que Maca esté en la palma de su mano, hasta que Leo aparece en escena.

Desde ese encuentro fortuito, sus vidas van a cambiar de nuevo, pues a pesar de que ambos saben que su relación no puede funcionar, el fuego que les consume cada vez que se ven es tan alentador que no dejan de arder.

No sé en qué momento la frustración de una polla dura obligada a abandonar su entusiasmo dio paso a cómo me sentía de verdad. Hacía rato que había vuelto a cruzar mi cabeza. Después de alardear para mis adentros de que todo estaba superado y olvidado… solo podía pensar en ELLA. En las tardes de verano, a principios de los años dos mil, cuando la miraba tendida al sol, junto a la piscina, con todo el disimulo del que era capaz. En la euforia que siguió a todos y cada uno de nuestros primeros besos. En sus labios siempre rojos. En sus pechos pequeños endureciéndose bajo la palma de mi mano. En todas las veces que, queriendo arreglarlo, lo rompí más.

¿Serán capaces de recuperar algo de lo que tenían? O, por el contrario, ¿serán solo amigos?

Bueno, pues ahora que ya os he contado un breve resumen del libro, os contaré lo que a mí me ha parecido.

Comienzo por la edición, que es de tapa blanda con solapas. En la edición podemos ver como un dibujo de una chica.

Las letras son de un tamaño normalito, la verdad, ni muy grandes ni muy pequeñas.

El libro está escrito en primera persona y esta narrado por ambos protagonistas, aunque, mayoritariamente por Maca. Esto, como os digo siempre es una gran ventaja, porque nos permite saber que tipo de emociones asolan a nuestros protagonistas de una manera más interna y personal.

La pluma de Elisabet es ágil y conmovedora, no es el primer libro que leo de ella y siempre me pasa lo mismo, me engancho a su manera de escribir tan imprevisible y absorbente que tengo que terminar el libro para quedarme tranquila. Creo que, el hecho de que el libro esté cargado de diálogo y no tanta narrativa también nos ayuda mucho a que sea más ameno.

Los personajes la verdad que están muy bien definidos, no solo tenemos a los dos protagonistas, sino que también conocemos la historia de las personas que giran a su alrededor, y me ha parecido muy interesante, porque la verdad que, las dos amigas de Macarena son una verdadera pasada, me he divertido muchísimo con sus charlas y sus historias, ya que, os aseguro que están completamente locas.

La trama del libro la verdad que es lo único que me ha fallado un poquito, ya que, no he sabido encontrar una historia concreta para Maca que no sea el tema de Leo. Es cierto que el libro se basa en su historia, tanto pasada como presente, pero me ha faltado un poquito más de vida propia por parte de Macarena.

‘Un dios’, ‘el tío más bueno que he visto nunca’, ‘el futuro padre de mi centenar de hijos imaginarios’, ‘mi próxima conquista’, ‘el dueño del nombre que gritaré cuando me corra durante el resto de mi vida’, ‘testosterona con piernas’… Había muchas posibilidades…
-… la viva imagen de Santiago si hubiera cumplido los treinta.
¿Ves? Esa no la esperaba.

Creo que lo que pretendía Elísabet al escribir este libro era encandilar al lector y hacernos disfrutar con sus divertidos diálogos y su manera tan natural de expresarse.

El final del libro se queda muy abierto y es bastante desconcertante, no me esperaba algo así, puesto que, ambos protagonistas tienen bastantes dudas, y no saben como llevar la relación en la que se introducen, ya sea como amigos, como pareja, o como lo que lleguen a ser algún día.

Lo mejor:

  • La lectura es muy rápida.
  • La manera de expresarse que tiene Macarena me encanta.
  • La historia es muy divertida.

Lo peor:

  • Pipa me ha parecido un personaje insoportable.
  • Me ha faltado más sentimiento.

FotoReseña

 

Fuimos canciones, de Elísabet Benavent - Reseña
Fuimos canciones, de Elísabet Benavent - Reseña
Fuimos canciones, de Elísabet Benavent - Reseña
Fuimos canciones, de Elísabet Benavent - Reseña
Fuimos canciones, de Elísabet Benavent - Reseña
Fuimos canciones, de Elísabet Benavent - Reseña
Fuimos canciones, de Elísabet Benavent - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

Libros que componen la saga

Fuimos canciones, de Elísabet Benavent - Reseña

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.