Crítica Serie de TV: Estoy vivo

Ficha técnica

  • Título: Estoy vivo
  • Comienzo: 2017
  • Duración media episodio: 70 minutos
  • Temporadas: 3ª en emisión.
  • País: España
  • Género: Drama, Thriller, Sobrenatural, Policiaco.
  • Productora: RTVE – Globomedia
  • Creador: Daniel Écija

Sinopsis

Un policía asesinado vuelve a la vida en el cuerpo de otro agente del cuerpo. Mientras se adapta a su nueva situación, deberá investigar a su asesino y ocultar su verdadera identidad al mismo tiempo.

Primeras impresiones:

Aviso:  Este artículo contiene SPOILERS, ha sido escrito tras ver los primeros episodios de la tercera temporada.

Normalmente me gusta finalizar una serie antes de ponerme con el artículo, mucho más si se trata de una tercera temporada. Pero, es que resulta que en el primer capítulo de esta nueva entrega nos encontramos con un giro en el guion que nos dejará completamente en shock.

Recordemos que ‘Estoy vivo’ brilla por su capacidad de englobar muchos géneros de forma sutil y enganchando al espectador a la pantalla. Podemos decir pues que nos encontramos con una serie policiaca, con tintes de humor, sobrenaturales y de romance que hará las delicias de cualquiera que se atreva a darle una oportunidad.

Al comenzar con esta tercera temporada, vemos como nuestros personajes son realmente felices. Han conseguido superar los obstáculos y peligros que los acechaban y, al fin, pueden respirar y sonreír en paz. Claro que, eso no es algo que entusiasme a la Pasarela, por lo que tras unos minutos de calma nos encontramos con un giro brutal que destrozará a Márquez y Yago (más conocido como el Enlace).

La serie arranca con un extraño y provocado accidente de tráfico que se cobra las vidas de Laura, Susana y Bea —admito que a punto estuve de apagar la serie—. Este golpe descoloca a los personajes tanto como a los espectadores que no comprenden la razón para eliminar de la ecuación a tres de los personajes más esenciales de la trama.

Pero, la Pasarela tiene su plan, como siempre, y con un montón de frases carentes de sentido y despertando otro montón de incógnitas, nos encontramos con una trama elaborada y bien tejida a la que debemos dar una oportunidad por más que nos cueste.

Debemos tener en cuenta, que la ficción de Estoy Vivo no suele dar puntada sin dedal. Sabe perfectamente lo que se hace y los personajes que nos deja en pantalla conseguirán mantener ese pequeño halo de esperanza que nos impedirá tirar la toalla.

Las nuevas caras que se unen llegan con fuerza. Aitana Sánchez-Gijón se posiciona como la nueva comisaria con una interpretación brutal, Jan Cornet esconde demasiados secretos como para pasar desapercibido y Laia Manzanares nos aporta ese toque de villana intocable que demostrará que no todo es lo que parece.

¿Echamos de menos al reparto original? Sí. En mi caso es un cambio demasiado brusco que sentí que hacía mella durante los dos primeros episodios. La trama se centraba en buscar los nuevos trajes donde Laura, Susana y Bea habían vuelto a la vida. Unos trajes que por consiguiente nos dejaban a otros actores que no conseguían llenar su ausencia. Sin embargo, tras finalizar el tercer y cuarto episodio he comprendido que hay mucho más por descubrir, que la serie no ha finalizado y que la producción controla cada pequeño detalle para sorprendernos y no dejar a nadie indiferente.

El debate está abierto, ¿cuál creéis que es el gran secreto que se posicionará como motor principal de esta tercera temporada?

Tráiler:

Reparto principal

Crítica Serie de TV: Estoy vivo
Crítica Serie de TV: Estoy vivo
Crítica Serie de TV: Estoy vivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.