Blackwood – Crítica de cine
5 (100%) 1 vote
Crítica de cine: Blackwood

Ficha técnica:

  • Título: Blackwood
  • Año: 2018
  • Director: Rodrigo Cortés
  • Duración: 96min
  • Género:  Thriller, terror, juvenil
  • Guión: Mike Goldbach, Chris Sparling
  • Basada en la novela de: Lois Duncan
  • Banda sonora: Víctor Reyes
  • Productora: Coproducción Estados Unidos-España; Fickle Fish Films - Nostromo Pictures - Temple Hill Entertainment.
  • Distribuida por: Lionsgate

Sinopsis de la película:

Cinco chicas problemáticas se ven obligadas a acogerse a un programa experimental de enseñanza, impartido por la enigmática Madame Duret (Uma Thurman) en el internado Blackwood. Pronto empiezan a mostrar talentos singulares que no sabían que poseían, y a tener extraños sueños, visiones y lagunas de memoria. Cuando la frontera entre realidad y sueño comienza a hacerse demasiado difusa, todas comprenden al fin el motivo por el que han sido llamadas a Blackwood. Aunque puede que ya sea tarde...

Opinión personal:

El nuevo film de Rodrigo Cortés nos presenta una ambientación gótica y realmente cuidada para plantearnos una cuestión elemental.

Partiendo de la base de que la película está basada en la novela de 1976 de Lois Duncan, la adaptación es más que aceptable. De hecho, me atrevería a decir que mejora en algunos aspectos. Para los que no lo conozcáis, os dejo la reseña del libro por —aquí—.

Está claro que esta película ha levantado tanta expectación como decepción entre los seguidores del director gallego. Sin embargo, creo que cumple y, aunque no pasará a convertirse en uno de sus trabajos más destacados, Blackwood se hace amena y entretenida durante cada uno de sus minutos.

La historia nos presenta a Kit, nuestra protagonista, quien es llevada a una especie de internado a las afueras como última oportunidad para corregir su rebeldía. La institución está dirigida por Madame Duret, una peculiar y enigmática mujer dispuesta a sacar el máximo potencial a sus alumnas.

El imponente edificio está cuidado al detalle. Madam Duret se asegura de que sus alumnas tengan todo lo necesario y que disfruten de ese idílico lugar. Sin embargo, comenzarán a escuchar voces en la oscuridad, a ver sombras que parecen cobrar vida y, lo peor de todo, que afectarán directamente a las alumnas de Blackwood.

La atmósfera tiene un tono gótico que encaja a la perfección con la historia. La ambientación es exquisita, además que se recrea de la misma forma en la que la imaginaba cuando leía la novela. Los inmensos pasillos, las decenas de puertas y amplios espacios dan lugar a que el espectador se fije a conciencia en busca de esos elementos sobrenaturales que den sentido a la trama.

Al igual que con la novela, la historia se ha actualizado también en la película para adaptarla a las tecnologías actuales. En el libro original no se hacía mención a los teléfonos móviles, internet… Pero, además, Rodrigo Cortés apuesta por mostrar más espacios de los que aparecen en la novela.

No nos encontramos frente a una película de terror. No obstante, encontramos unas pinceladas bastante siniestras y algún que otro susto capaz de hacernos dar un salto del sofá. Recuerdo que en la novela se hacía principal hincapié en la distinción entre el sueño y la vigilia. Sin embargo, en la adaptación este concepto pasa a ser algo más difuso. Seremos testigos de cómo esa espeluznante mansión tiene una historia que contar y recorreremos los oscuros pasillos para comprender el tema principal del que se habla: el arte perdido.

El reparto que da vida a los personajes se adapta correctamente, aunque destacaría la interpretación de AnnaSophia Robb, quien se amolda al papel de la protagonista como si de un guante se tratara. En el caso de la conocida Uma Thrurman, no sentí que su papel se exprimiese al completo, aunque tenemos que admitir que su mera presencia nos llena de intriga y desconcierto.

Con el resto de los actores tuve la sensación de que les faltaba algo de chispayprofundidad, sobre todo a los profesores, quienes pasan por el film sin pena ni gloria. Si os soy sincera, apenas los recuerdo y vi la película hace apenas unos días. Este es uno de los peros que encontré en la novela.

De la trama no puedo deciros mucho más sin caer presa del odiado spoiler, aunque sí que puedo confirmar que el director consigue sumirnos en una historia que, cerca de pecar de varios clichés, cuenta con un trasfondo original que me eclipsó desde el primer momento.

Eso sí, contamos con un final diferente que permite que Rodrigo Cortés se apunte un tanto más. En la novela ese fue el punto más débil que encontré. Fue precipitado, escueto y te deja con un sin sabor en la boca al no terminar de comprender por completo lo ocurrido. La adaptación lo amplía e intenta rellenar alguna que otra laguna, aunque, desgraciadamente sigue sin ser suficiente y nos deja una conclusión donde las dudas vuelven a quedarse flotando por el aire.

Lo mejor:

  • Magnífica ambientación.
  • Buen trato de la historia original superándola en algunas ocasiones.

Lo peor:

  • Los actores secundarios están faltos de profundidad.
  • El final, aunque mejora, no termina de brillar a la altura de la historia.

Reparto principal:

Crítica de cine: Blackwood

AnnaSophia Robb

Personaje: Katherine
 
Crítica de cine: Blackwood

Uma Thurman

Personaje: Madame Duret
Crítica de cine: Blackwood

Victoria Moroles

Personaje: Veronica

Crítica de cine: Blackwood

Isabelle Fuhrman

Personaje: Izzy
Crítica de cine: Blackwood

Noah Silver

Personaje: Jules
 
Crítica de cine: Blackwood
Taylor Russell
 
Personaje: Ashley
Crítica de cine: Blackwood
Rosie Day
 
Personaje: Sierra

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.