La vida de Allie se viene abajo en el momento en que su hermano Christopher desaparece misteriosamente. Los hermanos estaban muy unidos, tanto que una vez que él desapareció ella perdió completamente el rumbo, no paraba de meterse en problemas e incluso llegaba a lastimarse a sí misma. Tanta era la rebeldía que Allie tomó, que sus padres se vieron obligados a mandarla a  un internado, justo cuando comenzaban las vacaciones de verano, pensando que esa sería la única oportunidad de volver a conseguir que su hija recuperara el rumbo indicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.