Cuando una historia es buena, hay que difundirla, hay que darla a conocer. Y no solamente porque nos puede gustar o entretener, sino porque detrás de eso, nos puede ayudar y enseñar. Desde el primer libro que leí de Sylvia, tengo que reconocer que caí presas de su pluma y su ingenio, pero posiblemente, este sea uno de los libros que más hondo ha llegado a mi corazón.

Sé a ciencia cierta que este premio, ha sido más que merecido, y que seguirás creciendo como autora, y como persona. 

Entrevista Sylvia Marx

Todo el mundo esconde secretos, pero algunos pueden acabar contigo.

Sara Bernal parece la típica universitaria de diecinueve años, pero lleva una doble vida: cuenta con una legión de seguidores en las redes sociales gracias al éxito de sus cómics y mantiene una relación en secreto con Ángel, un famoso youtuber que jamás enseña su rostro en internet.

Cuando un día Ángel la deja sin ningún tipo de explicación, Sara decide revelar su verdadera identidad. Pero su exnovio está dispuesto a todo para silenciarla.

¿Conseguirá Sara que la verdad salga a la luz?

1. ¡Hola Sylvia! Primeramente, quería darte las gracias por acceder a realizar la entrevista con nosotras, y darte la enhorabuena por que ‘No soy un ángel’ ha sido finalista del Premio Oz. Y, después de leerlo, sinceramente, ha sido bastante merecido. En primer lugar, me gustaría conocer algo sobre ti.

¿De donde nace el nombre de Sylvia Marx? Antes de publicar mi primera novela, firmaba con ese pseudónimo mis monólogos de humor.  Mi primer apellido es Martín, y lo tomé del mayor genio de la comedia de todos los tiempos, el más ocurrente. Por supuesto, hablo de Groucho Marx.                                                                                     

 ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? Te respondo con otra pregunta: ¿Qué es el “tiempo libre”?Jajajaja…  Aparte de resolver quejas, denuncias y reclamaciones como Técnico de consumo y asesora en temas legales (mi trabajo asalariado), escribo novela y guiones para teatro, soy profesora y coach de Teatro, en casa ejerzo de madre (no de esposa, afortunadamente) y en mis ratos libres… hago yoga, medito, observo el comportamiento humano y me gusta escuchar, para aprender.

2. “No soy un ángel” es un libro maravilloso que trata de algo que hoy está muy presente, que no es más ni menos que las redes sociales y todo lo que eso conlleva.

¿Qué te llevó a escribir sobre esto?La observación y el asombro ante la realidad que vivimos varias generaciones, el choque que provoca entre docentes, padres e hijos adolescentes, la exigencia y compromiso de ser “alguien”, de tener influencia en las redes que viven tantos jóvenes y las repercusiones de todo ese mundo mezcla de realidad y postureo.

¿Crees que hoy en día, las redes sociales pueden suponer un peligro para ciertas personas “famosas”? ¿Y no tan famosas? No es que yo lo crea, es un hecho. Las personas famosas o que tienen cierta influencia están en el ojo del huracán constantemente. Cada opinión es criticable, e incluso sacada de contexto. Hay que tener cuidado con extrapolar las palabras, porque se puede hacer mucho daño. Estamos viviendo en un momento de incertidumbre, de tanta  inmediatez que produce vértigo. Cada acontecimiento se solapa con otro nuevo y se mueve a la velocidad de la pólvora. Si alguien lanza un fake, algo morboso, algo suculento, se retwittea como si acercases la llama de una cerilla a un reguero de pólvora.  El ciber acoso, la difamación en las redes es la violencia más barata, rápida y agresiva en nuestros días.

3. Es cierto que, tu último libro, a parte de tratar cosas de las que hemos hablado con anterioridad, también está plagado de misterios y un amor un tanto “tóxico”.

¿Qué  piensas acerca de la relación que tiene Ángel con nuestra protagonista? Tú lo has dicho: un amor tóxico. Abrid los ojos y alejaos de  chic@s que actúan con un antifaz, que llevan una máscara, que se les adivina una doble intención, que mienten, que te humillan o te amenazan. No os lo merecéis, por muy influencer o popular que sea. Esto es lo que he querido reflejar en Ángel, independientemente de que su vida no haya sido un camino de rosas. No es excusa, no la hay.

¿Ha sido complicado para ti escribir algo así? Supongo que para todo hay un momento y en la madurez, desde la observación como persona adulta, me ha resultado más fácil verlo claro pero a la vez más difícil reflejarlo en personas adolescentes o jóvenes. En cualquier caso, tener hijos de esa edad me ha ayudado, desde luego.

4. Si tuvieras que decir una cosa buena y una cosa mala sobre ser escritora, ¿cuáles serían? Sin duda, lo que me hace disfrutar es el proceso creativo y los encuentros con las/los lectores, sus mensajes, el apoyo,…  y lo peor (también sin duda) es la letra pequeña, lo que hay detrás de todo este mundillo, el esfuerzo de marketing, de posicionar el libro en un momento de tremenda oferta literaria. A los lectores y blogueros se les acumulan los libros, deben leer a toda prisa… nos perdemos el gusto por paladear la lectura y dedicar tiempo a pensar en el mensaje , el poso que deja una buena historia.

5. Hay muchísimas personas que escriben, ya sea narrativa de diferentes géneros o poseía, pero… a veces es complicado hacer públicos nuestros escritos, por miedo, vergüenza, o por mil motivos diferentes.

¿Qué te gustaría decirle a estas personas? Solo si persisten, se darán cuenta de que su vocación es ser escritor o si solo ha sido un experimento. Independientemente de la publicación, del éxito. Ahora tenéis acceso a publicar, antes no lo teníamos.

¿Podrías darles algún consejo? La humildad. Y que escriban y rompan muchos folios después de haber leído a grandes escritores con más trayectoria. Después, la humildad, otra vez.  Y cuando piensen que eso que escriben al principio es una “mierda” entonces empezarán a tener criterio y… humildad. Que se formen, que se den cuenta de lo poco que saben, que se apasionen por el lenguaje, que aprendan si quieren llegar lejos. La buena noticia es que tienen toda la vida por delante ;).

¿Ha sido este tu caso con alguno de tus libros?, porque sé que, hay uno especialmente, que es muy importante para ti. Sí, por supuesto. Siempre hay algún libro, alguna historia que te toca el corazón de una manera especial. Cuando todo fluye, sabes que es el camino correcto. Cuando un personaje como Mili o como Julia (Julieta) influye y toca la fibra de tanta gente… es por algo.

6. ¿Cómo fue para ti la experiencia de publicar tu primer libro? Fue para mí increíble, nuncaimaginé que una editorial se interesaría por Mili ¡milagro!, y cuando los lectores me dieron el premio Autora Revelación fue como un sueño.

¿Quién fue la persona que más te ayudó a llevarlo a cabo? La idea de publicar me la dio mi hija, es curioso. Pero recuerdo que una autora de novela romántica conocida  leyó el manuscrito y me dijo: “Esta novela es muy buena, la tienes que publicar” Ese fue el empujón que necesitaba para dar el paso y enviarla. En poco tiempo, la editorial me dio el “Sí”

7. ¿Qué es para ti lo más gratificante de ser escritora? Escribir, imaginar, todo el proceso creativo, por supuesto, pero también tener lectores que compartan sus impresiones. En Teatro, hacer real un guion en un escenario, eso es… ¡mágico!

8. ¿Cuál es la escena de “No soy un ángel” que fue más complicada de escribir? ¿Y la que más te gusta? No puedo decirlo para no hacer spoiler, pero me entenderéis si digo “ese momento clave en el que da un giro la historia…” Curiosamente, también es en esa segunda parte cuando más a gusto escribí, pese a toda la tensión lógica de la trama.

9. ¿Cuál era tu propósito principal al escribir este libro? Además de que el lector disfrute, crear tensión, que empatice con los personajes, que viva la historia, poner a los jóvenes en la piel de Sara y mostrar una realidad que puede ocurrir. Os dejo un claro mensaje: Siempre hay que dejar marchar situaciones y personas tóxicas antes de que acaben con nosotros.

10. Por último, pero no menos importante, nos gustaría que nos contases algo acerca del futuro… ¿Tienes algo nuevo entre manos? Además de otra novela “Top Secret”, por supuesto, ya que me pregunta todo el mundo… está en camino la segunda parte de “No soy un ángel”, y será de… infarto. Más emoción, más misterio, caras nuevas, y por supuesto… ¡un Angel!

Mil gracias por esta historia y por la oportunidad de tener unas palabras contigo, Sylvia, ¡ha sido un verdadero placer!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.