Descubriendo a Paul Thomas Anderson

Descubriendo a Paul Thomas Anderson
Vota este arículo

Descubriendo a Paul Thomas Anderson

Fue señalado talentoso, niño prodigio, uno de los “supremos talentos de hoy en día”. El director californiano debutó en 1996 con apenas 26 años y dejó con la boca abierta al estrenar, en los siguientes dos años, “Boogie Nights” y “Magnolia”. Este sábado nos adentramos en su filmografía para conocer a P.T. Anderson más a fondo.

Sydney (Hard Eight) (1996):

Es el primer largo de Anderson, con guión propio y las actuaciones de gente como Samuel L. Jackson, Philip Seymour Hoffman o Gwyneth Paltrow. Algunos de ellos han repetido en las siguientes producciones del director...

La historia nos lleva a conocer a un apostador sexagenario en el encuentro con un joven que está intentando conseguir el dinero suficiente para pagar el entierro de su madre. Sin ser una gran película, sí que se la puede considerar como un gran debut para un director novel.

Boogie Nights (1997):

La segunda película del director se adentra en la industria pornográfica de finales de los años 70 desde el punto de vista de una de las estrellas. Conoceremos su introducción en esta industria, su ascenso y su caída final tras el exceso.

P.T. Anderson consiguió sus primeros reconocimientos con “Boogie Nights”, logrando ser nominado al Premio al Mejor Guión Original de los premios Oscar de 1998. La productora New Line le puso dos condiciones: que no costara más de 15 millones de dólares y que fuera catalogada como “R” (no recomendada a menores de 21 años).

Magnolia (1999):

Las críticas tan favorables que recibió ”Boogie Nights” hizo que New Line confiara en Anderson para producir su tercera película, “Magnolia”. Y el director no defraudó. Nos encontramos en esta película la historia de varios personajes en un día normal en el Valle de San Fernando (California). Aparentemente sus historias son inconexas.

Los temas de los que se nutre la película son la culpa, los remordimientos, la soledad o la resignación. Las historias que nos presentan poco a poco se van entretejiendo de forma muy interesante. El propio director ha reconocido a la hora de hacer la película le influyó notablemente el film “Ciudad de ángeles”, de Altman. Tras este trabajo, a Paul se le conoce como el “niño prodigio” (la dirigió con apenas 29 años).

Pozos de ambición (2007):

La primera película de Anderson que llegó al gran público nos lleva al estrellato del petróleo en la frontera de California a comienzos del siglo XX. Está basada en el libro “Oil!” escrito por Upton Sinclair en 1927.

Paul se documentó muy bien con fotografías, periódicos de la época y acudiendo a numerosos museos de California. El trabajo no fue en balde, pues logró la nominación a 8 premios Oscar. Entre las nominaciones se encontraban las categorías de Mejor Película, Mejor Director o Mejor Guión Adaptado. Finalmente la película solo consiguió dos: Mejor Fotografía y Mejor Actor para Daniel Day-Lewis..

Puro Vicio (Inherent Vice) (2014):

Es la película más reciente de Paul Thomas Anderson, adaptada de una obra de Thomas Pynchon (novelista estadounidense de narrativa compleja y laberíntica). Durante la trama, el investigador privado Larry “Doc” investigará la desaparición del novio de su actual ex-novia.

La película tuvo una recepción bastante buena y la consideraron “fascinante”. Sin embargo, dentro de esos calificativos también aparecen los de “densa” y “confusa”. El guión recibió nominación en los Premios Oscar, pero no logró hacerse con él.

¿Qué te ha parecido este cineasta? Te animo a que vayas, poco a poco, descubriendo sus películas; seguro que no te defrauda. ¡Nos leemos!

Autor: Javier

 

Autor : Velacris

"Las normas sobre lo posible y lo imposible en el arte fueron dictadas por individuos que no intentaron rebasar los limites de lo posible." Neil Gaiman

Comparte este artículo en