Aladdín - Crítica de cine

Ficha técnica:

  • Título: Aladdín
  • Año: 2019
  • Director: Guy Ritchie
  • Duración: 128min
  • Género: Fantasía
  • Guión: John August, Guy Ritchie (Remake: Ron Clements, Ted Elliott, John Musker, Terry Rossio)
  • Banda sonora: Alan Menken
  • Productora: Walt Disney Pictures, Lin Pictures, Marc Platt Productions

Sinopsis de la película:

Aladdin es un ladronzuelo que se enamora de la hija del Sultán, la princesa Jasmine. Para poder conquistarla aceptará un desafío de Jafar. Aladdín tendrá que entrar en una cueva en mitad del desierto y conseguir una lámpara mágica que contiene al Genio que será el encargado de concederle todos sus deseos.

Opinión personal:

¿No hay un Genio tan genial? Will Smith eclipsa la pantalla ganándose al público en una adaptación que nos robará el corazón y más de una carcajada.

La historia de Aladino y la lámpara maravillosa es uno de los relatos que recoge el famoso libro de la cultura oriental: Las mil y una noches. Disney decidió adentrarse en el mundo regalándonos en 1992 una película animada que se nos coló en el corazón y que este año ha decidido volver a relanzar en un Live A ction que no ha dejado indiferente a nadie. Hay muchos puntos a tratar sobre la película, así que vamos a hacerlo por partes.

Para comenzar recordemos el argumento del film original al cual han guardado mucha fidelidad:Aladdín es un joven pobre que vive en la calle acompañado de su inseparable amigo Abú, un mono adorable, y que se ve obligado a robar para poder comer. Un buen día aparece una inocente joven por las calles que intenta ayudar a unos niños que tienen hambre cogiendo, sin permiso, comida de uno de los puestos ambulantes. Aladdín salvará a la chica de que la encierren por ladrona e irremediablemente se enamorará de ella, lo que no podía sospechar es de esa joven fuese la princesa de Agrabah: Jasmine.

Apenado por su amor imposible, se deja engañar por Jafar, el visir de la ciudad de Agrabah cuyo objetivo es derrocar al sultán, quien lo insta a que entre en la Cueva de las Maravillas. Esa cueva está repleta de oro y joyas, pero las órdenes de Jafar eran muy claras: no toques nada, excepto la lámpara. Cuando la situación se tuerce y Aladdín queda encerrado en esa cueva, descubre que la lámpara no es un simple objeto, pues en su interior habita un Genio dispuesto a cumplir tres deseos a aquel que haya frotado la lámpara. Así será como nuestro protagonista se convierta en un príncipe que solo ansía el amor de la princesa Jasmine.

Lo primero a destacar es el reparto que da vida a cada uno de los personajes. El hecho de encontrarme a Will Smith en el papel de mítico Genio me despertaba tanta expectación como inseguridad. Will Smith es uno de mis actores favoritos y os confieso que tenía miedo de verlo en el papel del grandísimo e inigualable Robin Williams. Sin embargo, el actor vuelve a ganarse al público con su innegable carisma, dándole un toque original, divertido y comiéndose la pantalla en cada una de sus escenas. Sencillamente espectacular.

Para la pareja de Aladdín y Jasmine, nos encontramos a Mena Massoud y Naomi Scott respectivamente, quienes a mi gusto consiguen captar la esencia y hacernos vivir momentos cargados de magia, humor y amor. Tenía mis dudas, pues no conocía a los actores de ninguna otra película, pero terminaron por conquistarme con su química y su capacidad de amoldarse a los personajes dándoles a los espectadores justo lo que buscan.

Quizás los que peor parados han salido son los siguientes: Marwan Kenzari, quien da vida al temible Jafar, no consigue trasmitir ese toque repulsivo que tenía en villano del film original. Es cierto que su actuación es correcta, muestra ambición, recelos y maldad, pero en mi caso no terminé de ver su esencia. Admito que tampoco ayudaba el doblaje castellano que eligieron para el actor.

Iago(cuya voz es interpretada por Alan Tudyk) y el Sultán, a quien da vida Billy Magnussen, pierden un poco de magia. Recordemos que en el film de 1992 nos daba ganas de espachurrar a ese loro cada vez que salía en pantalla, en este caso solo le vemos una fidelidad absoluta al villano de la historia, pero no aporta mucho más (eché en falta el momento “galletas” xD). Con respecto al sultán, pierde algo de su carácter bonachón al que nos tenía acostumbrados, parece ser que a la producción este personaje no le interesaba especialmente.

Recordemos que la versión animada cuenta con unos 90 minutos de duración y este Live Action supera las 2 horas, por lo que podemos prever que encontraremos escenas adicionales que añadan cosas nuevas. Así es, en especial se amplían las historias del Genio, a quien podemos humanizar mucho más, y de Jasmine, quien se adapta mejor a la actualidad buscando ese tema tan actual donde la mujer reivindica su valía y expone mejor sus razones de no querer casarse con el primer príncipe que toque a su puerta.

Además, la ampliación de minutos nos da lugar a la introducción o ampliación de nuevos personajes que, pese a no ser estrictamente necesarios, aportan algo de color y concordancia a la trama como son Dalia, la inseparable doncella de la princesa, o el conocido como Razoul que ahora pasa a llamarse Hakim, el fiel capitán de la Guardia. 

Los números musicales nos vuelven a trasladar a 1992 con unas letras que todos conocemos y hemos cantado en infinidad de ocasiones. Temas como ‘Un mundo ideal’ me puso los pelos de punta, ‘Príncipe Alí’ consigue transmitir toda la locura generada por el Genio hasta hacernos saltar de la butaca. Otras como ‘El rey toreando a los guardias’ falla en algunas ocasiones puesto que no se ve esa relación tan directa entre letra y acción. Por otro lado, nos encontramos con alguna canción nueva como ‘No callaré’ que otorga a la princesa Jasmine toda la fuerza que le han pretendido inyectar en este remake. En general, y personalmente, he quedado encantada con el apartado musical.

Una pequeña mención a alguna que otra coreografía añadida con gran acierto y un trabajo más que bien ejecutado. La producción de la película es magnífica, colores, brillos, sonidos, vestuario, escenografía, fotografía… Todo nos envuelve los sentidos y consigue sumergirnos en la trama de forma casi mágica.

Por último, me gustaría deciros que si asistís al cine no vayáis con el pensamiento de que este film pretende reemplazar al original. Nada está más lejos de ser cierto. Cada una cuenta con su chispa y, personalmente, yo he disfrutado este remake como una enana y no desde que la vi no puedo dejar de escuchar las canciones que la acompañan o de reír cada vez que recuerdo al carismático Will Smith y eso no quiere decir que haya olvidado a Robin Williams, pues el Genio animado es y será siempre parte de él.

Lo mejor:

  • Los actores, destacando a Will Smith.
  • Los números musicales.
  • La ampliación de algunos personajes.

Lo peor:

  • No han conseguido mostrar el rechazo que producía el Jafar original.

Reparto principal:

Aladdín - Crítica de cine

Will Smith

Personaje: Genio
Aladdín - Crítica de cine

Mena Massoud

Personaje: Aladdín
Aladdín - Crítica de cine

Naomi Scott

Personaje: Jasmine
Aladdín - Crítica de cine

Marwan Kenzari

Personaje: Jafar
Reseña
Aladdín
Artículo anteriorThe black list, 2 temporada – Crítica de serie
Artículo siguienteWhite Teeth – Crítica de serie
"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.