La chica del tren, de Paula Hawkins – Reseña

La chica del tren, de Paula Hawkins – Reseña
5 (100%) 1 vote
La chica del tren - Paula Hawkins - portada

Ficha técnica

  • Título: La chica del tren
  • Autor: Paula Hawkins
  • Género: Thriller
  • Año de publicación: 2015
  • Editorial: Planeta
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 496
  • PVP: 19,50€
  • ISBN: 9788408141471

Gracias a Planeta, por este ejemplar.

Sinopsis

Disculpa la interrupción pero ¿te gusta leer y aún no tienes un Kindle? Aquí te dejo los detalles y el precio, yo no se vivir sin él.

¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso?
Rachel, sí

Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas… y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?
Tú no la conoces. Ella a ti, sí.

Opinión personal

 

Como habréis podido observar entre mis reseñas adoro este género. La chica del tren, de Paula Hawkins, es una novela que tenía pendiente y que por fin he conseguido leer. Ha sido una auténtica delicia pasearme por sus páginas, pues la autora tiene un estilo muy marcado, pero lo que más me ha llamado la atención ha sido el mensaje que guarda en su interior: Nadie, absolutamente nadie tiene una vida perfecta por más que lo aparente. No olvidemos que las apariencias engañan.

La historia nos presenta a Rachel, nuestra protagonista. Esta chica está pasando por una época muy difícil: su matrimonio fracasó, la echaron del trabajo, vive en casa de una amiga a la que apenas conoce y se pasa el día bebiendo y fingiendo que acude al trabajo. Rachel monta cada día a la misma hora en un tren que la lleva a Londres. Conoce el trayecto de memoria, incluso sabe cuándo los semáforos harán que el tren se detenga dejándole a la vista una preciosa casa donde vive un matrimonio al que ella considera perfecto. No conoce a esa pareja, pero les ha puesto nombre y ve en ellos toda la felicidad que ella perdió.

Pero entonces pienso que a veces sucede, ¿no? Alguien con quien tienes un pasado no te deja estar y, por más que lo intentes, no consigues desembarazarte de esa persona y liberarte de ella. Puede que, al cabo de un tiempo, simplemente dejes de intentarlo.

Los problemas surgen cuando la chica idílica de la preciosa casa desaparece. Rachel cree que su testimonio puede ser crucial en la historia, lo que no sabe es que su credibilidad está por los suelos y lo único a lo que puede aspirar es a meterse en una encrucijada de la que le será muy difícil escapar.

Como os mencioné al inicio, me encantó el mensaje que envía la autora en esta novela. Tendemos a envidiar la vida de los demás, a creer que todos son felices y que únicamente las malas rachas nos rodean a nosotros, pero no. Cada familia es un mundo, cada mente un universo y por más que creas conocer a una persona, nunca terminas de hacerlo.

Los personajes de esta historia son totalmente realistas. Ver la historia a través de sus ojos nos da una visión completa del cuadro, pero no por ello deja de ser un auténtico rompecabezas. Deberás ir encajando las piezas poco a poco y, aun así, muchas de ellas no encajarán en el sitio que parece.

—Está bien —digo—. Es sólo que yo lo recuerdo de otro modo… Tom, cuando me viste, ¿estaba herida? ¿Estaba…? ¿Tenía un corte en la cabeza?

Otro sonoro suspiro.

—Me sorprende que puedas recordar algo, Rachel. Estabas completamente borracha. Asquerosa y apestosamente borracha. Incapaz de mantenerte en pie. —Al oírlo pronunciar esas palabras se me comienza a hacer un nudo en la garganta. Le había oído decir ese tipo de cosas antes, en nuestros peores días, cuando él ya no podía más de mí.

Tenemos a Rachel, nuestra protagonista. Una mujer que cree haber caído en un pozo sin salida y que solo encuentra consuelo bajo el alcohol. La visión que nos da es pesimista, pero de algún sitio consigue sacar fuerzas para involucrarse en una investigación en la que no tiene absolutamente nada que ver y que la ayuda a seguir adelante con su vida. Este personaje puede llegar a ser muy confuso, pues muchas de sus escenas las pasa bajo los efectos del alcohol y no es capaz de recordar qué pasó o qué hizo, el caso que este ha sido uno de los puntos más criticados por los lectores y en cambio a mi es uno de los que más me han gustado, pues ver la confusión en el personaje e ir aclarando todo poco a poco ha sido uno de los motivos principales por los que me enganché.

Por otro lado, tenemos a Ana y Megan. Estas dos chicas también serán narradoras en la historia y su a pesar de que todas tienen un carácter y una forma de ver la vida totalmente diferente, hay un punto que las une. Ese punto será el que tendrán que averiguar en un final totalmente sorprendente.

La pluma de Paula Hawkins es muy especial. Irá alternando capítulos en diferentes secuencias de tiempo, veremos sucesos del presente y otros del pasado. Además, cada uno de los capítulos contará con una de las tres narradoras: Rachel, Megan y Ana. Los capítulos suelen ir diferenciados en “Mañana” y “Tarde” y contar con los diferentes horarios de tren que coge Rachel cada día. Los sucesos ocurren con un ritmo constante que no da tregua, no sentirás necesidad de dejar descansar la historia, al contrario, necesitarás llegar a la conclusión final cuanto antes y, os aseguro, que no os dejará indiferentes.

¿Quién dice que no terminaré sintiéndome exactamente como me siento ahora, no a salvo sino asfixiada? Puede que entonces quiera huir otra vez, y luego otra vez, hasta terminar al fin de vuelta de nuevo a esa vieja vía de tren porque ya no tendré ningún otro lugar al que ir.

En conclusión, La chica del tren nos sumerge en un thriller muy especial donde podremos ver que no todo lo que reluce es oro. Con una protagonista muy peculiar nos pasearemos por sus páginas sin entender muy bien a dónde tenemos que ir, pero con una alta dosis de adicción pues, en el momento en el que una chica desaparece nos subiremos a un tren lleno de giros y suspense hasta alcanzar un sorprendente final.

Lo mejor:

  • Los personajes.
  • Los giros.
  • El final.

Lo peor:

  • Tienes que fijarte bien en las fechas para evitar confusiones.

FotoReseña

La chica del tren, de Paula Hawkins - Reseña
La chica del tren, de Paula Hawkins - Reseña
La chica del tren, de Paula Hawkins - Reseña
La chica del tren, de Paula Hawkins - Reseña
La chica del tren, de Paula Hawkins - Reseña
La chica del tren, de Paula Hawkins - Reseña
La chica del tren, de Paula Hawkins - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

4,5/5 Puntos

4-5 puntos

Imagen de perfil de Duna

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas