Igual te echo de menos que de más, Olga Salar – Reseña

Igual te echo de menos que de más, Olga Salar – Reseña
5 (100%) 1 vote
Igual te echo de menos que de más, Olga Salar - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: Igual te echo de menos que de más
  • Autor: Olga Salar
  • Género: Romántico
  • Año de publicación: 2016
  • Editorial: Los libros del cristal
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 240
  • PVP: 15,90 €
  • ISBN: 9788415611301

Gracias a Los libros del cristal, por este ejemplar.

Sinopsis

Cuando Olimpia se da de bruces con su pasado, presiente que sus problemas no han hecho más que empezar. Allí estaba él, mirándola fijamente con sus ojos negros, sin previo aviso y más atractivo todavía de lo que recordaba. Y Olimpia que creía que lo había superado... Como ella es una optometrista de lo más profesional, está dispuesta a probarse todas y cada una de las lentes correctoras que ha ido acumulando a lo largo de los años: las de los “sueños rotos”, las de la “venganza”, las de la “solitaria estabilidad” y las de “la ilusión”. Pero no se decide a probar esas que llevan por marca Dale Otra Oportunidad. Menos mal que en esta montaña rusa que es la vida estará acompañada por sus estupendos jefes, Gerardo y Arturo, parientes de “su pasado”, su inseparable amiga Lola, quien sufre el ataque de las malditas hormonas, y su hermano Nico, un Dj enemigo de la pena que está deseando poner ritmo a la banda sonora de su futuro. En Igual te echo de menos que de más palparás lo vivo que permanece el pasado en ese lugar que llamamos “recuerdo”, y cómo somos capaces de distorsionar su reflejo con el transcurso de los daños y la colaboración imprescindible de un corazón recompuesto con celo de color rosa.

Opinión personal

 

Igual te echo de menos que de más es el nuevo trabajo de Olga Salar, una novela fresca y divertida con unos personajes adorables e irónicos. Una historia que nos recuerda que el amor y el destino muchas veces juegan en la misma liga, pues cuando un amor está destinado a darse... No habrá obstáculos posibles que puedan impedirlo.

La historia nos presenta a Olimpia, más conocida como Pia, y a Martín. Dos jóvenes que se conocen en el inicio de su etapa en la universidad y cuyo primer encuentro no fue precisamente agradable. El prólogo nos narra la forma en que se conocen y ese primer encuentro tan “especial”, pues aunque se gustaron físicamente, no podían estar en el mismo sitio sin discutir. Pero… ¿No dicen que los amores reñidos son los más queridos?

Él ya no es la misma persona que te dejó. De todas las cosas que me ha dicho Lola esta tarde, esta pequeña frase es la que más me ha marcado: “Él ya no es la misma persona que te dejó”.

Es cierto. Ya no lo es.

Después de este prólogo la historia da un salto de diez años y vemos como Olimpia trabaja en una óptica donde adora a su jefe, Gerardo, y al novio de este. Pero parece ser que se avecinan cambios en la empresa y Pia teme perder su puesto, por ello va a hablar con su jefe y este le informa de que van a transformar la empresa para unirse a la cadena de ópticas de su sobrino y así dejarla a ella como jefa de esta. Pia está encantada, pasa de creerse sin trabajo a un ascenso considerable.

La vida parece sonreírle, pero ella no imagina que este cambio laboral volverá del revés su vida personal, pues el dueño de la cadena es justamente ese chico que conoció hace unos años y a quien todavía no ha podido olvidar.

La sencillez de las historias de Olga Salar siempre me fascina, nos deja tramas y personajes tan reales que puedes sentir que son amigos o conocidos, pero a la vez juega con el destino, las coincidencias y sobre todo la fuerza del amor. Admito que literalmente devoré la historia, creo que no me duró más de tres horas o tres horas y media, pero es que es perfecta para leer estas tardes de frío con una mantita y un chocolate calentito.

Los personajes son el punto fuerte de la historia, desde los protagonistas hasta los personajes secundarios podemos verlos perfectamente perfilados. El personaje de Olimpia me encantó, es una mujer fuerte y decidida que, aunque intente mostrarse orgullosa, no dudará en rendirse al amor en cuanto este asome. Por otro lado el personaje de Martín también me ha gustado mucho, el chico sabe lo que quiere desde el primer momento y, aunque sabe que en el pasado no actuó bien, jugará sus cartas con mucha paciencia para conseguir aquello que tanto anhela.

—Eres demasiado lista. Tendré que matarte para que no divulgues mis secretos —bromeó.

Natalia respondió riendo a carcajadas.

—Me gustaría verte intentándolo.

—Eres una chica dura. ¡Me gusta!

Los personajes secundarios, como ya dije, son increíbles. En paralelo vivimos la historia del hermano de Olimpia, Nico, un joven al cual le aterra el compromiso y que sin darse cuenta descubre que le amor estaba tan cerca de él, que nunca se había permitido mirarlo de esa forma. Por otro lado la carismática Lola, la mejor amiga de Olimpia desde la universidad que acaba de ser mamá y por ello tiene las hormonas completamente revolucionadas, pero que página a página nos demuestra lo que significa la verdadera amistad. Y no podemos olvidarnos de Gerardo, el jefe de Olimpia, y de su pareja Arturo, realmente ambos son unos personajes adorables.

La pluma de Olga Salar es una mezcla perfecta de sencillez y adicción. La novela se lee de una forma muy ágil y es que no dejan de presentarse situaciones que mantienen nuestra atención durante todo el libro. El ritmo es muy constante, aunque a veces sentí que algunas escenas se precipitaban, quizás un ritmo un poco más lento que permitiera disfrutar más de cada uno de esos maravillosos momentos hubiera sido ideal. El humor de la autora está presente durante toda la historia y la gran cantidad de diálogos da una gran ligereza a la novela.

El libro está cargado de una sencillez increíble y es eso mismo lo que atrapa al lector desde el inicio, pues a veces una historia sencilla y totalmente realista es lo que necesitamos para ponernos en la piel de los personajes y por un ratito vivir otra vida.

El final cierra todas las tramas dejándonos un buen sabor de boca, aunque sobre todo es en las últimas páginas cuando sentí que el ritmo se precipitaba considerablemente. Supongo que realmente me hubiera encantado duplicar las páginas de esta novela, pues quede enganchada a sus personajes.

—¡Mierda! Acabo de besarte —murmuró todavía sin creérselo—. Me has cabreado tanto que te he besado.

—Lo tendré en cuenta cuando quiera que vuelvas a besarme —comentó Martín, quien no parecía tan alterado—. Porque, “pastelito”, no solo me has besado: me has devorado.

En conclusión, Igual te echo de menos que de más nos sumerge en una historia totalmente realista y cargada de sencillez donde destacan sus personajes por encima de todo. Una mezcla perfecta de romance y humor en una novela que una vez empieces... Sencillamente devorarás.

Lo mejor:

  • La forma de escribir de la autora, su sencillez te atrapará.
  • Los personajes.
  • El humor que se refleja en las páginas.

Lo peor:

  • El final se precipita un poco.

FotoReseña

Igual te echo de menos que de más, Olga Salar - Reseña
Igual te echo de menos que de más, Olga Salar - Reseña
Igual te echo de menos que de más, Olga Salar - Reseña
Igual te echo de menos que de más, Olga Salar - Reseña
Igual te echo de menos que de más, Olga Salar - Reseña
Igual te echo de menos que de más, Olga Salar - Reseña
Igual te echo de menos que de más, Olga Salar - Reseña

4,5/5 Puntos

4-5 puntos

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas