Hasta que llegaste, de Kristan Higgins – Reseña

Hasta que llegaste, de Kristan Higgins – Reseña
5 (100%) 1 vote
Hasta que llegaste, de Kristan Higgins - Reseña

Ficha técnica

  • Título: Hasta que llegaste
  • Autor: Kristan Higgins
  • Género: Romántica contemporánea
  • Año de publicación: 2014
  • Editorial: Libros de Seda
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 400
  • PVP: 19,95€
  • ISBN: 9788415854142

Gracias a Libros de Seda, por este ejemplar.

Sinopsis

Posey Osterhagen tiene mucho que agradecerle a la vida. Es la propietaria de una exitosa empresa de rehabilitación de edificios, su familia la arropa y tiene un novio, o una especie de novio. Aun así, le parece que le falta algo. Algo como Liam Murphy, un tipo alto y peligrosamente atractivo. Cuando Posey tenía dieciséis años, ese chico malo de Bellsford le rompió el corazón. Ahora que ha vuelto, su corazón traidor está de nuevo en peligro. Lo que tendría que hacer ella es darle calabazas pero, en cambio, el destino parece tenerle reservado algo distinto.

Opinión personal

 

Ternura. Ternura es lo que desprende esta historia por los cuatro costados, es el segundo libro que leo de esta autora, el primero fue “Para mí, el único” (del cual os dejo la reseña aquí) y me gustó tantísimo que no quería perderme “Hasta que llegaste”. Después de leerlo sin duda alguna os puedo decir, que me gustó incluso más que mi antigua lectura.

—Será mejor que me vaya.

—Está bien. Gracias por la comida.

—Gracias por la medalla. Y por el sexo.

«Y por conseguir que me relajara, por hacer que me sintiera mejor, por regalarme algo único, y por llevarme a tu lugar favorito. Ah, por cierto, no te vayas a enamorar de mí, Cordelia. Las que lo han hecho siempre se han arrepentido».

Cordelia, más conocida como Posey es una chica que tuvo una adolescencia un poco traumática. Con 16 años tenía que vestir ropa de niño porque era súper delgada, la constitución de su cuerpo daba pie a muchísimas burlas por parte de sus compañeros, burlas a las cuales ella se consiguió hacer inmune, pero su inmunidad no bastó cuando el día del baile de fin de curso escuchó decir cierto comentario al chico del cual estaba enamorada, Liam, el chico malote del pueblo, el chico que no se fijaba en ella por más esfuerzos que Posey hiciera. Liam estaba enamorado de una de las chicas más guapas del instituto, se casó con ella y se fue a vivir fuera del pueblo dejando el corazón de Posey roto. Ahora, años después tras la muerte de la esposa de Liam, este vuelve al pueblo con una hija adolescente a la que sobreprotege de una forma exagerada. Posey ha madurado mucho y aunque sigue siendo una mujer delgada, su cuerpo se ha proporcionado, es una mujer de éxito con un montón de buenos amigos, pero todavía no ha encontrado el amor… ¿Qué ocurrirá cuando vuelva a reencontrarse con su primer amor?

Nos encontramos con una historia donde vemos como los personajes luchan día a día por ser felices, para ello deberán superar complejos, temores, barreras… Llegará un punto en el que deberán elegir o vivir tranquilos o arriesgarlo todo para intentar conseguir el amor. Es una novela muy realista, creo que todos de forma directa o indirecta hemos conocido una historia así, donde una chica, que no está precisamente entre las más populares, se enamora del chico malote del instituto y este le destroza el corazón. Puede parecer un tema común, incluso puede que no nos llame la atención a primera vista, pero si le dais una oportunidad os encontrareis con una historia muy tierna, cargada de humor, y con unos personajes que nos irán cautivando.

—No hemos encontrado ningún indicio de que se tratara de un ataque al corazón —comentó la doctora—. Lo que sí parece es que se ha fisurado una costilla.

«Di que sí», pensó Posey, «restriégamelo por las narices».

—No me he fisurado ninguna costilla —dijo Liam atropelladamente—. Ha sido culpa suya. Ella me la ha roto.

—Daba la impresión de que estabas sufriendo un infarto —espetó ella. Vuelve a dormirte.

Posey, se ganó mi corazón desde el primer momento. Vivió una juventud muy dura, debido a un problema de salud, el cual le hacía ser demasiado delgada, hasta tal punto que no parecía una muchacha de 16 años, sino una niña. Este problema la hizo ser el blanco de muchos insultos. Actualmente es una chica de éxito, no solo en su trabajo, sino también en su vida social. Su humor es muy característico y aunque pretende hacerse la fuerte y ocultar sus debilidades, nos encontramos con un personaje sensible, muy sensible. ¿Qué le falta a Posey? Si es exitosa en su trabajo, su familia y amigos la adoran, ¿qué le falta? El amor, en esto la pobre no da ni una, se junta con cada elemento que os aseguro que dan ganas de matarlos… Por ello, la verdadera historia comienza cuando Liam vuelve al pueblo y de nuevo desmonta el corazón de Posey, un corazón que rompió hace años y que parece ser que todavía no lo ha olvidado.

—¿Estás llorando papá? Eso que tienes en los ojos, ¿son lágrimas?

Él fingió fruncir el ceño.

—Dame un respiro, Nicole. Mi niña se está haciendo mayor. Y eso es algo muy duro.

Liam es un chico que en su pasado rompió mil corazones hasta que finalmente se enamoró de Emma, una preciosa y dulce chica con la que llegó a casarse y se fue del pueblo. Actualmente y tras la muerte de su esposa vuelve al pueblo junto con su hija, Nicole. Una adolescente que necesita un poco de libertad, pues Liam la sobreprotege demasiado. Esta es quizás la relación que más ternura me provoca. Liam tiene miedo de cualquier cosa que pueda pasarle a su hija, es un padre viudo a cargo de una adolescente y tiene miedo tanto de perderla como de que ella lo pueda perder a él. La relación padre e hija nos da unas dosis de humor que me han encantado, la ironía por parte de ambos no oculta que se quieren y que se necesitan más de lo que quieren dejar ver. Liam quiere dedicarse en cuerpo y alma a su hija, por ello tiene miedo de permitir que el amor forme parte de su vida, ¿conseguirá Liam no enamorarse cuando parece que ha encontrado a una mujer encantadora que le hace vivir y disfrutar de la vida?

Kristan Higgins tiene una pluma muy especial, sencilla y adictiva a la vez, los diálogos convierten al lector en participe de la historia pudiendo sentirla muy de cerca. Sigue creando unos personajes muy diferentes entre sí, aportando cada uno su esencia a este libro, de tal manera que se convierte una historia común en una historia muy especial. Como dije es mi segunda lectura de esta autora y os aseguro que no será la última, me encanta su forma  tan sencilla de narrar, la calidez y el cuidado con el que se nota que crea a cada uno de sus personajes, su característico humor… Sin duda Kristain Higgins será una autora que seguirá trayendo historias a mi vida.

Posey hizo un gesto de asentimiento mientras se imaginaba llevándolo a la casa de sus padres, donde había fotos de papa Benedicto, nacido en la madre patria, en tres de las seis habitaciones que tenía la vivienda. «Es un actor porno, mamá. Un actor porno».

En definitiva, Hasta que llegaste se trata de una historia romántica muy tierna, donde cada uno de los personajes se ganará nuestro corazón. Es perfecta para pasar una tarde de domingo con una mantita y un café en el sofá.

Lo mejor:

  • Me impresiona la capacidad de la autora de crear una historia tan especial de un tema tan común.
  • La calidez con la que están creados los personajes.
  • Los sentimientos que desprende este libro, amor, ternura, dulzura...

Lo peor:

  • No podría decir nada negativo, como dije es una buena historia, muy buena historia teniendo en cuenta que parte de un tema muy común.

FotoReseña

Hasta que llegaste, de Kristan Higgins - Reseña
Hasta que llegaste, de Kristan Higgins - Reseña
Hasta que llegaste, de Kristan Higgins - Reseña
Hasta que llegaste, de Kristan Higgins - Reseña
Hasta que llegaste, de Kristan Higgins - Reseña
Hasta que llegaste, de Kristan Higgins - Reseña
Hasta que llegaste, de Kristan Higgins - Reseña

4,5/5 Puntos

4-5 puntos

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas