Desconexión, de Neal Shusterman – Reseña

Desconexión, de Neal Shusterman – Reseña
5 (100%) 1 vote
Desconexión, de Neal Shusterman - Reseña

Ficha técnica

  • Título: Desconexión
  • Autor: Neal Shusterman
  • Género: Distopía juvenil
  • Año de publicación: 2012
  • Editorial: Anaya
  • Saga: 1/4
  • Número de páginas: 416
  • PVP: 16,50 €
  • ISBN: 9788467829396

Gracias a Anaya, por este ejemplar.

Sinopsis

Disculpa la interrupción pero ¿te gusta leer y aún no tienes un Kindle? Aquí te dejo los detalles y el precio, yo no se vivir sin él.

¿Qué harías si decidieran desconectarte? Connor, Risa y Lev tal vez consigan escapar..., pero ¿sobrevivirán? Tres vidas distintas. Una ley implacable. Un único final. Solo si llegan a los dieciocho podrán evitarlo. La Segunda Guerra Civil de Estados Unidos, también conocida como «Guerra Interna», fue un conflicto prolongado y sangriento que concluyó con una resolución escalofriante: la vida humana se considerará inviolable desde el momento de la concepción hasta que el niño cumpla los trece años, entre los trece y los dieciocho años de edad, sin embargo, los padres pueden decidir «abortar» a su hijo de modo retroactivo... con la condición de que el hijo, desde un punto de vista técnico, no muera. Al proceso por el cual se acaba con él al mismo tiempo que se le conserva con vida se le llama «desconexión». Actualmente, la desconexión es una práctica frecuente y socialmente aceptada.

Opinión personal

 

Su portada y su sinopsis fueron suficientes para que quisiera leerlo, pero es que además cuenta con unas reseñas que lo suben por las nubes. Por lo que no tuve excusa y me adentré en las páginas de Desconexión, un libro escrito por Neal Shusterman.

Ya conocía a este autor gracias a su trilogía Everlost, una trilogía que pese a que me resultó totalmente entretenida, no llegó a atraparme del todo porque le notaba un aire demasiado infantil, os dejo la RESEÑA por aquí. En cambio con Desconexión he descubierto un mundo diferente, sí que es cierto que la huella del autor es inconfundible, pero me encontré con una historia desgarradora, diferente y en algunas ocasiones tan cruel que temí tener que dejar el libro sin acabar, pese a que me tenía totalmente enganchada.

Si el alma existe o no, Connor no lo sabe. Pero la conciencia sí que existe, de eso está seguro. Si cada parte de un desconectado sigue con vida, entonces esa conciencia tiene que ir a algún lado, ¿no?

La trama de este libro se centra en un tratado vital que se originan para poner fin a una guerra en America a causa del aborto. Este tratado vital se dice que la vida de un niño es inviolable hasta que este alcance la edad de 13 años, desde ese momento hasta su mayoría de edad los padres o tutores del menor pueden decidir si lo desconectan o no. Afirmando siempre que la desconexión no es lo mismo que la muerte, sino un cambio por el cual podrán vivir en muchas otras personas, pues cada parte de su cuerpo servirá para curar o salvar a otras personas.

Sinceramente eso de que no es lo mismo desconectarte que morir me estaba volviendo loca, que manera de intentar maquillarlo todo, disfrazándolo de una forma donde parecía que hacían el bien, cuando realmente mataban a niños por cualquier motivo. La historia no podría tratar de otra cosa que ver como los chicos intentan huir de ese impreso firmado por sus padres o tutores donde se dice que deberán ser desconectados.

Como os dije Neal Shusterman tiene algo único a la hora de contarnos una historia. Los protagonistas en parte me recordaban a ese trio tan particular de Everlost, pues tenemos también tres protagonistas, el problemático de Connor, la inteligente Risa y el ingenuo Lev.

—En realidad —dice Lev—, engañar es lo mismo que robar.
A Risa le molesta este juicio, pero intenta que no se le note.
—Puede que sí —dice Connor—, pero es robar con estilo.

Connor es un chico problemático cuyos padres deciden desconectarlo, Risa vive en una casa estatal y como no pueden seguir haciéndose cargo de ella también deciden desconectarla. Y Lev es sin duda el caso que más me sorprendió, pues sus padres tienen muchísimo dinero, pero su amor por Dios es mayor al amor que sienten por su hijo, por lo que al tener diez hijos y Lev ser el mejor se convierte en el diezmo, una ofrenda a Dios, por lo tanto también lo envían para ser desconectado. Lo que más me sorprende de esta situación es la capacidad que tienen para lavar el cerebro, pues Lev quiere ser desconectado, siente que ha nacido para ello y lo acepta gustosamente.

Comienzan a desatarse una serie de sucesos que terminan uniendo a los tres chicos. Ellos harán cualquier cosa con tal de escapar, con intención de poder esconderse hasta alcanzar la mayoría de edad y con ello evitar la desconexión, pero no les resulta nada fácil, necesitarán de todo su ingenio y valor para no ser atrapados.

El ritmo de la historia en algunos puntos se vuelve trepidante, me daba la sensación que leía demasiado lento y no podía dejarlo. En otros puntos en cambio llegaba como un poco de calma donde podías dedicarte a conocer a los personajes y la gravedad de la situación, pues nos lo van explicando todo con cuentagotas a lo largo del libro. La pluma del autor es muy sencilla y una vez más su originalidad rompe barreras, pues nos presenta un mundo distópico completamente diferente a lo que estamos acostumbrados.

La desconexión es quizás lo que más intriga genera durante toda la historia, pues no sabemos en qué consiste hasta casi el final. Nos van dando algún detalle que otro a lo largo de la historia, pero llegará un punto donde comprobaremos la crueldad que lleva impresa esta actividad, os aseguro que hubo un momento que se me hizo insoportable.

El final es impactante y muy emotivo, sabemos que tiene una segunda parte pero quedé muy satisfecha, pues sentí que el final cerraba la trama principal y a la vez nos dejaba abierta una vía por la que enlazar la segunda parte que lleva el título de Reconexión.

Yo no iba a llegar muy lejos; pero ahora, según las estadísticas, hay más probabilidades de que alguna parte de mí, en alguna parte del mundo, se convierta en algo excelente. Y prefiero ser parcialmente excelente que enteramente inútil.

En conclusión, Desconexión nos presenta un mundo desgarrador y cruel donde viviremos una auténtica lucha por la supervivencia. La originalidad y narrativa del autor te atraparán en este mundo presentándote unas escenas realmente impactantes, una acción constante y unos personajes de los que terminarás encariñándote. Sin duda si eres aficionado a las distopías, Desconexión es imprescindible en tu estantería.

Lo mejor:

  • La fuerza que esconden los personajes se hace presente en cada página.
  • La originalidad de la historia, es totalmente diferente a todo lo que había leído.
  • Hay partes muy duras, pero necesarias totalmente para comprender la situación.

Lo peor:

  • El ritmo baja considerablemente en algunas ocasiones.

FotoReseña

Desconexión, de Neal Shusterman - Reseña
Desconexión, de Neal Shusterman - Reseña
Desconexión, de Neal Shusterman - Reseña
Desconexión, de Neal Shusterman - Reseña
Desconexión, de Neal Shusterman - Reseña
Desconexión, de Neal Shusterman - Reseña
Desconexión, de Neal Shusterman - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

4,5/5 Puntos

4-5 puntos

Libros que componen la saga

Imagen de perfil de Duna

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas