A ciegas (libro), de Josh Malerman – Reseña

A ciegas (libro), de Josh Malerman – Reseña
5 (100%) 3 votes

Ficha técnica

 

  • Título original: Bird Box
  • Autor: Josh Malerman
  • Género: Thriller
  • Año de publicación: 2015
  • Editorial: Minotauro
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 288
  • PVP: 20€
  • ISBN: 9788445002346

Gracias a Minotauro, por este ejemplar.

Sinopsis del libro

Disculpa la interrupción pero ¿te gusta leer y aún no tienes un Kindle? Aquí te dejo los detalles y el precio, yo no se vivir sin él.

Cinco años después de que diera comienzo la pesadilla, los pocos supervivientes que quedan viven refugiados en el interior de casas y edificios, protegidos por puertas cerradas y ventanas con las cortinas echadas. Malorie, que ha conseguido sobrevivir en una casa abandonada junto a sus dos hijos, decide abandonar la seguridad de su refugio para emprender un viaje por el río hacia un lugar mejor. En esta peligrosa odisea a ciegas, Malorie sólo podrá confiar en su instinto y en el entrenado oído de los niños, que no tardarán en descubrir que algo los sigue. Pero, ¿qué es?

Inmersa en la oscuridad, rodeada de sonidos, familiares unos, estremecedores otros, Malorie se embarca en una tremenda odisea; un viaje que le llevará a un mundo sin visión y de vuelta a su pasado. En un mundo que ha enloquecido, ¿se puede confiar en alguien?

Opinión personal A ciegas de Josh Malerman

 

El libro A ciegas de Josh Malerman, ha sido toda una sorpresa para cerrar con broche de oro las lecturas de este verano. Tenía muchísimas ganas de poder leer este libro, pues su sinopsis y sobre todo su encuadernación, con una portada escrita en braille, me llamaban a gritos. Una vez leído os puedo decir que ha superado todas mis expectativas pues me sumergió en una historia caótica y  me mantuvo en un suspense totalmente perturbador desde la primera hasta la última página.

Malorie es una mujer que ha vivido durante cuatro años encerrada en una casa por la cual no puede colarse ni el mínimo rayo de luz, pues un solo segundo puede acabar con su vida si en algún momento decidiera mirar al exterior, ya que fuera hay unos seres que con solo mirarlos provocarán locura extrema que desemboca en suicidio. Pero no vive sola, sino con dos niños de cuatro años que nacieron en esa misma casa y nunca que han visto nada fuera de esas paredes, pues cuando Malorie llegó a ese lugar estaba embarazada.

Después de cuatro años de encierro, Malorie decide que ha llegado el momento de huir e intentar buscar un lugar mejor, tanto para ella como para los niños. Para este día ha estado entrenando a los niños, de modo que con solo cuatro años estos pequeños tienen el oído más fino que puedas encontrar, y eso será la clave para la historia pues tendrán que hacer el viaje con los ojos vendados y guiarse a través de sus otros sentidos.

Te dices que has esperado cuatro años porque temías perder la casa para siempre. Te dices que has esperado cuatro años porque querías adiestrar antes a los niños. Pero ni una cosa ni la otra son ciertas. Esperaste cuatro años porque aquí, en este viaje, en este río, donde acechan los locos y los lobos, donde las criaturas podrían estar cerca, en este día tendrás que hacer algo que no has hecho en el exterior desde hace más de cuatro años. Hoy vas a tener que abrir los ojos. Fuera.

Así de escalofriante es esta historia, pues nos encontramos con unos personajes aterrorizados y ni siquiera saben a qué temen, solo saben que nadie puede hablar de esos seres, pues aquel que los ha visto, no ha vivido para contarlo. Es necesario salir a la calle, pues todo se termina agotando como el agua, la comida... Pero te tienes que enfrentar al mundo totalmente a ciegas, no puedes arriesgarte ni un segundo a abrir los ojos, pues con un solo segundo podrías estar sentenciado.

Es una historia que contagia paranoia y angustia extrema en el lector, no saber a qué le tienes miedo, ver que todo el mundo va muriendo y que necesitan salir a la calle a por cosas tan básicas como agua o comida es una completa agonía. Como lector eres incapaz de encontrar una solución al problema que parece estar exterminando a la raza humana, necesitas saber qué hay fuera, qué está provocando esa locura y la forma tan especial del autor de ir dando la información de manera desordenada y con cuentagotas provoca que no puedas parar de leer.

Los personajes están perfectamente perfilados, pero sobretodo voy a hablaros de Malorie, la protagonista. Nos encontramos con una mujer que en cuatro años ha evolucionado muchísimo. Gracias a la forma de narrar del autor, de la cual hablaremos después, iremos viendo como nuestra protagonista pasa de ser una joven normal y con problemas de lo más corrientes, a una mujer criando a dos niños sin poder salir de una casa sin ponerse una venda en los ojos. No recuerda como es el mundo exterior, pues desde que abandonó su casa hace cuatro años no ha podido mirar más allá de esas paredes, pero ha llegado el momento de intentar salir de ahí e intentar llevar a los niños a un lugar mejor, esta decisión la afrontará con decisión y no permitirá que nada la frene. Además también veremos la fortaleza y disciplina con las que ha podido educar a los niños pese a las circunstancias, pues les enseña a desarrollar su oído hasta unos límites alucinantes, de ello dependerá su supervivencia, en más de una ocasión llegas a olvidar lo pequeños que son.

De pronto siente la mano del niño sobre la suya. Malorie da un respingo, pero no tarda en comprender. Los dedos de él sobre los suyos, se mueve, con ella, como si girase la manivela del pozo.

En todo ese mundo frío, doloroso, el niño, consciente de su lucha, la ayuda a remar.

Como personajes secundarios destacaría a Tom, quien se convierte en una especie de inspiración y punto de apoyo para Malorie, pues desde el primer momento que se cruzan surge entre ellos un tipo de conexión especial que les hace entenderse perfectamente. También destacaría a Gary, pero no con el mismo cariño que a Tom, sino todo lo contrario. Gary es un personaje del cual desconfías en un principio y no sabes los motivos que alimentan esa desconfianza.

La pluma del Josh Malerman es diferente a todo lo que he leído hasta el momento, sencilla, concisa y muy ligera. Alternando presente y pasado consigue enseñarnos hacia donde van nuestra protagonista y como llegó a esa situación de una forma magistral. La narración está hecha en tercera persona y no necesita de adornos, ni extensas descripciones para recrearnos este caótico mundo, pues si algo me ha gustado son sus breves frases y la forma tan directa y sin censura con la que nos narra los sucesos.

El final tuvo un toque especial, realmente me sorprendió pero también es algo que me pregunté en más de una ocasión, siento contároslo de una forma tan enigmática pero no quiero hacer spoiler. Aunque me dejó un buen sabor de boca me gustaría que el autor se plantease el crear una segunda parte, pues quedan algunas dudas en el aire.

<<¿Había un árbol?>>, piensa.

Quizá le había rozado el hombro una hoja al caer.

Sería tan fácil averiguarlo. Si pudiese abrir los ojos un instante podría ver que está sola. Podría ver si había sido una hoja.

Nada más.

Pero no puede.

En conclusión, El libro A ciegas nos sumerge en una historia tan caótica como perturbadora donde la angustia se apoderará del lector creándole ansiedad por llegar hasta el final. Con una narración que alterna entre pasado y presente, una protagonista con una fuerza de voluntad admirable y unos seres sin descripción posible, te sumergirás en un mundo donde la única forma que hay de sobrevivir es cerrar los ojos y no abrirlos pase lo que pase.

Lo mejor:

  • La originalidad de la historia.
  • La fortaleza de la autora.
  • La angustia que consigue crear el autor en el lector.

Lo peor:

  • Creo que una segunda parte aclararía algunas dudas, pero este libro me ha generado tantas sensaciones que no podría decir nada negativo.

FotoReseña

A ciegas - Josh Malerman - portada
A ciegas - Josh Malerman - contraportada
A ciegas - Josh Malerman - canto
A ciegas - Josh Malerman - canto sin cubierta
A ciegas - Josh Malerman - solapa de alante
A ciegas - Josh Malerman - solapa de atras
A ciegas - Josh Malerman - página de la editorial
A ciegas - Josh Malerman - capítulo 1

Booktrailers o vídeos promocionales

5/5 Puntos

5 puntos

Imagen de perfil de Duna

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas