Antes de partir (libro), de Jessica Warman – Reseña

Antes de partir (libro), de Jessica Warman – Reseña
4 (80%) 1 vote

Ficha técnica

 

  • Título original: Antes de partir
  • Autor: Jessica Warman
  • Género: Juvenil, Paranormal
  • Año de publicación: 2013
  • Editorial: Plaza & Janes
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 345
  • PVP: 16,90 €
  • ISBN: 9788401352737

Sinopsis del libro Antes de partir

Aquella noche durmieron
seis personas en el barco.
Por la mañana solo quedaban cinco.

Elizabeth Valchar celebra los dieciocho años con sus cinco mejores amigos en el barco de sus padres, y se quedan a dormir. De madrugada, un ruido constante la despierta. Es un golpeo de algo vivo contra el barco, un pez grande quizá atrapado entre el muelle y la popa... Hace frío en la cubierta y Elizabeth se agarra con fuerza a la barandilla. Al llegar al punto de donde procede el sonido, mira hacia abajo y ve a una chica como ella, empapada, anegada, boca abajo.

Opinión personal

 

Antes de partir, escrito por Jessica Warman, me encantó en un principio por su portada, con una imagen que refleja a la perfección su historia, una historia que nos cuenta lo que hay después de la muerte, ese mundo intermedio antes de cruzar al otro lado, pero cuando lo leí me enamoró esta historia tan emotiva donde dos personas jóvenes han perdido la vida sin entender el motivo. Os puedo asegurar que sus personajes me conmovieron en más de una ocasión.

Todo comienza cuando Elizabeth Valchar, más conocida como Liz, se despierta de madrugada a causa de un continuo golpeteo en el casco del barco de sus padres, en este barco se encuentra con sus amigos celebrando su cumpleaños. Decide asomarse a ver cuál es la causa de ese constante golpeteo cuando descubre que es debido a un cadáver, el cuerpo de una chica que le resulta muy familiar… ¿Por qué le resulta tan familiar? Porque es ella misma.

Enseguida aparece a su lado Alex Berg, un chico que reconoce del instituto y que murió unos meses atrás. Aunque no eran precisamente amigos, Alex ayudará a Liz a comprender que está muerta, pero que todavía le queda algo por hacer antes de cruzar al otro lado. Juntos comenzaran a revivir sus recuerdos con la finalidad de entender qué les pasó realmente, porque sienten que algunas piezas no encajan en el puzle y tienen toda la razón, nada es lo que parece.

Cuando dejo de mirarlo y vuelvo la vista a mis amigos y mi familia, se me ocurre de pronto que mi muerte no ha sido pacífica. Aquí estoy. Sigo en la tierra, con Alex, observando y esperando, pero ¿a qué? ¿Por qué seguimos aquí? ¿Qué se supone que estamos haciendo? Encajando las piezas, según dice Alex, pero ¿de qué rompecabezas? De nuevo, trato de convencerme de que ninguno de mis amigos me habría hecho daño. ¿Qué motivos podrían haber tenido?
Intento tragar saliva. Me sabe a agua salada. Como si aún estuviera en el barco, la sala parece balancearse suavemente de un lado a otro. De pronto, me cuesta respirar.

Me encantó como la autora nos introduce en la historia desde el principio, con un inicio de historia bastante crudo, vemos como la protagonista realmente ha perdido la vida y se niega a aceptarlo, de hecho en un principio yo misma me negué a creerlo, no podía ser que nada más empezar la protagonista estuviese muerta. El ritmo es bastante continuo, no se precipita en ningún momento, dándonos la oportunidad de deleitarnos en cada capítulo e ir sacando nuestras propias conclusiones.

La historia principalmente es de misterio, donde los dos protagonistas van volviendo a diferentes momentos de su vida, intentan atar cabos, relacionar ciertos detalles del pasado con otros del presente intentando buscar respuestas. Realmente no saben si por el shock o por otro motivo, pero después de morir son incapaces de recordar muchas cosas de su vida y estas son clave para descubrir cómo murieron.

Los personajes están muy bien perfilados y notamos como maduran conforme avanza la historia.

La superficial de Elizabeth Valchar no deja de ser una chica que ha sufrido tanto, que decidió ponerse una máscara frente a todo el mundo. En un principio no la soportaba, era demasiado superficial, egocéntrica, creída, pija… Pero cuando la conocemos a fondo, veremos una chica que sufrió muchísimo desde pequeña y que se creó una burbuja donde todo era o debería ser perfecto y lo que no lo era sobraba en su vida, por ello se comportaba fatal con algunas personas que no eran tan “populares” como ella. De fantasma Liz sentirá vergüenza de sí misma, de ver como con el paso del tiempo se había convertido en esa persona tan fría y superficial, capaz de dañar a muchas personas, entre ellas a Alex.

—De todas las personas con las que podía haber terminado muerto, me tenía que tocar contigo ¿verdad?

—Estás de coña ¿no? Yo podría decir lo mismo de ti.

—No, no podrías. Yo soy buena persona. Nunca he hecho daño a nadie. En cambio, tú... vosotros... Reconócelo Liz, una parte de ti se avergüenza de estar aquí conmigo.

Alex era todo lo contrario a Liz, el marginado del instituto que sufre los abusos e insultos del grupo de los populares. En un principio ninguno de los dos se aguanta, pero él decide ayudarla para descubrir que fue lo qué pasó, aunque de vez en cuando le recordará lo mal que lo trataron en el instituto.

La relación de amor que tenía Liz con Richie, su novio, parece que no desaparecerá tan fácilmente después de la muerte de ella. Aun así veremos cómo todo el mundo que rodeaba a Elizabeth guardaba secretos, como por ejemplo la relación amorosa que mantenían Richie y Josie, la hermana de Liz, a escondidas. Aunque suene raro que os diga que Richie estaba enamoradísimo de Liz pero que la engañaba con su hermana, es cierto y os aseguro que todo tiene su explicación.

El final es bastante predecible, pero aun así fue muy emotivo. Cierra toda la trama perfectamente sin dejar cabos sueltos. Es sin duda un bonito final, creo que el final más adecuado que pudo darle la autora.

Cuando estaba viva, me resultaba fácil escapar de la realidad: me ponía las zapatillas y salía a correr. Ahora, por lo visto, no puedo ir a ningún sitio que no sea un agobio. Estoy congelada, casi tiritando de esa sensación de humedad que me cala los huesos. Me duelen los pies. Estoy cansada. A pesar de la compañía constante de Alex, la muerte me resulta asombrosa e inmensamente triste y solitaria.

En conclusión, Antes de partir es una historia de misterio que te atrapa por la situación tan delicada que viven sus protagonistas. Una situación donde después de muertos tendrán que revivir muchísimos recuerdos y situaciones nada cómodas para poder entender qué les pasó realmente, porque nada es lo que parece.

Lo mejor:

  • La esfera de misterio que nos plantea la autora.
  • La humanidad de los personajes, se ven ven completamente reales y cercanos.

Lo peor:

  • Predecible en algunas ocasiones.

FotoReseña

Antes de partir, de Jessica Warman - Reseña
Antes de partir, de Jessica Warman - Reseña
Antes de partir, de Jessica Warman - Reseña
Antes de partir, de Jessica Warman - Reseña
Antes de partir, de Jessica Warman - Reseña
Antes de partir, de Jessica Warman - Reseña
Antes de partir, de Jessica Warman - Reseña

4/5 Puntos

4 puntos

Imagen de perfil de Duna

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas