Natalia Loidi nos cuenta cómo nació ‘Firewell’

Natalia Loidi nos cuenta cómo nació ‘Firewell’
5 (100%) 1 vote

Natalia Loidi llega esta semana a 'cartas de autor' y nos deja unas palabras contándonos cómo nació 'Firewell'.

Esta sección sigue creciendo cada vez más, y es que nos encanta ver la esencia que ponen los escritores a la hora de crear sus historias y mimarlas como si fueran sus bebés.

La autora que llega esta semana es Natalia Loidi, quien protagoniza este artículo para hablarnos de su primera novela publicada: Firewell. Se trata de una historia carga de magia con altas dosis de romanticismo. 

Su biografía nos dice que desde hace un año encontró en la escritura un medio en el que podía sumergirse y adentrarse sin miedo, donde olvidar el dolor y en el que podía expresarse de forma libre. “Firewell” es su primer libro publicado, lleno de magia y dilemas morales que no os dejarán indiferentes.

Aquí os dejamos las maravillosas palabras que la autora ha regalado a Entre Metáforas.

Captura de pantalla 2016-10-01 a las 20.13.25

 

Lo primero de todo, daros las gracias por dejarme formar parte de vuestra web con esta entrevista.

Firewell es mi primera novela publicada y es que para mi es muy especial, no solo porque haya conseguido uno de mis sueños, que es publicar un libro, sino también por lo que significa para mí haber escrito ese libro.

Comencé a escribirlo en Octubre de 2015 y lo acabé en Abril de 2016 y en ese momento no estaba atravesando una buena etapa a nivel personal. La escritura siempre me había ayudado a apartarme un poco de mi vida diaria y adentrarme en un mundo imaginario donde todo lo veía posible, de modo que para superar aquel bajón comencé a escribir esta historia, la cual ya tenía en la cabeza.

A la hora de crear los personajes hice un boceto en un Word sobre cómo me gustaría que fuese cada uno y desde ahí empecé a crear a cada uno de ellos. El primero que cree fue a la villana de la historia, Atenea, ya que me parecía el personaje central sobre el que se tendría que desarrollar todo lo demás. Tras ella hice a Saya, su hermana pequeña y protagonista. Con este personaje, al hablar en primera persona, es verdad que tenemos ciertas similitudes como pueden ser los valores, la personalidad, la forma de ver la vida, las decisiones que toma… El resto de personajes los fui creando acorde a cómo veía a ellas dos y todos tienen un poquito de mí en su historia.

Traté de tocar temas que podían vivirse en la vida diaria para que el lector pudiese sentirse identificado con los sentimientos de cada personaje (Bulling, relación de hermanos, relaciones amorosas, amistad, conflictos parentales…) y claramente, en algún punto, todos esos momentos están basados en una parte de mi vida o de mi experiencia.

Para comenzar a escribir el libro decidí irme de vacaciones sola durante una semana y aunque al principio no iba con la idea de escribir, la primera noche que estuve en el hotel me di cuenta de que lo necesitaba. No es que me apeteciese o quisiera hacerlo, sino que lo necesitaba. Una médica que trabajaba conmigo me recomendó que sacase lo que tenía dentro de forma creativa y así lo hice, dando a luz a esta obra.

Algo curioso es que mientras escribía (cuando ya llevaba casi la mitad del libro) me ponía canciones de piano de un artista llamado “Yiruma” para concentrarme y a la vez estar tranquila. Me gustaba el simple sonido del piano mientras tecleaba. Imagino que me calmaba y ayudaba a meterme cada vez más en la historia. Por esa época también era una gran fan de Ed Sheeran así que, justo al acabar de escribir la parte que me tocaba cada día (unas 7 hojas) escuchaba la canción de Thinking out loud. Al principio era solo porque me apetecía pero con el tiempo pasó a convertirse en un hábito, y así me servía para darme cuenta de que mi momento para pensar en el libro acababa y debía volver a la realidad.

No ha sido un camino fácil, ni a nivel personal ni profesional, pero estoy feliz de tener por fin un libro que he hecho yo misma, un libro que, realmente, es mi esencia, que soy yo.

Os doy las gracias por dejarme formar parte de esta sección. Espero que si algún futuro escritor me lee, le sirva para no darse por vencido y seguir siempre adelante con sus sueños. La vida no es fácil, pero si nos entregamos y damos todo lo que tenemos dentro, somos recompensados.

<<Mis padres siempre me habían educado enseñándome lo importante que es pedir perdón pero jamás me hablaron de lo difícil que era perdonar>>

Gin Lambet es una chica normal: vive con sus padres y sus tres hermanos, está estudiando periodismo en Madrid y tiene a su mejor amigo, Oliver, que está siempre dispuesto a hacer lo que sea por ella. Pero, por alguna razón, Gin siente que ese no es su lugar, que aquel sitio no la hace feliz. Es entonces cuando, por medio de un trabajo, conoce a Lucas Brown, un escritor novel que ha publicado recientemente un libro de un reino misterioso llamado “Firewell”.

Cuando Gin lee el libro se transporta a un mundo pasado en el que ella es la protagonista y entonces entiende porqué no es feliz y, sobretodo, porqué jamás lo será. En realidad la joven procede de aquel mundo aparentemente inventado y su nombre real es Saya Roosevelt. Hace cinco años su hermana Atenea los envió al mundo humano con la esperanza de deshacerse de ellos y controlar el reino. Cuando la joven descubre toda la verdad el mundo se le viene abajo al recordar aquella traición que le dolió tanto.

Gin, ahora Saya, se encuentra en una encrucijada entre seguir su historia en la Tierra y olvidar todo lo del pasado o volver a Firewell y enfrentarse a la persona que, anteriormente, fue la más importante de su vida.

¿Conocéis esta historia? ¿No os morís de ganas por sumergiros entre sus mágicas palabras?

 

 

Avisamos desde aquí a todos los autores que quieran publicar sus cartas en Entre Metáforas, que nos envíen un e-mail a duna86ms@gmail.com

Imagen de perfil de Duna

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas