Creo que me debería declarar fan de las distopías, y es que me parece que  nunca me cansaré de ellas, son historias que nos presentan formas de vida totalmente diferentes y por lo general me suelen enganchar enseguida. El juramento de Kimberly Derting no es la excepción, pues se trata de una novela que me ha gustado muchísimo, tanto que me la leí en una sola tarde, es realmente adictiva.

Nos encontramos con una sociedad dividida por castas y gobernado por mujeres, pues al parecer son las únicas que tienen el poder necesario para llevar a cabo dicho papel.

La reina del país de nuestra historia se llama Sabara y es una mujer totalmente despiadada que no duda en asesinar a todo aquel que no le jure lealtad o diga sus reglas. Las castas de este país cuentan con diferentes idiomas, pues cada casta está obligada a hablar solo el idioma impuesto o en uno general, y si alguien entiende otro idioma o intenta aprenderlo será castigado con la muerte. Esta es la forma en la que la reina Sabara intentará mantener controlado a todo su país. El problema de la reina es que sus días se agotan, pues es demasiado mayor y no tiene una heredera a quien dejar el trono.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.