El vuelo de Lena, de Sara Ballarín – Reseña

El vuelo de Lena, de Sara Ballarín – Reseña
5 (100%) 1 vote
El vuelo de Lena, de Sara Ballarín - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: El vuelo de Lena
  • Autor: Sara Ballarín
  • Género: Romántica
  • Año de publicación: 2018
  • Editorial: Suma de Letras
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 370
  • PVP: 16.90 €
  • ISBN: 9788491291138

Gracias a Suma de letras por este ejemplar

Sinopsis:

Lena tiene veintiséis años y vive junto a su padre, un afamado novelista que pasa la mayor parte del tiempo fuera, y su abuela en una lujosa casa de Madrid. Su vida vacía y gris se divide entre el trabajo en una tienda de discos, salir con sus amigos y acostarse de manera intermitente con Daniel. Pero todo cambia el día en que su padre le hace un regalo que pondrá del revés todo su mundo, un libro con las memorias de su abuela.

 

Opinión personal:

¡Hola amores! Hoy os traigo la Reseña de ‘El vuelo de Lena’, un libro escrito por Sara Ballarín y publicado por el editorial ‘Suma de letras’.

En este libro conoceremos la historia de Lena, y de las personas que componen su vida.

Mi abuela vive con mi padre y conmigo desde que tengo uso de razón. Se mudó al poco de fallecer mi madre, cuando yo aún era un bebé, para ayudar a mi padre con la crianza. Él es un afamado escritor y se pega el año viajando de aquí para allá, bien para temas de promoción bien para, según él, inspirarse y documentarse para sus novelas históricas.

Lena es una mujer independiente, no tiene lazos con nadie en su vida, tiene miedo a abrirse y que pueda perder a esa persona.

Tras la pérdida de su madre, y después de su hermana Mara, Lena no puede dejar que nadie vuelva a entrar en su corazón. Por ello, Dani es solo su amigo, un conocido con el que se acuesta cuando le apetece sin ningún tipo de compromiso.

Desde la muerte de su madre, su padre jamás ha vuelto a ser el mismo. Comenzó a distanciarse, y a irse de viaje, al ser un escritor famoso, necesita conocer diferentes lugares para inspirar sus historias.

La única persona con la que Lena puede contar en su día a día para todo lo que sea necesario es Yayi, su abuela paterna. Una persona a la que adora, la única con la que puede ser ella misma.

Pero tras un tiempo, la vida de Lena vuelve a recibir un gran golpe, y su padre, decide entregarle las memorias de Yayi, un libro que narra la vida de su abuela, y que le ayudará a continuar con la suya propia.

Que su padre sea un escritor famoso, no le ayuda en absoluto con su sueño, que también es ser escritora. Pues cuando escribe algo que nace de su corazón y le pide opinión a su padre, éste, siempre termina sacando todos los fallos. Por ello, Lena deja de escribir, porque siente que no sirve para ello y que solo la llevará al fracaso.

Mi padre sonríe y me coge de la mano. Empieza a contarme cosas de mi madre, de lo guapa que era, lo mucho que nos quería, las canciones que nos cantaba, la comida que nos hacía. De cómo bailaba conmigo en brazos y con Mara. De cuánto sonreía siempre, como yo. De lo buena que era, como Mara. Y terminamos hablando de ellas una vez más. De mi madre, de Yayi, de Mara, de sus ilusiones y de todas las cosas buenas de este mundo que no deberían irse jamás.

Su día a día no es que sea muy entretenido, vive en la casa de su padre con su abuela, y trabaja en una tienda de discos. Lo único que le hace sonreír es Dani, que trabaja con ella y que siempre trata de sacarle una sonrisa, a pesar de que, entre ambos, han dejado claro que solo son amigos.

Pero la vida de Lena va cambiando, pues poco a poco va recuperando una parte de ella que creía perdida, sus sentimientos por Daniel van aflorando y su relación con Lidia, una de sus amigas, parece que por fin sale a flote.

¿Terminará Lena con todos sus miedos? ¿Funcionarán las memorias de Yayi?

Todo esto y mucho más en esta historia.

Ahora que ya os he contado un poquito de lo que va el libro, os contaré lo que a mí me ha parecido.

Comienzo por la edición, que es de tapa blanda con solapas. En la portada podemos ver los pies de la que me imagino que será Lena.

El título del libro es muy acorde con esta historia, pues Daniel siempre le pide que vuele muy alto.

Este libro está narrado en primera persona por Lena, y la verdad que es un detalle bastante importante. Os explico el porqué. Lena es una mujer muy retraída, no le gusta contarle sus problemas a nadie, tampoco hablar de su estado emocional, por ello, que el libro esté narrado por ella misma es una gran ventaja, porque así, logramos conocer a nuestra protagonista a fondo.

Sí que tengo que decir, que la lectura me ha parecido un poco lenta en algunos momentos. Pero no es algo continuo.

La pluma de Sara Ballarín es sincera, transparente e impecable. A través de Lena he podido sentir cada una de las emociones que contiene este libro. Es una escritura cómoda y constante que te ayuda a avanzar, aunque también te obliga en muchas ocasiones a detenerte y atar cabos.

Con respecto a los personajes, tenemos unos cuantos. Los que más conocemos en este libro son: Lena, que es nuestra protagonista, Daniel, que es la persona que más tiempo pasa con ella, y Yayi, quién nos cuenta su vida a través de sus memorias.

Aunque, también tenemos personajes secundarios, como Lidia o el padre de Lena que forman parte de esta historia, son necesarios, pero no los conocemos tan a fondo.

Lena es un personaje muy característico, se deja llevar por el dolor. Piensa que la manera más fácil de seguir con su vida es creando una barrera frente al mundo. Pero cuando sus sentimientos afloran, y esa barrera va cayendo, se siente aturdida, pues no sabe controlarlo. Siempre ha salido corriendo ante cualquier situación incómoda, y ahora se siente en la obligación de enfrentarse a algo que va a hacerle recordar momentos muy duros de su pasado.

Paro de leer un segundo porque la última frase me ha dejado noqueada. ¿Mi abuela hablando del deseo de su futuro marido? De mi abuelo, al que no conocí, por cierto. Es raruno, eh. Una se imagina que en aquellos años el cortejo y la atracción eran algo casi platónico y lo que deja entrever mi abuela es que para mi abuelo no era platónico precisamente. Aunque claro, un chico que se había criado en la liberal Francia; que había empezado a estudiar en la universidad la carrera de Filosofía, aunque la Segunda Guerra mundial truncara sus estudios; y que habría estado con varias mujeres dado su atractivo físico,¡ y su soltura, no creo que mirara a una chica de dieciocho años, guapa y lozana, con ganas de escribirle un mero poema.

Si tengo que quedarme con un personaje me quedo con Yayi. En sus memorias encontramos muchas cosas interesantes. Pero, sobre todo, nos muestra la gran diferencia que había hace unos años en los diferentes países. En este caso, nos muestra la libertad que tienen las mujeres en Francia, y lo complicado que es vivir en España. Pues una mujer en España estaba destinada a cuidar de su marido, tener hijos tras su boda y no mostrar en púbico muestras de afecto, ni tampoco más piel de la necesaria.

Sin embargo, cuando su marido decide llevarle a descubrir París, su vida cambia por completo y se vuelve más bonita y más libre.

No puedo olvidarme del abuelo de Lena, un personaje que me ha conquistado desde el principio. Ha conseguido enamorarme, pues es un hombre sincero, que se preocupa por su mujer, que ama su vida y valora lo que tiene. Es una persona inigualable, dulce y honesto.

La trama de este libro se divide en dos historias diferentes, por una parte, Lena, nos cuenta su vida, y por otra parte, Yayi nos cuenta la suya.

Son dos historias que se complementan a la perfección. Con la ayuda de las memorias de Yayi, Lena va a conseguir superar algún que otro momento complicado que le preocupa. En cada uno de sus capítulos nos encontramos con una enseñanza y un suspiro de vida.

Con esta historia he podido sentir numerosas emociones, desde las más primarias hasta las menos susceptibles.

Creo que lo que Sara pretendía al escribir este libro era abrirnos un poquito los ojos con respecto a la situación de la mujer del pasado, y también enseñarnos que la vida es un suspiro, y que hay que afrontar cada una de las situaciones que nos preocupen, echarle coraje y disfrutar de cada sonrisa. Pero, sobre todo, disfrutar de cada lágrima, de cada pellizquito que recibamos en nuestro corazón, porque de cada caída, siempre, aprendemos algo.

El final del libro es una parte muy bonita, tal vez inesperada, pero muy emocionante. Hay una escena concreta que me ha puesto los pelos de punta y ha conseguido hacerme llorar. Un momento muy íntimo que nos robará el corazón.

Conclusión: Sujetar este libro es abrir una puerta a un pasado doloroso para aprender de ello, es una puerta a la imaginación, al dolor, y al coraje. Pues la vida de Lena es un completo caos, pero a su vez, nos enseña infinidad de cosas que nos enseñarán a vivir con más intensidad.

Lo mejor:

  • Es un libro muy original.
  • Me han encantado las memorias de Yayi.
  • Es un libro muy emotivo.

Lo peor:

  • En ocasiones, la lectura me ha resultado un poco lenta.

FotoReseña

El vuelo de Lena, de Sara Ballarín - Reseña
El vuelo de Lena, de Sara Ballarín - Reseña
El vuelo de Lena, de Sara Ballarín - Reseña
El vuelo de Lena, de Sara Ballarín - Reseña
El vuelo de Lena, de Sara Ballarín - Reseña
El vuelo de Lena, de Sara Ballarín - Reseña
El vuelo de Lena, de Sara Ballarín - Reseña

3.5/5 Puntos

Libros que componen la saga

Autor : Jessi

"Un libro no es un conjunto de palabras impreso en papel, un libro es un mundo abierto a tu imaginación donde cada latir es un sueño".

Comparte este artículo en