Las alas de Sophie, de Alice Kellen

Sentimientos a flor de piel, así es como podríamos resumir lo que Alice Kellen nos hace con cada una de sus novelas. Soy una...

Nacidos para ser Breves, de Toni Mata

Una de las sorpresas que me he llevado este inicio de curso viene con la novela Nacidos para ser breves, de Toni Mata. Una...

¿Más vale sola?, de Chloe Santana – Reseña

Hace unos meses que me leí un libro que me gustó mucho, titulado “No eres mi tipo”. Su autora es Chloe Santana, y ya entonces me gustó...
Duna
"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Inicio Razones 5 razones para ver... 5 razones para ver… Grease

5 razones para ver… Grease

 

¿Quieres ver alguna película y no sabes cuál? Desde Entre Metáforas te damos 5 razones para que veas Grease.

 

Verano de 1959. Sandy (Olivia Newton John) y Danny (John Travolta) han pasado un romántico y maravilloso verano juntos, pero, cuando las vacaciones se acaban, sus caminos se separan. Inesperadamente, vuelven a verse en el instituto Rydell, pero la actitud de Danny ya no es la misma: ya no es el chico encantador y atento que encandiló a Sandy; ahora es engreído e insensible.

5 razones para ver… Grease

Por sus canciones

¿Quién no ha oído alguna vez sus canciones? ¡Y es que son absolutamente fantásticas! Pegadizas, con ritmo y mucho estilo. ¡Míticas!

Por los personajes.

Porque aunque sean típicos, cada personaje está muy perfilado. Especialmente destacable John Travolta haciendo de Danny Zucko, y su increíble química con Olivia Newton-John.

Porque es verano.

Y es que Grease es un musical que pega en verano, en estos días calurosos ¿quién no se acuerda de Summer Nights?

Porque ya es un clásico.

Porque es esencial. Te guste este género o no, te vayan este tipo de películas o no, es imprescindible. Debe verse al menos una vez en la vida

5 razones para ver… Grease

Porque está hecha para disfrutarla.

Buen rollismo puro y duro. Grease no pretende ser una obra maestra, sino una película llena de vida, que te haga sentirte feliz al finalizarla. ¡Subidón absoluto!

Contenido Relacionado

- Publicidad -

5 razones para ver… Grease