Una buena chica, de Mary Kubica – Reseña

Una buena chica, de Mary Kubica – Reseña
5 (100%) 1 vote
Una buena chica, de Mary Kubica - Reseña

Ficha técnica

  • Título: Una buena chica
  • Autor: Mary Kubica
  • Género: Thriller, suspense
  • Año de publicación: 2016
  • Editorial: HarperCollins
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 368
  • PVP: 17,95€

Gracias a HarperCollins, por este ejemplar

Sinopsis del libro Una buena chica

"He estado siguiéndola estos últimos días. Sé dónde hace la compra, dónde trabaja. Nunca he hablado con ella. No sé de qué color son sus ojos, ni qué aspecto tienen cuando se asusta. Pero lo sabré."

Una noche, Mia Dennett entró en el bar donde había quedado en encontrarse con un amigo con el que salía de vez en cuando. Pero él no apareció, y Mia cometió la imprudencia de marcharse con un misterioso desconocido. Colin Thatcher parecía en principio un ligue inofensivo. Marcharse con él, sin embargo, acabaría siendo el peor error que había cometido en toda su vida.

Colin decidió llevarla por la fuerza a una cabaña aislada en las montañas de Minnesota en lugar de entregarla a las personas para las que trabajaba. A partir de ese instante, Eve -la madre de Mia- y el detective Gabe Hoffman no se detendrían ante nada para encontrarla. Nadie, sin embargo, podía predecir las implicaciones emocionales que tendría su secuestro y que acabarían por causar el derrumbe de la vida familiar de los Dennett.

Opinión personal

 

Una buena chica, de Mary Kubica, consiguió enamorarme desde el momento en que leí su sinopsis y vi su booktráiler, admito que nos encontramos frente a un libro con una buena campaña de marketing, pero realmente lo merece. Su misterio atrapa al lector desde la primera página y, lo mejor de todo, es que no seremos capaces de comprender la historia al completo hasta que lleguemos al final.

La novela nos presenta a Mia, una joven que una noche, tras el plantón de su actual pareja, decide aceptar la invitación de un desconocido e irse a su casa. Mia es secuestrada y la noticia arrasa con su familia. A partir de este suceso se marca un antes y un después en la historia. Por un lado, iremos viendo todo el proceso del secuestro y, por otro lado, veremos cuando Mia llega a casa.

—Permítame aclararle una cosa, Hoffman —me dice el juez—. Usted encuentre a mi hija y tráigala a casa, viva. Pero tenga mucho cuidado con lo que hace, porque Mia no es lo que parece —concluye, y con esas agarra su whisky y sale de la cocina.

Ha sido una auténtica maravilla ver como la autora alterna ambas experiencias, pues consigue situarnos en cada una de las escenas  y darles sentido a las consecuencias que arrastran ciertos actos.

Los personajes están perfectamente perfilados, cada uno de sus diálogos son totalmente creíbles y el realismo que desprenden es total. A pesar de que Mia es nuestra protagonista no será ella una de las voces que nos narre la historia, estas pertenecerán a: Eve, su madre; Gabe, el investigador a cargo del caso; y Colin, el secuestrador.

Eve abrirá la novela recibiendo la noticia de la desaparición de su hija. Se trata de una mujer fuerte que poco a poco ha sido eclipsada por su marido y con el paso de los años su voz se ha ido apagando. Veremos cómo esta madre intenta lidiar con la situación soportando el escepticismo de su marido y ayudando en todo momento en la investigación policial.

Gabe se hará cargo del caso y terminará tomándolo como algo personal. Su profesionalidad estará presente en todo momento, pero al final sus sentimientos saldrán a la luz dando un giro muy interesante a la trama.

Colin, nos tendrá preparadas varias sorpresas, pues no nos encontramos frente al típico secuestrador. Ha sido una auténtica pasada conocer a este personaje y poder meterme en su cabeza. Sus intenciones no son para nada lo que parecen en un principio y el papel que termina adoptando consigue hacer que el lector cambie por completo la visión que tiene sobre él.

Mia, es una joven muy peculiar. A pesar de venir de una familia muy pudiente tiene una forma muy especial de ver la vida. Es independiente, decidida, inteligente… Un personaje completo al que veremos sufrir un auténtico calvario y que conseguirá transmitir cada uno de esos sentimientos. La agonía que vive durante los meses que dura su secuestro no puede compararse a la angustia que sufre tras ser liberada. Todo lo que vive dentro de esa cabaña donde es recluida le cambiará la vida por completo y el trauma le hará bloquear su mente hasta perder ciertos recuerdos que le resultan demasiado dolorosos.

—Mi vida. Lo que hago. Uno sabe que no es bueno para la salud la primera vez que lo prueba. El tabaco. La maría. Pero se convence de que no pasa nada, de que puede controlarlo. Una vez, nada más, solo para ver cómo es. Y luego, de repente, estás metido hasta el cuello: no puedes salir aunque quieras.

También contaremos con un toque de romanticismo en la novela, vendrá servido en pequeñas dosis que no dejarán de sorprendernos. No nos encontramos frente a una novela romántica, pero sí que este romance será como una llave capaz de ofrecer muchas respuestas.

La ambientación está perfectamente planteada. Seremos capaces de disfrutar de los pequeños momentos que tiene Mia en contacto con la naturaleza y seguir el curso de la historia como si estuviésemos viendo una película.

Mary Kubica arrasa con este thriller, para ser su debut como escritora ha creado una trama trepidante que no te permite soltar el libro hasta que des fin de él. Su prosa sencilla y ligera consigue hacer que la novela vuele en tus manos. Su forma de alternar pasado y presente genera incertidumbre y ansiedad por conocer la conclusión de los hechos. Pero, sin lugar a dudas, su punto fuerte se encuentra en la gran capacidad que tiene para generar giros y giros que te dejan boquiabierto. No los ves venir. No te imaginas en ningún momento que la historia pueda tomar ese rumbo, pero cada detalle queda bien argumentado convenciéndote al 100%.

Conozco la mirada de unos ojos desdeñosos, de unos ojos que miran sin ver nada. Conozco el tono de desprecio de una voz. Conozco el sentimiento de traición y la desilusión que se siente cuando alguien que podría darte el mundo entero se niega a darte aunque sea un pedacito minúsculo.

Puede que no seamos tan distintos, después de todo.

En conclusión, Una buena chica nos sumerge en un thriller trepidante dominado por los giros, las sorpresas y unos personajes perfectamente definidos. Una historia adictiva que no podrás soltar desde el momento en que leas su primera página, pues Mary Kubica deja bien clara su capacidad de sorprender al lector con una novela rica en ingredientes de todo tipo.

Lo mejor:

  • Los personajes.
  • La maravillosa narración y el acierto de hacerlo alternando pasado y presente.
  • Los innumerables giros, las sorpresas son el punto fuerte de la autora.

Lo peor:

  • Nada, no encuentro algo negativo, pues hacía tiempo que no disfrutaba tanto de un thriller así.

FotoReseña

Una buena chica, de Mary Kubica - Reseña
Una buena chica, de Mary Kubica - Reseña
Una buena chica, de Mary Kubica - Reseña
Una buena chica, de Mary Kubica - Reseña
Una buena chica, de Mary Kubica - Reseña
Una buena chica, de Mary Kubica - Reseña
Una buena chica, de Mary Kubica - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

5/5 Puntos

5 puntos

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares