Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg – Reseña

Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg – Reseña
5 (100%) 1 vote
El club de los corazones solitarios, de Elizabeth Eulberg - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: We can work to out
  • Autor: Elizabeth Eulberg
  • Género: Comedia juvenil
  • Año de publicación: 2015
  • Editorial: Alfaguara
  • Saga: 2/?
  • Número de páginas: 360
  • PVP: 15,95 €
  • ISBN: 9788420419107

Gracias a Alfaguara, por este ejemplar.

Sinopsis del libro Mucho más que un club de chicas

«Yo, Penny Lane Bloom, estoy saliendo con alguien.

Exacto. La chica que fundó el Club de los Corazones Solitarios y juró no volver a quedar con chicos durante el resto de su vida tiene novio.

Y, no, las ranas no han criado pelo y no me he vuelto loca.

Ahora tengo el novio que merezco. Es amable, inteligente y divertido. ¡Ah! Se me olvidaba comentar que es un pibón.

Aunque, claro, siempre hay un pero...

Para nada quiero convertirme en una chica de esas. Ya sabes a cuáles me refiero: esas que dejan tiradas a sus amigas en el instante mismo que se echan novio.

He hecho un juramento: jamás seré así.

No puede ser tan difícil...»

Cuando Penny Lane creó el Club de los Corazones Solitarios con un solo miembro: ella, no podía imaginar que iba a convertirse en algo tan grande, que contaría con más de treinta socias que la apoyarían en todo lo que hiciera, y tampoco que podría llegar a cruzar las fronteras del instituto, y tal vez del estado#

Pero lo que tampoco imaginaba es que iba a encontrar al mejor chico del mundo: inteligente, cariñoso, comprensivo y... súper mono.

¿Es incompatible tener novio y seguir con el club más increíble del mundo?

¿O tendrá que sacrificar algo, quizá lo que más le importa?

Opinión personal

 

Por fin llega la tan esperada continuación de la saga de Elizabeth Eulberg: El club de los corazones solitarios. Esta segunda parte lleva por título Mucho más que un club de chicas, y aunque admito que no es necesaria esta continuación, confieso que ha llegado a engancharme todavía más que el libro anterior. 

La historia comienza justo donde finaliza la historia anterior y el club sigue y sigue creciendo. El problema ahora viene en que Penny no sólo tendrá que seguir al mando, como fundadora que es del club, sino que además deberá encontrar tiempo para estar con Ryan, su novio. Ryan será muy comprensivo con ella y le dará todo el espacio y tiempo que ella necesita para el club, pero todo tiene su límite ¿no?

Penny deberá afrontar esta situación donde el club absorbe todo su tiempo, pero por otro lado está su relación, la cual en más de una ocasión penderá de un hilo. ¿Conseguirá Pen compaginar el club con Ryan?

—¿Sabes qué me haría sentir mejor?

Negué con la cabeza.

—Solo hay una cosa que siempre he querido tener —por fin, se giró y me miró directamente a los ojos—. Y eres tú.

Esta segunda parte me ha gustado muchísimo más, sobre todo por el protagonista masculino, del cual os hablaré más adelante. La protagonista principal en cambio me ha parecido muchísimo más egoísta e ingenua, pues se iba metiendo en líos que un niño podría ver a leguas mientras que ella no los veía hasta que se topaba con ellos, pero no creo que realmente sea por un egoísmo de ella, sino que no es todavía consciente de que un chico maravilloso está enamorado de ella y por miedo a sufrir lo deja en un segundo plano todo el tiempo.

El club está creciendo de una forma sorprendente, pues contactan con ellas chicas de otros institutos que adoran la idea y quieren formar su propio club de los corazones solitarios. La fama comienza a perseguirlas y ellas intentarán sacarle partido como siempre para realizar buenas acciones. Hasta aquí todo irá bien, pero lo que nuestra protagonista no termina de asimilar es que tiene un chico a su lado que bien podría ser la envidia de todas sus amigas, detallista, cariñoso y atento, Ryan es sencillamente el novio perfecto, pero no por ello tiene una vida perfecta, pues en más de una ocasión necesitara de su novia, de una novia que a veces parece estar demasiado ocupada con otras cosas.

Los protagonistas que nos presenta la autora siguen la línea del libro anterior, pero conseguiremos conocerlos un poquito mejor y como no, adorarlos un poquito más. Pero admito que la protagonista consiguió sacarme de mis casillas en más de una ocasión, no entiendo como una persona puede meter tanto la pata una y otra vez con lo mismo, actúa  de una en la que no piensa en las consecuencias que pueden tener sus acciones,  debería aprender que si una goma se estira y se estira, al final puede llegar a romperse.

El final me dejó un muy buen sabor de boca, me encantó la forma en que la autora pone final a esta historia y creo que si el resto de libros siguen esta línea y seguimos viendo evolucionar a estos personajes como en esta historia, serán una buena opción para introducirnos en una lectura ligerita y adictiva.

La prosa de Elizabeth Eulberg sigue siendo completamente adictiva. Nos presenta una historia muy sencilla con los ingredientes necesarios para sumergirnos en una historia juvenil donde el tema principal es conocerse a uno mismo. El libro se lee en un suspiro y es que, aunque a veces tengamos ganas de pegarle un capón a Penny, no dejarán de suceder acontecimientos con un ritmo constante que no nos dejarán separáramos de sus páginas.

No puedo dejar pasar la reseña sin volver a mencionar el fenómeno fan que se demuestra en la historia con los Beatles, el amor que sienten por estos cantantes es adorable y si te gusta el grupo, una vez más te robará sonrisas en más de una escena.

—Me encanta cuando te pones nerviosa, así que voy a prestarte toda mi atención.

Le di una palmada en el brazo.

—Intento decirte que me importas mucho, ¿vale?

Nos quedamos mirando el uno al otro. No me podía creer que lo hubiera soltado así, de sopetón.

Me sentí como una tonta. Estuve a punto de recorrer el pasillo con la vista para comprobar si alguien nos estaba mirando, pero me frené. En vez de eso, le agarré de la mano y di un paso delante de modo que solo nos separaban unos centímetros.

—Con centro de recreo o sin él, significas mucho para mí, en serio. Yo, eh… bueno, se me ocurrió que… en fin… deberías saberlo —Dios mío, cuando se trataba de declaraciones de afecto, era una tarada sin remedio.

—Y tú significas mucho para mí, Penny.

En conclusión, Mucho más que un club de chicas es una segunda parte que, aunque no era realmente necesaria, me ha gustado muchísimo. Con unos personajes, que siguen siendo adorables y un camino para conocerse a sí mismos y saber que por todo lo que quieres tienes que luchar y prestarle parte de tu tiempo, viviremos una historia juvenil fresca y divertida, ideal para leer entre novelas densas, pues es muy rápida y sencilla de leer.

Lo mejor:

  • Una vez más, los personajes son lo mejor de esta historia.
  • Las situaciones tan estresantes en las que se meten los personajes.

Lo peor:

  • No podría decir nada negativo, realmente me gustó más que el primero.

FotoReseña

Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg - Reseña
Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg - Reseña
Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg - Reseña
Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg - Reseña
Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg - Reseña
Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg - Reseña
Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg - Reseña
Mucho más que un club de chicas, de Elizabeth Eulberg - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

4,5/5 Puntos

4-5 puntos

Libros que componen la saga

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas