Los Ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso – Reseña

Los Ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso – Reseña
Vota este arículo
Los ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: Los ángeles no tienen hélices
  • Autor: Mercedes Alonso
  • Género: Erótica
  • Año de publicación: 2016
  • Editorial: Los libros de cristal
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 256
  • PVP: 15,90€
  • ISBN: 9788415611325

Gracias a Los libros de cristal por este ejemplar.

Sinopsis del libro Los ángeles no tienen hélices

¿Recuerdas ese momento en el que tu vida dio un giro de ciento ochenta grados? Olivia jamás podrá olvidarlo pues, en su caso, como en el de otras muchas personas de carne y hueso, no fue una de esas etapas facilonas en las que solo falta la música de unos magistrales violines para endulzar el gran momento.

Ni mucho menos. Todo comienza con unas vacaciones soñadas, rodeada de su grupo de amigas, del mar y con un montón de planes para desconectar de la estresante rutina. Pero alejarse del ruido de la vida diaria a veces consigue el efecto contrario: te obliga a hacerte preguntas que solo puede responder el yo más incompresible que cada uno llevamos dentro.
Olivia elige dejarse llevar por las olas, y se verá enredada en un triángulo amoroso protagonizado también por Marcos y Enzo. El primero representa para Olivia lo que siempre ha buscado, y con el que descubrirá que 'buscar' y 'querer' no son sinónimos. Enzo, al contrario, es el prototipo de hombre del que siempre ha huido, y el que le demostrará que 'huir' y 'desear' no siempre son antónimos'.

 

Opinión personal

Hoy os traigo la Reseña de ‘Los Ángeles no tienen hélices’ un libro escrito por Mercedes Alonso y publicado por ‘Los libros de cristal’.

Este libro nos cuenta la historia de Olivia, una chica que acaba de romper con su novio, y se va de vacaciones de verano a la playa con sus amigas.

Sus amigas son muy diferentes, cada una de su padre y de su madre, sus nombres son Sofía, Lucy, y Marisol.

Me metí en la ducha nada más llegar a casa y me quedé un largo rato bajo el chorro del agua caliente.

Los primeros días de nuestra estancia allí habían sido terapéuticos. Playa, sol, comer, beber, dormir y poco más. Justo lo que necesitaba tras dos años sin un solo día de descanso, pero aquella mañana había sido tan intensa que se sentía totalmente exhausta. 

Al principio, estas cuatro chicas se dedicaban a ir a la playa y tomar el sol, pero cuando ya pasan un par de días, se apuntan a dar unas clases  de surf, no por las clases en sí, sino porque Enzo, el profesor, está buenísimo no, lo siguiente.

Desde ese momento, las tres amigas de Olivia tratan de conquistarle, pero Enzo solo tiene ojos para Olivia.

Una de esas noches, Enzo les dice a las amigas de Olivia que les va a presentar esa noche a sus amigos, y como éstas chicas están deseando salir y ligar aceptan encantadas, pero Olivia que siente cierta atracción por Enzo (aunque no quiere reconocerlo) no va muy convencida, pero decide acompañar a sus amigas.

Al día siguiente, la historia se repite pero Olivia pasa de ir porque la noche anterior pasaron cosas que no deberían de haber ocurrido. Al día siguiente Olivia trata de hacer progresos con su tabla, porque sus amigas se conforman con estar un rato en la playa, pero Olivia es una chica muy competitiva y el surf le transporta a otro lugar y le hace sentir bien, por lo que no está dispuesta a abandonar esa playa sin ser toda una experta en ese campo.

No saludé a Enzo. No podía mirarle a los ojos y me limité a encerar la tabla y a practicar los ejercicios de calentamiento antes de entrar al gua. Mi falta de concentración hizo que me cayera tantas veces como intenté ponerme en pie sobre la tabla. Besarle me había afectado más de lo que estaba dispuesta a admitir y no podía entender que se comportara con absoluta normalidad, como si lo sucedido la noche anterior fuese solo producto de mi imaginación. Como no estaba dispuesta a dejarme vencer lo seguí intentado una y otra vez, aunque sin éxito.

A la noche siguiente, las amigas de Olivia deciden salir de nuevo con Enzo y sus amigos, pero Olivia se niega rotundamente y decide no ir, ya que cree que Enzo es un chico muy guapo, (todo hay que decirlo) pero que es un chulo y  un engreído.

Esa noche, Olivia decide salir sola por su parte y conoce a Marcos, un chico que es todo lo contrario a Enzo, es dulce y sabe darle a Olivia lo que ella necesita. Pero le ocurre una cosa, por mucho que lo intenta no consigue olvidar a Enzo, incluso sueña con él.

Olivia cree que todo esto se está convirtiendo en una obsesión, y se ve envuelta en un triángulo amoroso del que no va a saber cómo salir.

¿Se quedará con Enzo o con Marcos? ¿Se irá de la playa sola?

Todo esto y mucho más en el interior de este maravilloso libro.

Bueno, ahora os diré lo que opino de él.

La edición es preciosa, el tono rosa me encanta, como todos los libros de esta editorial con este color tan particular.

La chica que podemos ver en la portada situada en la playa con una tabla de surf bajo el brazo es Olivia, nuestra protagonista, ya desde el principio podemos comprobar que es una chica preciosa. Además la portada es muy acorde con el interior del libro.

Internamente la edición es muy sencilla pero no por ello menos bonita. Las letras son normalitas y los capítulos más bien largos, pero el libro se lee muy rápido.

Estábamos tumbados cada uno en una hamaca, mirándonos a los ojos, buceando en nuestras miradas, y me gustó lo que vi, porque Marcos parecía una persona que no ocultaba nada y que tenía las cosas bastante claras.

Él estiró su mano y cogió la mía. Su tacto y su calidez me resultaron reconfortables y me sentí tan bien con nuestras manos y nuestras miradas enlazadas.

La lectura es fresca, divertida, atrevida y emocionante. Lo mismo tenemos una escena erótica que nos hace perdernos entre sus páginas, que nos encontramos una escena tan romántica que consigue ponernos los pelos de punta. La autora ha dado justo en el punto medio entre lo romántico, lo erótico y lo emotivo consiguiendo así una mezcla explosiva que ha conseguido mantenerme alerta e intrigada desde que comencé el primer capítulo hasta que finalicé el libro.

Los personajes principales, (Enzo, Marcos y Olivia) están muy bien clasificados, y podemos imaginarlos a la perfección, sí que es verdad que hubiese estado bastante bien conocer algo más a las amigas de Olivia, pero aun así, creo que este libro tiene una narrativa fantástica.

Los diálogos, y las descripciones están en su justa medida, y esto nos ayuda a que la lectura sea más rápida y menos aburrida, al menos para mí.

La trama me ha parecido una verdadera pasada, me encanta la piña que forman Olivia y sus amigas, y la compenetración que pueden llegar a tener entre ellas, es muy saber que estas amigas están tan unidas que con tan solo mirarse a los ojos ya saben lo que la otra siente. Se apoyan las unas a las otras como si fuesen hermanas. Una amistad de este calibre merece la pena, y ha conseguido emocionarme.

Pero aparte de la amistad, este libro tiene otro punto fuerte, el amor. Sí, el amor es muy importante en este libro, porque no solo tenemos una pareja, sino un trío, y todos sabemos que de las relaciones a tres no puede salir nada bueno. Este libro tiene la gran ventaja de darnos a conocer a dos hombres completamente diferente, dos polos opuestos, cada uno con sus cosas buenas y sus cosas malas. Y Olivia, tiene en su poder tomar la decisión de elegir a uno de los dos, o a ninguno.

Por último el final me ha dejado con la boca abierta, es un libro que en todo momento me ha transmitido alguna emoción, tiene una narración exquisita que consigue meternos dentro de la escena y eso nos ayuda a empatizar con los personajes principales. Pero el final es un caso aparte, me gustaría leer en un futuro algún libro más que tenga que ver con estos personajes, porque sería una verdadera maravilla.

 Solo me queda dar las gracias a 'Los libros de cristal' por permitirme disfrutar de esta historia.

 

Lo mejor:

  • El triángulo amoroso que encontramos es muy emotivo.
  • La amistad que une a estas cuatro amigas me ha llegado directamente al corazón.

Lo peor:

  • Este libro no tiene nada que no me haya gustado, lo peor del libro es que tiene fin.

FotoReseña

 

Los ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso - Reseña
Los ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso - Reseña
Los ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso - Reseña
Los ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso - Reseña
Los ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso - Reseña
Los ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso - Reseña
Los ángeles no tienen hélices, de Mercedes Alonso - Reseña

5/5 Puntos

5 puntos

Libros que componen la saga

Autor: Jessi

"Un libro no es un conjunto de palabras impreso en papel, un libro es un mundo abierto a tu imaginación donde cada latir es un sueño".

Comparte este artículo en
  • Mercedes Alonso

    Gracias!!! Me has dejado con la boca abierta porque transmites un entusiasmo que contagia. Me alegra que hayas disfrutado esta lectura y que lo hayas contado así, con tanta frescura y emocion. Un beso enorme.
    Mercedes Alonso

Shares