The Society, temporada 1 - Crítica de serie

Ficha técnica

  • Título: The Society
  • Año: 2019
  • Creador: Christopher Keyser
  • Temporadas: 1¿?
  • Episodios: 20
  • Duración: 45 min apróx
  • Género: Misterio, juvenil
  • Música: Daniel Hart
  • Distribución: Netflix

Sinopsis:

Un grupo de adolescentes es misteriosamente transportado a una versión idéntica de su acaudalado pueblo. La única diferencia es que, en la réplica, sus padres han desaparecido, y los adolescentes tienen que crear su propia sociedad para sobrevivir.

Opinión personal:

Un puñado de jóvenes aislados al más puro estilo de ‘El señor de las moscas’ es lo que nos encontraremos en esta serie. Aunque la fuerza de la trama flaquea conforme se presentan las vidas de sus personajes.

Cuando comencé a ver la serie sentí que me encontraba ante una mezcla de Perdidos y La Cúpula, dos grandes series que brillaron en su momento. Sin embargo, la serie del productor y guionista Christopher Adam Keyser que comparte cargo con Marc Webb no termina de conquistar.

En esta reseña analizaremos la primera temporada completa, aunque sin spoilers.

La historia nos presenta a un grupo de jóvenes de instituto de un pueblo de Nueva Inglaterra en EEUU que están a punto de dar un giro radical en sus vidas. Todo comienza un día cuando parten en autobús en lo que se ha programado como una increíble excursión y lo increíble será lo que se encuentren a su regreso: el pueblo del que salieron está completamente desértico, sus familiares han desaparecido y, lo peor, es que no parece existir salida alguna para alejarse de ese lugar. 

Aquí es cuando comienzan a surgir las dudas, los miedos... la falta de autoridad y la soledad frente a la desesperanza comienza a forjar unos caracteres drásticos que terminan llevándose al extremo. Deben elegir un líder, alguien que los guíe y, como era de esperar, no todos tienen los mismos objetivos.

Juntos deberán crear una sociedad capaz de subsistir por sí sola, pues según parece son los únicos habitantes del planeta y no tienen forma de buscar ayuda exterior. Sin embargo, el ansia de poder y control mezclado con las hormonas de la edad no termina de reflejarse de forma creíble.

La premisa inicial de la serie resulta atrayente. Al menos a mí me animó a seguir viéndola pese a las descaradas comparaciones que eran más que inevitables que saliesen a relucir con otras series. The Society tiene un problema principal y es no saber exactamente qué quiere contar, y justamente son esas dudas las que terminan asaltando al espectador sintiendo que el ritmo sea tan inestable como el argumento de la serie.

Tan pronto nos encontramos con un problema de supervivencia como con un drama juvenil que no viene al caso. Si se hubiesen centrado en explotar a sus personajes haciéndolos madurar a base de golpes —dignos de una historia de este calibre—, otro gallo hubiese cantado. Pero no. A veces para estos chicos es más importante decidir quién es el nuevo alcalde que prever qué comerán al día siguiente.

También me descolocaban los dramas juveniles que no dejaban de aflorar como si de Riverdale se tratase. Yo hubiese querido que se explotase ese mundo. Dar respuesta a un montón de preguntas que se desataron en el primer episodio y que perdieron su fuerza casi hasta el final: ¿Dónde estaban? ¿Por qué estaban solos? Y, la más importante ,¿cómo narices iban a salir de ahí?

Tiro una lanza a favor al ver cómo se muestran un montón de realidades sociales que están a la orden del día como pueden ser el maltrato de género, la búsqueda y aceptación de la identidad sexual, las luchas políticas, el machismo, la reivindicación de la mujer... Todos estos temas se presentan como si fuesen las piezas claves para que la serie sobresaliese, aunque seamos sinceros, tampoco es que sea pionera en ello.

Parece ser que The Society se presenta como novedosa cuando todos sus elementos terminan siendo un refrito de historias que ya hemos visto en televisión. Esto no quiere decir que no pueda encontrar su público, yo misma la terminé en pocos días pese a su ritmo irregular, pues en general es entretenida y los personajes terminan dejándose querer y odiar a partes iguales.

Pero claro, ante un elenco tan amplió encontramos un poco de todo, aunque predomina la inexperiencia o falta de explotación de talento. Algunos de los jóvenes se desenvuelven con más soltura y, como dije, presentan personajes que terminan despertando sentimientos en el espectador, aunque cuesta alcanzar ese tipo de sentimientos.

Con respecto al final, o más bien los minutos finales del último episodio, son los que me dejaron con la boca abierta y con ganas de continuar sabiendo más y más de la serie. No se explica lo qué ocurre, de hecho, solo se generan más dudas y por desgracia tampoco sabemos si la serie será renovada para una segunda temporada. Aunque espero que lo hagan, pues en estos primeros diez episodios hay demasiadas cosas sin pulir, pero también hay un montón de incógnitas que buscan respuesta y mucho potencial por explotar. ¿Podremos continuar viéndola?

Tráiler primera temporada:

Reparto principal

The Society, temporada 1 - Crítica de serie

Kathryn Newton

Personaje: Allie

The Society, temporada 1 - Crítica de serie

Sean Berdy

Personaje: Sam

The Society, temporada 1 - Crítica de serie

Kristine Froseth

Personaje: Kelly

The Society, temporada 1 - Crítica de serie

Alex Fitzalan

Personaje: Harry

The Society, temporada 1 - Crítica de serie

Toby Wallace

Personaje: Campbell

The Society, temporada 1 - Crítica de serie

Olivia DeJonge

Personaje: Elle

The Society, temporada 1 - Crítica de serie

Natasha Liu Bordizzo

Personaje: Helena

The Society, temporada 1 - Crítica de serie

Jacques Colimon

Personaje: Will

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.