Después de escuchar muchas buenas críticas de los libros de la conocida Mhairi McFarlane tuve la gran oportunidad de adentrarme en su último trabajo, que lleva como nombre “No es por mí, es por ti” y que Libros de Seda publicaba en sus novedades.

La autora de la novela es bastante conocida, ya que ha publicado otros libros como ‘Nada más verte’, ‘Si pensara en ti, te despreciaría’, o ‘¿Quién es esa chica?’, todos ellos unos auténticos fenómenos en ventas.

-¿Estás de broma?
Aquello empezaba mal.
-No. Yo, Delia Moss, te pido a ti, Paul Rafferty, que te cases conmigo. Oficial, formalmente.
Paul parecía…incómodo. Esa era la única palabra para describirlo.

Con “No es por mí, es por ti” nos adentramos en una historia donde los sentimientos y el humor son los ingredientes principales para rellenar un total de 458 páginas que han tenido para mí sus más y sus menos.

Para comenzar, tenemos a la protagonista, Delia Moss. Delia es una chica del montón, que tiene una vida corriente y que un buen día decide proponerle a su novio de toda la vida matrimonio. Sin embargo, las cosas no van como ella tenía programado y su novio, Paul, duda si es lo correcto. ¡Y cómo no dudarlo! Tal como cuenta la sinopsis de la novela, Paul tenía una amante, una chica llamada Celine. La otra de la relación.
Delia es una chica encantadora, como protagonista me ha encantado y quizás  haya sido mi personaje favorito en toda la novela. Tiene una personalidad increíble y un carácter arrollador, algo que hace que estés riéndote toda la novela con las ocurrencias y bromas que tiene.
Por otra parte, está Paul, el que era novio de Delia hasta que le propone matrimonio. Es cuando se descubre que Paul estaba acostándose con otra chica, algo que Delia no esperaba y que pilla totalmente desprevenida. Sin embargo, no os creáis que Paul desiste… ya que intenta estar siempre ahí para Delia, a pesar de que ella tome un rumbo totalmente distinto con su amiga Emma hacia Londres.
Es entonces cuanto entra el tercero en discordia, el atractivo Adam, que saca de los nervios a Delia pero también provoca un interés en ella… Un tira y afloja que es divertido y engancha.

Con unos personajes así de interesantes, imaginaos el resto de la novela. Lo cierto es que la parte de los personajes es una de las partes más interesantes del libro, ya que tanto Delia como Paul tienen esa relación de ex novios que hace que estés leyendo sin parar, pero por otra parte tenemos a una Delia tozuda y cruel con Adam, que al comienzo muestra ser un creído y egoísta y termina mostrándonos una faceta tierna y muy sensible.

Delia se quedó sentada, en silencio. El teléfono le pesaba en la palma de la mano. De pronto nada tenía sentido. Tuvo que lidiar con aquella información discordante, línea por línea,  mientras se le revolvía el estómago.
«No sé qué hacer», esa frase le golpeó en el corazón.

La narrativa de la novela me ha resultado ágil y que fluía muy rápido, a excepción de ciertos capítulos del final, en los que me daba la sensación de que Mhairi McFarlane quería alargar la historia y estirar de donde no había. Aún así, os aseguro que cuando termináis la novela, la sensación que te queda es buena.

No es para menos la temática tan divertida que ‘No es por mí, es por ti’ tiene, ya que mezcla tanto amor como humor en iguales dosis. Es cierto que el tema amoroso tiene un gran protagonismo en la historia, pero las continuas ocurrencias y bromas de Delia y del resto de personajes secundarios hacen que te lo pases pipa mientras te adentras en el día a día de la protagonista.

Un detalle que me ha encantado de la novela y que me encantaría nombrar, es la historia dibujada a modo cómic que la autora nos ha presentado entre sus páginas, y es que uno de los hobbies de Delia es dibujar, y se dibuja así misma como una superheroína, un cómic al que ha llamado ‘La Raposa’, el cual da un aire muy original a la novela y que me ha sorprendido.

Minutos después hacía el paseo de la vergüenza por Clapham High Street, entre familias de ojos claros salidas de un anuncio de un centro comercial que habían salido a desayunar en domingo, pensando que Adam West era una persona horrible, sin contar el detalle de la Coca-Cola y el ibuprofeno.
También tenía la sensación de que había algo que no sabía de la noche anterior, además de todas las cosas que sí sabía.
Algo que había olvidado y que necesitaba recordar.

En conclusión, ‘No es por mí, es por ti’ es una novela tierna, ágil y original que se desarrolla en un total de 458 páginas pero que se lee bastante rápido. Una propuesta ideal si quieres pasar el rato, independientemente de tu edad.

Solo me queda dar las gracias a Libros de Seda por permitirme disfrutar de esta historia.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.