Buscando a Alaska, de John Green – Reseña

Buscando a Alaska, de John Green – Reseña
5 (100%) 1 vote

00106523106836____2__1000x1000

Sinopsis del libro Buscando a Alaska

Dicen que la vida te puede cambiar en un solo instante, pero… ¿es realmente cierto?

Miles es un chico bastante atípico cuya afición es aprender las últimas palabras de personajes ilustres, hasta que un buen día decide ir a un instituto igual de atípico que él llamado Culver Creek. En ese camino de maduración, Miles conocerá a muchas personas con las que congeniará desde el comienzo, como Takumi, Coronel, Lara y la maravillosa y encandiladora Alaska Young. De la mano de esta pandilla, Miles aprenderá el verdadero significado del amor, de la amistad, de la familia, y de algo más importante aún: las últimas palabras.

Una enseñanza de algo tan grande que nunca jamás se borrará del corazón de Miles.

-¿Por qué fumas tan condenadamente deprisa?
Me miró y sonrió de oreja a oreja; una sonrisa tan ancha en su cara estrecha que podría haberse visto tonta a no ser por el elegante verde, sin reproches, de sus ojos. Sonrió con el deleite propio de un niño la mañana de Reyes y  dijo:
-Vosotros fumáis para disfrutar. Yo fumo para morir.

Opinión personal

Hacía muchísimo tiempo que andaba detrás de esta lectura tan llamativa de John Green, el autor conocido por “Bajo la misma estrella”. Pero independientemente de que este fuera el libro con el que debutó, no podemos dejar  de lado otros maravillosos títulos como es el caso de Buscando a Alaska. Esta fue la primera novela que en cuestión creó el autor, así que como os podéis imaginar es el libro de un John Green primerizo. Pero no por ello el libro es peor que el resto de los del autor; me atrevo a decir incluso que uno de los más bonitos y con personalidad.

Una de las partes más bonitas y completas es la de los personajes. Indudablemente John Green tiene un talento y una habilidad natas a la hora de elaborar personajes para sus libros. En este caso, los personajes principales son Alaska Young y Miles Halter. Por un lado, Alaska es una chica que encandila con todas las letras. Es una chica atípica, diferente al resto de la sociedad, compleja pero con una personalidad arrolladora. Sin duda uno de los personajes que más me ha gustado de la novela, aunque es imposible elegir un favorito en esta novela de Green. Por otra parte, tenemos al personaje y protagonista masculino Miles, igual de atípico que Alaska. Es un chico complejo con una extraña afición de aprender las últimas palabras que pronunciaron personajes célebres justo antes de morir.
Con estos dos caracteres tan característicos no es complicado intuir que la historia que se va a desarrollar será y de hecho es igual de increíble que sus personalidades.
Otros personajes secundarios son el compañero de Miles, al comienzo conocido como Chip y más tarde como Coronel; un chaval al que se le coge mucho cariño conforme se van descubriendo rasgos de su personalidad. Y como olvidar a Lara y a Takumi, otros aventureros que se lanzan sin pensarlo dos veces a las trastadas tan típicas de Culver Creek, el instituto en el que estudian.

Otro punto fuerte de la lectura es la narrativa de John, una increíble pluma que relata lentamente todos los acontecimientos de manera paulatina sin que pierdas bocado de la historia. Está bien dividida en un antes y un después. Sin duda estas dos partes son completamente diferentes, os aseguro que no tiene nada que ver la una con la otra. En el “Antes”, se da a conocer la vida de Miles y la manera en la que conoce a sus compañeros en Culver Creek. Para que os hagáis una ligera idea, esta primera parte es fresca, divertida y alegre, sin embargo en cuanto nos topamos con ese “Después” sólo os quiero adelantar que se convierte en una historia triste y complicada.

Y no quería dejarme sin nombrar la novedad tan original que introduce John en este libro, y es que aunque veamos que Miles Halter es un personaje distinto al resto, Green ha querido darle su personalidad y si continuamos leyendo al final, el propio autor ha adjuntado unas páginas aclarando que la afición de saberse las últimas palabras de personajes famosos es originariamente del propio John; así que de alguna manera se puede decir que el autor le ha atribuido a Miles una parte de su ser, un punto muy muy positivo para el libro bajo mi punto de vista.

La temática del libro no es clasificable en absoluto. Supongo que es una mezcla de temática amorosa y filosófica junto con una narrativa excelente y fresca que convierte Buscando a Alaska en una lectura la mar de apetecible.

Sin duda uno de los mejores libros que me he leído del autor, que recomiendo a absolutamente todo el mundo.

-Lo siento mucho, Gordo-dijo, y me abrazó apoyando la cabeza en mi hombro.
Pensé que ni siquiera sabía lo que me había ocurrido, pero de cualquier modo sonaba sincera.
-¿Qué voy a hacer?
Pasar Acción de Gracias conmigo, tonto, aquí.
-¿Y por qué no te vas a casa en vacaciones? – le pregunté.
-Porque me dan mucho miedo los fantasmas, Gordo. Y mi casa está llena de fantasmas.

Así tal cual. De cien kilómetros por hora a dormirse en un nanosegundo. Yo quería acostarme junto a ella en el sofá, abrazarla y dormir. No follar, como en esas películas. Ni siquiera practicar sexo. Solo dormir juntos, en el sentido más inocente de la expresión. Pero me faltaba valor, y ella tenía novio, y yo era torpe, y ella era preciosa, y yo era un aburrido sin remedio, y ella era fascinante hasta el infinito. Así que regresé a mi habitación y me dejé caer sobre la litera, pensando que, si las personas fueran lluvia, yo sería llovizna y ella, un huracán.

Lo mejor

  • Los personajes tan carismáticos que Green ha creado.
  • Los personajes principales, Alaska y Miles.
  • La síntesis entre el “antes” y el “después”
  • Originalidad del autor.

Lo peor

  • El final.

Puntuación

5 Puntos

5 puntos

 

 

Autor : Paola

"A los que buscan aunque no se encuentren; a los que avanzan aunque se pierdan; a los que viven aunque se mueran"

Comparte este artículo en