Sueños Rojos, de Isabelle Ronin – Reseña

Sueños Rojos, de Isabelle Ronin – Reseña
5 (100%) 1 vote
Sueños rojos, de Isabelle Ronin - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: Sueños rojos
  • Autor: Isabelle Ronin
  • Género: Romántica
  • Año de publicación: 2017
  • Editorial: Montena
  • Saga: 1/3
  • Número de páginas: 381
  • PVP: 17,95€
  • ISBN: 9788490438541

Gracias a Montena por este ejemplar.

Sinopsis

SOY LO ÚLTIMO QUE ELLA DESEA EN SU VIDA.

ELLA SIGUE ESPERANDO A QUE LA DECEPCIONE, SIGUE ESPERANDO QUE ME VAYA.

PERO YO HE VENIDO PARA QUEDARME.

LE PERTENEZCO.

ASÍ DE FÁCIL.

 

Opinión personal

 Hoy os traigo la Reseña de “Sueños Rojos” un libro escrito por Isabelle Ronin y publicado por la Editorial Montena.

En este libro conoceremos la historia de Caleb y Veronica, o cómo Caleb la llama, Red.

Veronica es una chica que no tiene dinero, y tampoco tiene familia, desde que tiene conocimiento, ha estado trabajando de lo que ha podido para poder seguir con su vida adelante.

Una noche, Caleb se encuentra con ella en una discoteca, el lugar donde la conoce, ella lleva un vestido rojo y también los labios, de ahí el apodo de Red.

Cuando Caleb sale a la calle, se encuentra con Veronica, pero no está sola, un chico está intentando aprovecharse de su embriaguez, y Caleb decide llevársela para evitar que puedan hacerle daño.

Cuando la sube a su coche para llevarla a casa, Veronica termina vomitándole en su tapicería nueva, pero él la saca del coche, y la acuesta en la habitación de invitados, fascinado por su belleza no puede evitar querer besarla, pero se contiene y se limita a cuidar de ella.

Puse el coche en marcha y el aire acondicionado al máximo. La chica tendría una resaca brutal al despertarse a la maña siguiente. De repente cuando ya estábamos a pocos minutos de mi piso, dio un salto en el asiento y se tapó la boca.

Mierda, no.

Me vomitó todo el coche.

Estuve a punto de echarme a llorar. ¡Mi choche nuevo! El ruido de las arcadas ya era lo bastante desagradable de por sí, pero el olor era tan asqueroso que casi me hizo vomitar a mí también. Bajé las ventanillas y abrí la capota a la desesperada, exhalé el aire que me estaba aguantando y respiré aire fresco de forma frenética.

-Joder, tía. Para una buena acción que hayo y…

Vomitó otra vez.

A la mañana siguiente, cuando Veronica despierta se siente muy confusa, a pesar de no tener resaca (porque no es algo que le suela ocurrir) se siente desorientada y perdida, pues la casa en la que se encuentra no es la suya.

Cuando Caleb aparece por la puerta, Veronica no se lo puede creer, él no la conoce a ella, pero ella sabe perfectamente quién es Caleb. Como para no saberlo, es uno de los chicos más sexys y populares de la universidad, por no hablar de la cantidad de dinero que su familia posee.

A su despertar, Caleb le propone que puede quedarse en su casa, a cambio de nada, aunque ella no puede aceptarlo, a pesar de que no tenga dinero para sobrevivir, no puede quedarse en casa de Caleb, y menos sin darle nada a cambio, por lo que, decide, que a partir de ese momento, será ella quién se ocupe de la cocina de aquella casa, a lo que Caleb acepta y empieza la convivencia.

Al principio las cosas parecen más sencillas, pues Caleb no para mucho por casa y Veronica está trabajando, y buscando un nuevo trabajo, pero poco a poco, nuestros dos protagonistas comienzan a pasar más tiempo juntos, y ahí se desata la tormenta, pues entre ambos existe una atracción física y sentimental que los zarandea y los exprime continuamente. Por mucho que quieran evitarlo, y por mucho daño que se hagan, terminan buscándose incluso en la oscuridad.

Caleb no puede evitar cuidar de Red y ella no es de las que se dejan cuidar, más bien, se cuida ella solita, es una mujer independiente, y no quiere ser de ningún hombre, cosa que Caleb tendrá que entender si quiere al menos, seguir viviendo con ella.

-¿Por qué me llamas Red? Por si no te habías dado cuenta, soy morena, no pelirroja.

Me pesaban los ojos, y estaba a punto de cerrarlos cuando reparé en las uñas de sus pies. Se las había pintado de un rojo muy sexi. Y aún se preguntaba por qué la llamaba Red.

-Anoche llevabas un vestido rojo muy provocador. Y tus labios. Tus labios me hacían pensar en… No creo que quieres saber cómo acaba la frase.

Bueno, hasta aquí un breve resumen de los primeros capítulos del libro ahora os hablaré de lo que a mí me ha parecido.

La edición es preciosa, la verdad que la portada me encanta. En ella podemos encontrar a nuestra protagonista Red con sus característicos labios rojos.

El libro está narrado en primero persona por nuestros dos protagonistas, aunque Veronica nos habla un poquito más de su historia que Caleb. He de decir que esto me ha gustado mucho, porque me ha dado la ventaja de poder conocer a los dos protagonistas un poco más íntimamente.

La vida de Red no ha sido nada fácil, ha tenido muchos problemas económicos y de otros tipos, pero a pesar de tener dinero, Caleb no ha sido más agraciado que ella con respecto a su pasado.

Tras lo que había pasado con Caleb mis ganas de encontrar trabajo se había multiplicado por dos. Me sentía amenazada por esas emociones tan extrañas que despertaba en mí, ya que cuando lo tenía cerca olvidaba mis precauciones habituales en un abrir y cerrar de ojos.

Pasé el resto de la mañana en la biblioteca universitaria. Solicité uno de los ordenadores para buscar trabajo por internet e imprimir mi currículum, y también hice una lista de todos los negocios que buscaban empleados y que pedían que se entregara el currículum en persona.

Los dos personajes me han encantado, creo que se complementan a la perfección. Pues Caleb es muy tierno y protector y Red necesita a alguien que le haga sentir bien y que la cuide.

Pero si tengo que quedarme con uno de ellos, me quedo con Caleb, pues no es el típico chico macarra que quiere aprovecharse de Red, sino que él quiere cuidar de ella, y además, aparte de ser un chico muy sentimental, también tiene momentos muy graciosos en los que me he ha hecho sonreír.

Dejando a un lado los personajes principales, tenemos otros personajes secundarios que ocupan un gran lugar en esta historia que son Kara, Beth, Damon, y Cameron.

La lectura es bastante rápida, pues la pluma de Isabelle Ronin es maravillosa, me ha fascinado la manera que tiene de escribir, pues la lectura te engancha y te incita a seguir leyendo.

La historia es muy bonita, está cargada de sentimientos. Me ha producido una infinidad de sentimientos conocer el pasado de Red, pues para lo joven que es, ha pasado por muchas cosas desagradables por las que a nadie le gustaría pasar. Y a su vez, sigue esperando al amor de su vida.

Este tipo de historias románticas es de esas historias absorbentes, llenas de acción, que a pesar de mantenerte atada a su lectura te concede toda la libertad del mundo para volar dentro de su historia de una manera imprevisible y apasionante.

Lo que sucede antes del final no es para nada algo que me hubiese imaginado, pero creo que todo esto también se debe a una falta de comunicación entre nuestros protagonistas a todos sus miedos acumulados por el pasado.

Pero el final… el final es una maravilla, no podría terminar de otra manera, aunque se queda un poco abierta para poder continuar con la segunda parte de este maravilloso ejemplar titulado “Besos rojos” que estoy segura que me va a fascinar tanto, o más que “Sueños Rojos”.

 

Lo mejor:

  • La lectura es muy rápida.
  • La conexión existente entre los dos protagonistas.
  • El instinto protector de Caleb.

Lo peor:

  • Nada, esta historia me ha encantado.

FotoReseña

 

Sueños rojos, de Isabelle Ronin - Reseña
Sueños rojos, de Isabelle Ronin - Reseña
Sueños rojos, de Isabelle Ronin - Reseña
Sueños rojos, de Isabelle Ronin - Reseña
Sueños rojos, de Isabelle Ronin - Reseña
Sueños rojos, de Isabelle Ronin - Reseña
Sueños rojos, de Isabelle Ronin - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

5/5 Puntos

5 puntos

Libros que componen la saga

Sueños rojos, de Isabelle Ronin - Reseña

Autor: Jessi

"Un libro no es un conjunto de palabras impreso en papel, un libro es un mundo abierto a tu imaginación donde cada latir es un sueño".

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas