Yo, él y Raquel. Jesse Andrews – Reseña

Yo, él y Raquel. Jesse Andrews – Reseña
5 (100%) 1 vote

Yo, el y Raquel - Jesse Andrews - portada

Sinopsis del libro

Según Greg Gaines, el secreto para salir airoso del instituto es no ser amigo de nadie pero llevarse bien con todos. Su lema es «sin amigos no hay enemigos». Solo tiene a Earl, con quien se dedica a grabar versiones terribles de sus películas favoritas.

Hasta que vuelve a ver a Rachel.

Rachel tiene leucemia, y a la madre de Greg se le ocurre la brillante idea de obligar a su hijo a que sea su amigo. Greg tiene claro que esto no va a ser una de esas típicas historias de amor entre una chica en estado terminal y un chico que de repente se enamora de ella. Pero, de todos modos, hay algo especial entre Greg, Rachel y Earl...

 

Cuando Rachel decida dejar su tratamiento, Earl y Greg le harán un homenaje: grabarán para ella La Peor Película de la Historia. Y Greg tendrá que dejar la seguridad de su anonimato para darle a Rachel justo el final que su historia necesita.

Y ahora viene la parte divertida. Hay una forma de sortear ese problema: que te admitan en todas las tribus.

Lo sé, lo sé. Para ce una locura. Pero eso es exactamente lo que hice yo. Veréis, de entrada me uní a ninguna tribu, pero busqué el modo de que todas me aceptaran. Los empollones, los pijos, los musculitos, los porretas. Los de la banda de música, los teatreros, los meapilas, os góticos. Podía colarme en cualquier grupo de estudiantes sin que nadie pestañeara siquiera.

Opinión personal de Yo, él y Raquel

Lo primero que quiero hacer es dar las gracias a la editorial “Nube de tinta” por la aportación de este ejemplar.

Comenzaré contando un poquito de qué va el libro.

Tenemos a nuestro protagonista Greg, es un chico regordete, con un grave problema, siempre me moquea la nariz, además no es un chico para nada atractivo por lo que le cuesta mucho ligar con las chicas.

Comienza contándonos cuál es su truco para integrarse en el instituto. En el instituto, tenemos diferentes pandillas, aunque ninguna domina por encima de todas. Están los musculitos, los meapilas, los góticos, los pijos, los empollones y un largo etcétera. Greg nos dice que el truco para llevarse bien con todo el mundo e integrarse por completo es decir, no entrar en ninguna pandilla, es decir, llevarse bien con todos pero no meterse dentro de ningún grupo.

Greg lo que hace es hablar con la gente de diferentes grupos pero el tiempo justo, ya que no puede permitirse que personas pertenecientes a otro grupo lo vean hablando con alguien de un grupo diferente. Por ello, Greg nunca va a comer al comedor, porque siempre tendría que comer solo.

Por otro lado, tenemos a Earl, el mejor amigo de Greg, es un chico de raza negra y muy muy bajito para su edad, es el chico más bajo de su familia. Tiene graves problemas de familia ya que está bastante desestructurada y está enganchado al tabaco.

Earl y Greg, un día, encuentran el arsenal de películas del padre de Greg, y con su permiso por supuesto comienzan a ver esas películas. Ambos terminan encantados y emocionados con películas que tienen millones de años, y se les ocurre la genial idea de comenzar a rodar sus propias películas.

Graban unas cuantas películas,  pero siempre se les olvida el guion, o la cámara se queda sin batería, tienen falta de actores, falta de vestuario y un largo etcétera.

En uno de los intentos de Greg para ligar, intenta darle celos a Leah Katzenberg la chica más guapa del instituto, con Rachel, una chica muy poco agraciada con dientes de conejo. La verdad que esto no le funcionó para nada porque Leah tan solo pensó que hacían una pareja monísima. Además, parecía que Rachel quería algo con Greg, porque siempre estaba riéndose, esta chica tenía una risa bastante peculiar, ya que en vez de reírse parecía que rebuznaba.

Por lo que ahora, Greg, así, como el que no quiere la cosa tenía una nueva novia que no había buscado, Rachel. Pero… como a Greg no le gustaba siempre le daba largas, hasta que llegó el momento en el que dejaron de hablarse, porque es cierto que se veían en clase a diario pero no se dirigían la palabra. Hasta cierto momento en que la madre de Greg le da una noticia fatal, Rachel tiene leucemia y está muy enferma.

En ese momento Greg no sabe cómo actuar, tiene a su madre a los pies de su cama llorando por Rachel, que es hija de Denise, una amiga de su madre. Greg no siente nada por Rachel, por lo que ni siquiera siente pena, pero debido a la insistencia de su madre, y para que lo dejara tranquilo acepta a retomar su relación como amigos con Rachel.

Aunque, ella no se lo va a poner nada fácil, porque ahora cuando Greg la llama ella le hace lo mismo que él le había hecho años atrás, le da largas, le dice que no quiere quedar o simplemente le cuelga, hasta el momento en el que Greg se inventa una excusa y le dice que ella en el pasado le rompió el corazón. Cuando Rachel se entera de esto por fin accede a quedar con Greg.

Poco a poco Greg y Rachel van haciéndose más amigos, aunque Greg sigue yendo a verla por obligación, porque si fuese por él no lo haría. Cuando Rachel se entera de que Greg y Earl han producido varias películas, quiere verlas todas, aunque a Greg no le hace ni pizca de gracia, le permite verlas, tan solo porque se está muriendo.

Poco a poco vamos a ver como estos dos chicos intentar hacer feliz a Rachel durante los días de vida que le quedan. Inventarán mil historias y harán billones de cosas, sea lo que sea, por tan solo ver sonreír a esta chica una vez más.

Bueno, ahora os cuento un poquito lo que opino de este libro:

Comenzamos por la edición, la verdad que la portada me gusta muchísimo, la portada que podemos ver no es la original, sino que es la que corresponde a la película. En esta portada, aparecen Earl, que es el chico negro, Greg, que es el chico rubito y Rachel que es la única chica que hay. Internamente, la edición es muy sencilla y muy bonita. Las letras son más o menos normales, y la lectura es bastante rápida.

La lectura es muy sencilla, este libro está narrado por Greg, y está narrado como si él mismo estuviese escribiendo este libro, por lo que en todo momento sabemos lo que opina Greg acerca del mundo y de él mismo. Porque eso sí, siempre está criticándose, este chico no se quiere en absoluto.

Estamos ante una lectura muy divertida y chispeante, porque la manera de narrar que tiene Greg es muy divertida. Aunque es cierto que he sentido que esta historia carecía de sentimientos, tenemos a un personaje secundario muriendo de leucemia, además es tan solo una niña. No es el típico libro que nos muestra la parte mala del cáncer, pero sí que he echado en falta alguna muestra de afecto, o alguna pareja, alguna historia de amor aunque hubiese sido secundaria.

Con respecto a los sentimientos, no es un libro que me haya transmitido mucho, de echo creo que carece de todo tipo de sentimientos, porque tenemos un personaje principal un poco frío, y cómo este libro lo narra él, pues… Aun así, tengo que reconocer que me ha hecho reír en repetidas ocasiones, y que resulta muy divertida la manera en la que Greg se expresa.

La trama está bastante bien, la verdad, aunque me hubiese gustado que la historia fuera más calentita con respecto a los sentimientos y esas cosas, es cierto que en ningún momento he tenido la tentación de cerrar el libro y abandonarlo. Al contrario, es tan agil y tan sencilla la manera en la que Greg nos está contando su vida, que esto, nos incita a seguir leyendo y a querer saber más y más.

Por otra parte, hablando del final, es cierto que me ha gustado más que el principio, porque al principio del libro veía mucha descripción, no había nada de diálogo, y la verdad que me aburría un poco, pero al final, parece que nuestro protagonista despierta un poco, y se da cuenta del mundo que le rodea.

Si queréis un libro que os haga reír y a la vez tenga una parte trágica, este libro es el que estáis buscando.

De pronto tenía novia. Y no era la que hubiese elegido. En palabras de Nizar el Sirio, el más huraño y menos aventajado de los alumnos de ISL (Inglés como Segunda Lengua) de Benson, “Puta mierda me cago en todo joder”.

Al día siguiente informé a Rachel por teléfono de que prefería que fuéramos “solamente amigos”.

Estrategia de seducción fallida número 4: elogiar la delantera de una chica. En séptimo, Mara LaBastille tenía un par de tetas magníficas. Pero el caso es que nunca es buena idea elogiar las tetas de una chica. Yo lo aprendí por las malas, Diré más: aprendía que no hay nada peor que subrayar el hecho de que vienen de dos en dos. No sé por qué, pero es así. “Tienes unas tetas bonitas”, suena mal. “Tienes un par de tetas bonitas”, suena peor todavía. “¿Tienes un par de tetas?” Sublime. Peor imposible, vamos.

Lo mejor

  • La manera de narrar que tiene el personaje.
  • La edición es muy cómoda a la lectura.
  • El libro está dividido en varios capítulos cortitos.

Lo peor

  • Demasiadas descripciones.
  • El protagonista esta como un poco vació, me hubiese gustado encontrar un poco más de sentimiento en este libro.

Puntuación

3 Puntos

3 puntos

 

 

Imagen de perfil de Jessi

Autor: Jessi

"Un libro no es un conjunto de palabras impreso en papel, un libro es un mundo abierto a tu imaginación donde cada latir es un sueño".

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas