Trece sobres azules, de Maureen Johnson – Reseña

Trece sobres azules, de Maureen Johnson – Reseña
5 (100%) 1 vote
Trece sobres azules, de Maureen Johnson - Reseña

Ficha técnica

 

  • Título original: 13 little blue envelopes
  • Autor: Maureen Johnson
  • Género: Juvenil
  • Año de publicación: 2016
  • Editorial: Maeva
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 360
  • PVP: 16,90 €
  • ISBN: 9788416363650

Gracias a Maeva, por este ejemplar.

Sinopsis del libro Trece sobre azules

Dentro de un sobre azul dirigido a Ginny hay mil dólares e instrucciones para comprar un billete de avión. En el sobre número 2 hay instrucciones para llegar a un piso en Londres. El número 3 contiene una nota que dice: «Busca a un artista sin un centavo». Por culpa del sobre número 4, Ginny y Keith se marchan juntos a Escocia, y el resultado es el inicio de una historia de amor un tanto desastrosa.

Todo en la vida de Ginny sufrirá un gran cambio, y todo se debe a trece sobres azules.

Opinión personal

 

Trece sobres azules, escrito por Maureen Jonhson, nos sumerge en una historia fresca y divertida, aunque no ha terminado por cumplir todas mis expectativas. La sinopsis nos muestra una historia muy original, pero su autora no ha conseguido explotar al máximo todo su potencial.

Una mujer extraña, pero tenía razón. Aquella era posiblemente la mejor descripción de la tía Peg que Ginny había escuchado en su vida.

La historia nos presenta a Ginny, una joven de 17 años que acaba de recibir un paquete muy especial de su tía, la cual falleció hace unos meses. Se trata de un total de trece cartas, dentro de unos sobres azules, y un billete de avión con destino a Londres. En cada una de esas cartas Ginny encontrará un reto que deberá superar antes de poder abrir el siguiente sobre. Una gran aventura es la que le espera a nuestra protagonista recorriendo toda Europa.

La historia al principio me pareció súper curiosa y comencé este libro con altas expectativas, pues ¿no veis una pasada que alguien que ya no está te haya dejado semejante aventura preparada antes de morir? El problema vino con el paso de los capítulos, los retos se resolvían de repente y como por arte de magia, Ginny tan solo tiene 17 años y viaja por todo el mundo sin la presencia de un adulto, sus padres no aparecen en toda la historia dejando a su hija a la aventura… Creo que finalmente lo más coherente que vi fue la personalidad de su tía fallecida, a quién iremos conociendo poco a poco por medio de las cartas.

Los personajes por lo general son bastante comunes y se necesitaría profundizar en ellos bastante más. Ginny parece incapaz de mostrar sentimientos, toma el avión y viaja de rincón en rincón del mundo, conociendo gente, culturas, monumentos alucinantes… Y no muestra emoción alguna, parece no tener sangre en las venas. Una joven en su lugar alucinaría con cada una de esas visitas y temería a lo desconocido, ella en cambio actúa como si este tipo de experiencias fuera algo normal en su vida, algo que hiciera todos los días y no es consciente de que su tía le ha organizado la experiencia de su vida, algo que probablemente no volverá a repetirse.

—A veces, a los artistas les gusta reflejarse a sí mismos mirando al espectador; dejar que por una vez el mundo los vea a ellos. Es una especie de firma. Esta es muy explícita. Pero también es un testimonio. Queremos recordar y ser recordados. Por eso pintamos.

Sin duda el personaje que más me ha gustado es su tía. Esta mujer nos muestra a un personaje que ha vivido conforme a sus deseos, que ha buscado la felicidad y la libertad siempre y que justamente son esas sensaciones las que quiere regalarle a su sobrina. Me encantó su carisma, su forma de ver el mundo y su entusiasmo por las cosas más sencillas.

Keith entra en escena como el guapísimo artista que conseguirá hacer que Ginny conozca el amor. La historia romántica juega un poco en segundo plano, por ello es un poco decepcionante que la protagonista no consiga profundizar más en todo lo que está viviendo y conociendo, a veces la falta de información provoca que apenas diferenciemos en que ciudad se encuentra.

La prosa de Maureen Jonhson es sencilla y ligera. Los retos que propone son curiosos y complicados de llevar a cabo, pero la solución que se encuentra a cada uno de ellos parece estar cogida con pinzas. Por otro lado, creo que si el libro hubiera estado narrado en primera persona podríamos vivir la historia de un modo más cercano e incluso conocer matices de Ginny que probablemente hayan quedado en la mente de la autora. El ritmo es un poco desigual tan pronto se puede pausar y parecer lento como precipitarse y que las soluciones a los distintos enigmas aparezcan de la nada. No quiero decir con esto que se trate de una mala lectura, ni mucho menos, pues si buscas una lectura amena para pasar una buena tarde, probablemente Trece sobres azules sea tu libro.

Nunca he sido muy amiga de respetar las reglas y lo sabes. Así que te parecerá algo chocante que esta carta esté llena de reglas escritas por mí que quiero que cumplas.

En conclusión, Trece sobres azules nos sumerge en una aventura muy original, pero que finalmente no llega a explotarse del todo. De la mano de una protagonista, en la que hubiera sido necesario profundizar más, viajaremos por toda Europa en una lectura amena y divertida, que no llega a dar todo lo que podemos llegar a esperar de ella, pero que nos dejará un buen sabor de boca.

Lo mejor:

  • La base de la historia.
  • El personaje de la tía.
  • Historia muy ligera de leer.

Lo peor:

  • La protagonista carece de profundidad.
  • No se saborea bien cada uno de los rincones que visita la protagonista.
  • Las soluciones a los diferentes retos están cogidas con pinzas.

FotoReseña

Trece sobres azules, de Maureen Johnson - Reseña
Trece sobres azules, de Maureen Johnson - Reseña
Trece sobres azules, de Maureen Johnson - Reseña
Trece sobres azules, de Maureen Johnson - Reseña
Trece sobres azules, de Maureen Johnson - Reseña
Trece sobres azules, de Maureen Johnson - Reseña
Trece sobres azules, de Maureen Johnson - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

3,5/5 Puntos

3-5 puntos

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares