Prohibido, de Tabitha Suzuma – Reseña

Prohibido, de Tabitha Suzuma – Reseña
5 (100%) 2 votes
Prohibido, de Tabitha Suzuma - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: Forbidden
  • Autor: Tabitha Suzuma​
  • Género: Drama juvenil
  • Año de publicación: 2013
  • Editorial: Oz editorial
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 384
  • PVP: 17,90 €
  • ISBN: 9788494172922

Sinopsis del libro Prohibido

«No podemos. Si empezamos, ¿cómo vamos a pararlo?

Lochan y Maya siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de cuidarlos de su madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, los dos jóvenes deben hacerse cargo de sus tres hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales, porque ninguno de los dos es mayor de edad.

La responsabilidad que comparten y las dificultades a las que se enfrentan les unen, hasta empujarlos a enamorarse. Ambos saben que su relación está mal y que no debe continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones y la atracción que los domina.

Opinión personal y reseña

La curiosidad que me generaba este libro, después de leer tantas críticas, era enorme. El tema principal de la historia es el incesto, algo poco habitual en la lectura juvenil, y un tema muy delicado que me hacía sentir curiosidad y a la vez posponer su lectura una y otra vez. Hasta que llegó el día en el cual, gracias a una lectura conjunta, me sumergí en esta historia y me dejé llevar por los sentimientos que despiertas sus protagonistas, unos sentimientos que harán que tu corazón esté al límite en cada uno de sus capítulos.

—Podemos querernos. —Trago con fuerza para aflojar el nudo que siento en la garganta—. No hay leyes ni límites para los sentimientos. Podemos amarnos el uno al otro tanto y con tanta intensidad como queramos. Nadie, Maya, nadie podrá quitarnos eso.

La historia nos presenta a una familia completamente deshecha, a causa del abandono del padre y la despreocupación de una madre que solo vive para ella y que además tiene un grave problema con el alcohol.

Lochan y Maya, de dieciocho y dieciséis años respectivamente, son los hermanos mayores y los que cargan con todas las responsabilidades de la familia, pues están a cargo de otros tres hermanos a los cuales deben alimentar, cuidar, llevar al colegio... Para esos niños Lochan y Maya serán como sus padres, pues aunque su madre vive con ellos, por lo único que se preocupa es por vivir una adolescencia perdida y mantener a un hombre a su lado.

La responsabilidad que recae sobre estos dos adolescentes es tal, que poco a poco van creando su burbuja sin darse cuenta de que lo que ellos consideran "amistad" poco a poco va abriendo un nuevo camino y acaban locamente enamorados el uno del otro.

La situación familiar que nos presenta la autora se vive intensamente. El abandono que sufren los niños y la presión de los adolescentes por cuidar y mantener a su familia unida les va haciendo mella conforme avanza la historia. Tanto Lochan como Maya están realmente agotados, ejercen de padres a la vez que intentan llevar una vida normal como adolescentes, sacando adelante sus estudios sin dejar que nadie sospeche el desastre que se esconde en su propia casa. La fuerza que demuestran en cada una de las páginas ​es realmente admirable, pues son luchadores en el sentido más amplio de la palabra y, aunque a veces la situación parece desbordarlos, siempre salen adelante fingiendo, lo mejor que pueden, que su familia es normal por dos razones: la primera de ellas es intentar evitar el sufrimiento de los más pequeños y la segunda es para que los servicios sociales no intervengan.

Los sonidos de la casa fluyen a mi alrededor de un modo aleatorio; la rutina nocturna se desarrolla sin mí por una vez. Una discusión, un portazo, un grito de mamá. Nada me importa. Pueden arreglárselas solos, tienen que arreglárselas solos, y yo tengo que concentrarme en mis deberes hasta que sea tardísimo y esté muerto de cansancio y lo único que pueda hacer sea caer rendido en la cama, esperando que llegue la mañana siguiente y todo esto quede atrás, olvidado. Todo volverá a la normalidad... Pero ¿de qué estoy hablando? ¡Todo es normal! Lo que pasa es que, en un instante de locura, olvidé que Maya era mi hermana.

La pluma de Tabitha Suzuma es deliciosa y capaz de transmitir tantos sentimientos que tu corazón sentirá que está en una montaña rusa emocional. Con un ritmo pausado consigue que saborees cada una de las páginas impregnándote de los sentimientos tan intensos que viven los protagonistas.

La historia está narrada en primera persona pero va alternando la perspectiva, unas veces viviremos la historia a través de los ojos de Lochan y otras a través de Maya. Este cambio de narrador nos ayuda a conocer a fondo la situación y la forma tan peculiar que tienen los protagonistas de ver la vida, de soñar y de tener esperanzas con un futuro menos duro.

Los personajes están perfectamente perfilados, no nos encontramos con muchos y por ello será muy fácil identificarlos y cogerles cariño, aunque no a todos. Lochan es un chico que tiene serios problemas a la hora de socializar, su vida social se centra en su familia. Aunque es un personaje muy inteligente y capaz de guardar la calma en las peores circunstancias, es tímido, reservado y prefiere aislarse del mundo. Maya en cambio es mucho más activa y sueña con vivir una vida normal, aun así cuida de sus hermanos y se preocupa de que la familia siga adelante, pero siempre refugiándose en Lochan.

En un plano un poco más secundario nos encontramos con Willa y Tiffin, los más peques de la historia y unos personajes a los que querremos tanto que sentiremos la necesidad de meternos en el libro y protegerlos de todo. Por otro lado tenemos a Kit, el problemático y rebelde Kit, un niño que está dejando la niñez para meterse en la etapa adolescente sin un referente claro, viendo como en vez de tener unos padres que se preocupan por él, tiene que obedecer absolutamente en todo a su hermano mayor, el cual apenas tiene unos años más que él, por ello se rebela de muchas formas diferentes durante toda la trama, pues no deja de sentirse en medio, no es un niño del que tengan que cuidar como a los más pequeños, pero tampoco tiene la edad suficiente como para tener responsabilidades y sentirse útil.

El último de los personajes del que os voy a hablar es del desastre de madre que veremos en esta historia. Una mujer incapaz de aceptar responsabilidades y de que su juventud ya pasó. Deja a sus hijos en total abandono y sin ningún tipo de remordimientos.  

La relación amorosa que presenta la historia es muy comprensible, veremos como el amor entre estos dos hermanos va creciendo poco a poco pero desde una base, y es que cuando llegan a casa solo cuentan el uno con el otro para absolutamente todo. Creo que la situación que viven les hace sumergirse en una burbuja donde los sentimientos pueden llegar a confundirse o a cruzar una línea donde dejen de verse como hermanos. Es muy triste el ver como dos personas se quieren, tengan que ocultarlo por las horribles consecuencias que este amor puede traer.

Pero aquí, a su lado, su cara dormida me recuerda que esto es lo único que importa, y que no estoy solo. Esto es lo que Maya quiere y esto es lo que quiero yo. Luchar contra ello es inútil, sólo servirá para hacernos daño. El cuerpo humano necesita flujo constante de alimento, oxígeno y amor para sobrevivir. Si pierdo a Maya, pierdo esas tres cosas; separados, moriremos lentamente.

El final sencillamente me destrozó, si algo me pregunte durante toda la historia es como planearía la autora dar un final a una situación que realmente no tiene solución, pero lo que no me llegue a imaginar es que me desgarrara tantísimo.  

En conclusión, Prohibido es una historia que se colara por todos los poros de tu piel, te hará sentir la fuerza que trae un amor prohibido y te hará llorar por las consecuencias que pueden tener el amar a la persona equivocada. Es por la cantidad de sentimientos que transmite la autora y por su capacidad de crear una historia que lleva semanas grabada en mi mente, por lo que le doy esta nota, no podía ser de otra manera.

Lo mejor:

  • La cantidad de sentimientos que transmite.
  • La fuerza de sus dos protagonistas.

Lo peor:

  • Quizás en algunas ocasiones el "nos queremos, pero no podemos..." lo sentí repetitivo.

FotoReseña

Prohibido, de Tabitha Suzuma - Reseña
Prohibido, de Tabitha Suzuma - Reseña
Prohibido, de Tabitha Suzuma - Reseña
Prohibido, de Tabitha Suzuma - Reseña
Prohibido, de Tabitha Suzuma - Reseña
Prohibido, de Tabitha Suzuma - Reseña
Prohibido, de Tabitha Suzuma - Reseña

4,5/5 Puntos

4-5 puntos

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
  • Caaroliniilla Bane

    Simplemente increíble tu reseña. Lo sentí todo tan igual, fue tan desgarradora y tan hermosa que se merece pasar mucho tiempo en nuestras memorias.

Shares