Oye, Morena, ¿Y tú qué miras? Megan Maxwell – Reseña

Oye, Morena, ¿Y tú qué miras? Megan Maxwell – Reseña
5 (100%) 1 vote
Oye morena ¿Tú qué miras?, de Megan Maxwell - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: Oye morena ¿Tú qué miras?
  • Autor: Megan Maxwell
  • Género: Romántica
  • Año de publicación: 2016
  • Editorial: Esencia
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 496
  • PVP: 15,90€
  • ISBN: 9788408149545

Gracias a Esencia por este ejemplar.

Sinopsis

Disculpa la interrupción pero ¿te gusta leer y aún no tienes un Kindle? Aquí te dejo los detalles y el precio, yo no se vivir sin él.

Hola, soy Coral. Siempre fui una romántica empedernida, hasta que el género masculino me rompió el corazón. Después de varios desengaños, os juro que me dije a mí misma que no iba a permitir que nadie más me hiciera daño. ¡Qué bonito es el amor, pero menuda mierdecita es sufrir por él!

Hoy por hoy me considero una mujer relativamente feliz. Trabajo como repostera, tengo unas amigas increíbles y una preciosa hija a la que adoro. En cuanto a los hombres, lo único que pretendo es disfrutar de un sexo divertido y con ellos poco más. Sin embargo, debo confesar que hay uno que hace que se acelere mi atontado corazón cada vez que lo veo. Se llama Andrew y es el jefe de seguridad de las giras musicales de mi amiga Yanira.

Andrew es un bombón alto, de ojos oscuros, moreno y terriblemente atractivo. Y si a eso le sumas que conduce una moto y que tiene ese puntito canalla en su mirada que me vuelve loca, ¡ni te cuento! Pero Andrew es esquivo en lo que se refiere a las relaciones amorosas, y eso me hace pensar que a él también le partieron el corazón y que por eso nunca repite con la misma mujer.

Repetir, repetir, yo no le voy a pedir que lo haga conmigo, pero cuando nuestras miradas se encuentran, una extraña corriente se genera entre nosotros, y eso me inquieta y me hace pensar en si realmente repetiremos algún día.

Opinión personal

Hoy os traigo la Reseña de un libro titulado ‘Oye, morena, ¿Tú qué miras? Escrito por mi queridísima Megan Maxwell y publicado por la editorial Esencia.

En este libro conoceremos a dos personajes muy especiales, Coral, una española con un sentido del humor exquisito y Andrew, un guardaespaldas un tanto serio y muy atractivo.

Andrew es el guardaespaldas de Yanira, la mejor amiga de Coral. Es un tipo alto, moreno, con los ojos oscuros y una manera de andar que vuelve locas a las mujeres. Es un tipo al que le encantan las mujeres, en especial las pelirrojas, aunque nunca repite.

Cinco minutos después, mientras estoy hablando con Marc, Andrew se acerca de nuevo a mí.

-¿Puedo repetir? – me pregunta.

Uf, madre… Uf, madre, lo que me entra al oír esa simple frase.

Él menea la cabeza, sonríe como el mayor de los bribones y, acercándose un poco más a mí, murmura:

-De tarta, sí.

Coral, por el contrario, es una mujer española, normalita, pero que llama la atención. Tiene una hija a la que ella llama ‘Gordincesa’. Está divorciada del padre de su hija, pero no por ello tiene que llevarse mal con él, ya que el padre de la niña es un hombre muy agradable al que Coral tiene cariño.

En un pasado, Coral ya tuvo una noche loca con Andrew, pero él nunca repite, por lo que Coral ha perdido todas las esperanzas de volver a tener algo con él, pero… eso no implica que ella no siga perdiendo el sentido cada vez que lo ve.

Ahora, su amiga Yanira, no tiene otra cosa que hacer que decirle a Andrew el lugar dónde vive Coral, y éste, dejándose llevar por la belleza del sitio y del apartamento decide mudarse, por lo que pasa a ser su nuevo vecino.

Las paredes de los apartamentos son casi de papel, por lo que cada vez que Coral está con un hombre Andrew puede darse cuenta y viceversa. Eso le lleva a alguna que otra discusión. Pero lo mejor es cuando ambos salen a la terraza por la noche y comienzan a hablar y a contarse cosas de su vida.

Poco a poco se van conociendo y entre ellos va naciendo algo, pero ninguno de los dos quiere dejarlo salir por miedo a estropear la relación de amistad que han formado.

-¿Por qué la llamas Gordincesa?

Su pregunta me hace sonreír y, tras guiñarle un ojo, respondo:

-Porque es mi gordita princesa. Es un término íntimo y cariñoso entre nosotras, parecido a ese preciosa con el que llamas tú a tus ligues. Por cierto, hablando de tus ligues, la pelirroja de esta noche tiene una cara de agria que no puede con ella.

Andrew sonríe, y evitando hablar de aquélla, murmura:

-No creo que tú utilices ese término del mismo modo que yo.

-¿Ah, no?

-No.

-Y ¿por qué?

El bombonazo que está ante mí se retira su moreno pelo de la cara y, ladeándose como yo, me mira e indica mientras coloca de nuevo el hielo en el chichón:

-Si las llamo preciosas es porque no suelo prestar mucha atención a sus nombres. Cuanto menos sepa de ellas, mejor, y sé que preciosa es un término que a las mujeres os suele gustar, ¿verdad?

Un día, estando Coral en casa de Andrew, escucha un mensaje de la sobrina de Andrew en el que ella le dice que tiene que ir a la boda de su hermano.

La familia de Andrew vive en un rancho, y hace mucho tiempo que Andrew se fue de vivir de allí por la mala relación que tiene con su abuela, aunque de vez en cuando va a ver a su madre y a su familia. Coral le pide que vaya a la boda de su hermano, que no puede faltar, pero él no se ve muy convencido hasta que se le ocurre una gran idea. Le pide a Coral que lo acompañe, y como su Gordincesa está con su padre, y no tiene ni trabajo ni tampoco sus amigas están ahí, decide irse.

Pero cuando llega al rancho Aguas Frías (que así se llama) queda cautivada por la belleza de aquel lugar. Cuando conoce a la familia de Andrew, al que allí llaman Andy, comienza a darse cuenta el porqué de su partida. Aunque ha de reconocer que su madre es una mujer encantadora, por ello, cuando Coral se entera de que Andrew está diciendo que ella es su novia para contentar a su madre se siente muy culpable, primero porque ese no es el trato que ellos dos tenían, y segundo porque no le gusta para nada la idea de engañar a una mujer tan buena como la madre de Andrew.

Poco a poco Coral se va a ir encontrando con personas que le van a hacer la vida imposible, pero también con otras que le van a enseñar mucho. Y además, la chispa entre estos dos personajes al ser ‘novios’ va a ser mucho más difícil de ignorar. Por lo que… ¿Llegarán a algo estos dos personajes? Para saberlo tendréis que leer el libro.

Bueno hasta aquí un breve resumen del principio de la historia, ahora os contaré lo que yo opino sobre él.

La edición es muy sencilla pero muy significativa, en la portada podemos ver a nuestra protagonista Coral, con lo que parece ser un vestido de novia y unas botas de Cowboy.

La edición es blanca, con las letras rojas, e interiormente muy sencillita. Las letras son más bien pequeñitas y el libro tendrá unas 450 páginas.

-Vamos, no me apetecía bañarme solo. Es más divertido acompañado.

-No hace falta que jures que no te gusta bañarte solito… -le suelto de pronto.

¡Mierda!

Pero ¿qué acabo de decir?

Como siempre, he hablado antes de pensar y, antes de que Andrew pueda preguntar, me lanzo contra él para ahogarlo y durante un buen rato jugamos como dos críos a ver quién ahoga más. Cinco minutos después, y tras haber tragado más agua de la que me habría gustado por reír o caer con la boca abierta, me inmoviliza junto a él, y me siento agotada por la lucha que nos traemos.

-¿Te rindes?

-¡¿Yooooo?, ni loca!

La lectura es bastante rápida, no porque los capítulos sean cortos, que eso también ayuda, sino porque te enganchas a la historia y no te das cuenta de que sigues leyendo y que el tiempo pasa. Este libro está narrado por Coral, y tiene una lectura tan divertida y entretenida que devoras el libro sin apenas enterarte.

La personalidad de ambos personajes es arrolladora. Coral es una mujer con un carácter sin igual que no se deja amilanar por nadie. En más de una ocasión pone a Andrew en su sitio y a alguna que otra persona más. Es un carácter que a mí, personalmente me encanta, porque demuestra que las mujeres no tienen por qué ser dependientes de un hombre y todo hay que decirlo, es más terca que una mula, y eso nos lleva a leer escenas muy divertidas que te hacen reírte a carcajadas.

Por otro lado, el carácter de Andrew es el típico de un hombre que sabe que es guapo y que aún encima tiene dinero. Pero una cosa que me ha gustado mucho es su historia, Andrew es un tipo con un millón de secretos (que poco a poco descubriremos) y con un corazón muy blandito.

La trama es muy entretenida y original, el libro está plagado de secretos, de momentos que me han puesto los pelos de punta, hay tensión, hay amor, desamor, engaños, traiciones y millones de cosas más.

El final como no, al igual que el resto del libro es una verdadera sorpresa. Yo en absoluto me esperaba algo así cuándo comencé a leer el libro y una vez más Megan ha vuelto a sorprenderme con su maravillosa pluma. La manera de escribir de esta autora consigue transportarnos al lugar dónde ocurren los hechos, además de qué, siempre consigue ponerles a sus personajes ese punto sarcástico que nos lleva a adorar a cada uno de ellos.

Por lo que, si tenéis la oportunidad de leer este libro, tenéis que hacerlo, porque os va a traer un millón de sonrisas e instantes maravillosos.

Solo me queda dar las gracias a "esencia" por permitirme disfrutar de esta historia.

Lo mejor:

  • La lectura es muy rápida.
  • Es un libro cargado de sorpresas.
  • El carácter de los personajes me encanta.

Lo peor:

  • No tengo nada malo que decir de este libro, me encanta desde el principio hasta el final.

FotoReseña

 

Oye morena ¿Tú qué miras?, de Megan Maxwell - Reseña
Oye morena ¿Tú qué miras?, de Megan Maxwell - Reseña
Oye morena ¿Tú qué miras?, de Megan Maxwell - Reseña
Oye morena ¿Tú qué miras?, de Megan Maxwell - Reseña
Oye morena ¿Tú qué miras?, de Megan Maxwell - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

5/5 Puntos

5 puntos

Libros que componen la saga

Imagen de perfil de Jessi

Autor: Jessi

"Un libro no es un conjunto de palabras impreso en papel, un libro es un mundo abierto a tu imaginación donde cada latir es un sueño".

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas