Ojos azules, de Toni Morrison – Reseña

Ojos azules, de Toni Morrison – Reseña
Vota este arículo
Ojos azules, de Toni Morrison – Reseña

Ficha técnica

  • Título original: The Bluest Eye
  • Autor: Toni Morrison
  • Género: Narrativa extranjera
  • Año de publicación: 1970
  • Editorial: Arrow
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 176
  • PVP: 13,25 €
  • ISBN: 9788497932660

Sinopsis

Pecola es una niña pequeña que vive con sus padres y tiene una prima que se llama Claudia. Le gustan las muñecas y las caléndulas, que no le gustan a nadie excepto a ella. Pecola es negra y cree que es fea porque no se parece a Shirley Temple. Y tiene un truco para desaparecer cuando sus padres se pelean o su padre la moles ta por las noches: piensa en que tiene unos preciosos ojos azules y que todo el mundo admira su belleza y que las otras niñas la envidian. Pero ese sueño nunca se convertirá en realidad y Pecola seguirá atrapada en la triste vida que le ha tocado en suerte.
En esta primera novela, Toni Morrison, la ganadora del Premio Nobel de Literatura 1993, parte de la realidad de una chiquilla desgraciada para tratar temas muy diversos, como el concepto de belleza impuesto, la voz femenina o la infancia truncada, y lo consigue con una historia dura y deliciosa al mismo tiempo.

 

Opinión personal

 

La lectura que hoy os voy a presentar es una lectura distinta al resto que os suelo traer, y es que como sabéis, soy muy fan de las novelas románticas, históricas o incluso que incluyan ápices futuristas pero que siempre siempre mantengan la parte del amor. Es una parte importantísima para mí que se mantenga ese argumento y que tenga, aunque sea a nivel secundario, el amor. En este caso, “Ojos azules”, que es el título de la novela, no tiene nada que ver con el género al que os tengo acostumbrados, ya que no trata, ni aunque sea a nivel secundario, el amor. Increíblemente, y a pesar de que no lleva este elemento tan importante, la novela me ha asombrado muchísimo y la trama me ha parecido de las más alucinantes que he leído hasta ahora.

He de decir que la versión que yo me leí es la versión inglesa, sin embargo no creo que la versión en castellano diste mucho de la que yo me leí.

Si ella era bonita, y por encima de toda sospecha lo era, entonces nosotras no lo éramos. ¿Y qué significaba eso? Que nosotras éramos inferiores. Más simpáticas, más listas, pero a pesar de todo inferiores. Podíamos destruir las muñecas, pero no podíamos destruir las voces melosas de padres, madres, tíos y tías, la sumisión perceptible en los ojos de nuestros semejantes, el fulgor marrullero en los ojos de nuestros profesores cuando encontraban a las Maureen Peal del mundo. ¿Cuál era el secreto? ¿Qué nos faltaba? ¿Por qué era importante? ¿Y qué?


 La parte más completa de la novela la constituyen los personajes, algo que me impresionó y gustó a partes iguales. Parto de que hay muchísimos pero muchísimos personajes, tanto que incluso no sabría ni siquiera como dividirlos con exactitud.
En primer lugar, los personajes principales son aquellos en torno a los que gira la historia. El eje principal se encuentra en el personaje de Pecola Breedlove, una niña de tan solo once años, de etnia negra, con los ojos marrones y ante todo, muy fea. Sufre bullying en el colegio al que va, y su entorno está repleto de personas blancas, por lo que sufre una gran discriminación. La novela se abre con algo oscuro y sucio sobre Pecola, la niña a la que todo el mundo detesta y a la que tachan de fea. Tal es el caso de Pecola, que la propia niña se ve fea y por ello quiere llegar a los estándares de belleza establecidos, y tener unos preciosos ojos azules, lo que le da título a la novela. El padre de Pecola es también una figura importantísima en la novela, su nombre es Cholly, y a medida que avanzamos iremos descubriendo más cosas de este personaje de etnia negra que tantos secretos esconde. La figura materna, Polly Breedlove, madre de Pecola, es alguien importante aunque desaparezca pronto de la trama al abandonar a la niña siendo Pecola muy pequeña. Y el hermano de la niña, llamado Sammy, al que tampoco se le da toda la relevancia que debería.
También son de vital importancia en la trama Frieda y Claudia, dos niñas vecinas que no discriminan a Pecola sino que se unen a ella, dos personajes muy pero que muy interesantes y que al final de la trama juegan un papel crucial.
El resto de personajes son secundarios, aunque sí que es cierto que introduciría como principal alguno más. Como secundarios, simplemente nombraré a algunos de los que más me han gustado, sin dar ningún detalle acerca de ellos. Entre ellos: Georgie, Mr. Henry, Mrs. MacTeer o China, Poland y Miss Marie.

¿A qué se parecería la sensación de amar?, se preguntó. ¿Cómo actuaban dos adultos que se amaban uno a otro? ¿Comían pescado juntos? Acudió a su mente la imagen de Cholly y la señora Breedlove en la cama. Él hacía ruidos como si le doliese algo, como si algo le tuviese asido por la garganta y no quisiera soltarle. Por terribles que fueran sus ruidos, sin embargo, no eran ni de lejos tan malos como el silencio total de su madre. Se habría dicho que ella ni siquiera estaba allí. Quizás aquello era el amor. Ruidos estrangulados y silencio.

Pecola ha sido mi personaje favorito de todo el libro, es una niña pequeña, inocente, ingenua, una niña que lucha por tener una belleza que sus padres, sus amigos, sus conocidos, y todo su entorno en general, le ha quitado. Es una niña maltratada física y psicológicamente, que ha sufrido abusos sexuales y cuya historia es increíble y arrebatadora.
Los personajes a rasgos generales me han gustado un montón, pero si tuviera que sacarle algún defecto al libro, sería que he encontrado demasiados personajes con muy poco desarrollo. Creo que hubiera sido mejor introducir algo más de detalles sobre la vida de los personajes o sus cualidades y virtudes, aunque he de confesar que tampoco podría prescindir de ninguno de ellos porque todos simbolizan algo en  este particular entramado que Toni Morrison ha creado.

La pluma de Toni Morrison es espectacular, su manera de narrar los acontecimientos no es dócil y frágil, sino que está cargada de dolor, frialdad y ante todo realismo. Sin un ápice de vergüenza, Morrison nos cuenta los problemas a los que la familia Breedlove se enfrenta en una sociedad llena de blancos, llena de autoritarismo en el que las personas de etnia negra están marginadas y relegadas a un segundo plano.
Toni ha creado un ambiente increíble, sin embargo no se puede decir que sea un libro que guste, ya que la dureza y frialdad con la que trata las cosas no es plato de buen gusto para ningún lector.

La temática, como ya he adelantado, es una de las partes que más me ha gustado. Toni ha creado un entramado de temas que hacen que la lectura sea completa y apetecible, y a pesar de que en principio nos encontramos con una trama muy dura y unos personajes complicados, es una trama que deja al lector en un completo estado de shock.
Como os he comentado antes, no es un libro del que pueda decir que me ha gustado, porque a nadie en su sano juicio le gustaría una trama tan dura. Realmente, y a día de hoy, no consigo encontrar cuál es la palabra exacta para definir lo que me ha parecido la lectura, y es que hay tantos puntos de vista que ver y analizar, que realmente no sabría encapsular esta lectura con una simple etiqueta.

La historia va narrada en cuatro capítulos bien diferenciados, en los que encontramos cuatro títulos que corresponden a las estaciones: Otoño, Invierno, Primavera y Verano; y dentro de cada epígrafe incluye uno o varios títulos que adelantan algún detalle de lo que veremos a continuación.
Lo que puede parecer una trama normal, con algo de drama, se convierte en una auténtica tragedia al tener a la pequeña Pecola, de tan solo 11 años como principal protagonista. No soy capaz de decir que la lectura me haya gustado, porque no es una historia que está diseñada para gustar, sino para darnos a que el mundo se ve de otra manera si tu color de piel es diferente al del resto.

Soaphead frunció los labios y se tocó con la lengua un diente de oro. Pensó que estaba ante la petición más fantástica y al propio tiempo más lógica que jamás había recibido. Allí tenía a una niña fea pidiendo belleza. Una oleada de amor y comprensión amenazó con arrebatarle, pero fue rápidamente reemplazada por la ira. Ira por ser impotente para ayudarla. De todos los deseos que la gente le había transmitido —dinero, amor, venganza—, aquél le parecía el más conmovedor y el que más merecía ser satisfecho. Una niña que quería salir del pozo de su negrura y ver el mundo con ojos azules.

“Ojos azules” es una lectura fría, realista, cruda, una lectura que no gusta sino que te rompe y araña un poco más por dentro. Pero sin duda, una lectura que no puedes dejar sin leer.

 

Lo mejor:

  • La exquisita pluma de Toni Morrison.
  • La vida de la protagonista, Pecola.
  • Los detalles de la trama.
  • La frialdad y crudeza con la que Morrison relata.

Lo peor:

  • Muchos personajes y algunos con poco desarrollo.
  • Trama complicada de entender.

4/5 Puntos

4 puntos

Libros que componen la saga

Autor: Paola

"A los que buscan aunque no se encuentren; a los que avanzan aunque se pierdan; a los que viven aunque se mueran"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas