Los vivientes, de Matt de la Peña – Reseña

Los vivientes, de Matt de la Peña – Reseña
5 (100%) 1 vote
Los vivientes, de Matt de la Peña - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: The Living
  • Autor: Matt de la Peña
  • Género: Novela juvenil adulta
  • Año de publicación: 2015
  • Editorial: Océano Gran Travesía
  • Saga: 1/2
  • Número de páginas: 364
  • PVP: 15,95€
  • ISBN: 9788494411007

Gracias a Océano Gran Travesía, por este ejemplar.

Sinopsis del libro Los vivientes

Shy comienza un trabajo de verano para ganar algo de dinero en un crucero de lujo. Todo parece perfecto pero entonces, el mayor terremoto de la historia sacude el mar y la vida de Shy cambia para siempre. Sin embargo, esto es sólo el principio. Veinticuatro horas más tarde, Shy queda perdido en alta mar, envuelto en una asfixiante lucha por la supervivencia, y a meced de la oscura amenaza que se halla oculta tras ese terrible desastre. No has leído jamás a un escritor como Matt de la Peña, y esta novela es tan absorbente como incontestable.

Opinión personal

 

Los vivientes de Matt de la Peña me llegó por sorpresa y nada más verlo supe que me iba a gustar. La portada no es muy llamativa, y no estará presente entre mis favoritas, pero cuenta con una frase escrita por James Dashner, uno de mis autores favoritos, y dice lo siguiente: Los vivientes es una novela inclasificable. Tiene de todo lo que me gusta mezclado en una historia fantástica, implacable y llena de acción, me encantó este libro. La verdad es que después de una crítica así no me pude resistir y me puse con esta historia enseguida, una vez finalizada os puedo decir que no se equivoca en nada, pues nos encontramos con una mezcla de novela negra llena de misterios, secretos, acción… Toda una aventura.

Shy se abrió paso a empujones hasta la ventana donde estaba Kevin y se asomó.
Se quedó helado.
Un gigantesco muro de agua, casi del doble de alto que el barco y aún creciendo, iba directo hacia ellos. 

La historia nos presenta a Shy, un joven que para poder ayudar económicamente a su familia comienza a trabajar en un crucero de lujo. Todo parecer ser normal hasta que un día uno de los pasajeros decide suicidarse lanzándose por la borda, no sin antes decirle un montón de frases sin sentido a nuestro protagonista, Shy intenta evitarlo por todos los medios, pero no tiene éxito y esa experiencia lo perseguirá durante el resto de la historia.

Shy comienza a sentir que alguien lo observa, pues desde el suicidio de aquel hombre le han interrogado una infinidad de veces y al parecer todavía no han acabado, pero un día un terremoto provoca una catástrofe monumental y el barco termina hundiéndose dejando infinidad de muertos, heridos a la deriva y un montón de secretos que tienen que ser revelados.

Esta historia engloba un montón de géneros de una forma absolutamente brillante, comenzamos la historia de una forma totalmente impactante y luego los sucesos irán desarrollándose de forma pausada, dándonos tiempo de conocer a los personajes y el papel que desempeña cada uno,  hasta que alcancemos la mitad del libro, donde el terremoto provoca tal tsunami que la trama da un giro brutal dejándonos una historia trepidante donde sufriremos en cada una de sus páginas. Parece que el terremoto fue provocado por algo, o al menos es la sensación que me deja la historia, pero en ningún momento de este libro se explica si es algo provocado o un simple capricho de la naturaleza.

Algo que me encantó es la trama corrupta que se esconde tras las páginas de Los vivientes. Sin duda este es el centro de la historia pues todos los secretos tendrán algo que ver e incluso sospecho que la catástrofe del terremoto también, pues hablamos de un terremoto sin precedentes. Pero lo que queda claro es que la ambición de algunas personas provoca consecuencias que amenazan con acabar absolutamente con todo.

Los personajes están perfectamente desarrollados, pero no terminarás de confiar en ninguno de ellos durante toda la historia, el autor consigue rodear a todos ellos de una esfera de misterio que no te permitirá sentir que conozcas por completo a ninguno de ellos. Nos encontramos con unos personajes totalmente diferentes entre sí y Matt de la Peña logra darles un toque de realidad que no suele encontrarse en la literatura juvenil, sus personajes no tienen pelos en la lengua y desde el inicio dejan claros sus sueños, aspiraciones y prejuicios.

—He oído que pronto tendrán medicinas.

—Sí, yo también he oído eso —dijo Carmen—. Aunque a mi padre le van a servir una mierda. O a tu abuelita.

Mi problema vino en que pese a la cantidad de personalidades diferentes que encontré en la historia, no logré identificarme con ninguno de estos personajes, admito que la creación de ellos es perfecta y los visualizaba al igual que si estuviera viendo una película, pero no llegué a cogerles cariño a ninguno de ellos, al menos por el momento, pues estoy a la espera de su continuación.

Tampoco termino de creerme la trama amorosa que nos intenta contar el autor, me parece que carece de desarrollo, pues todo sucede de una forma muy precipitada entre los protagonistas y no logro ver el alcance de esos sentimientos.

El final volverá a dejarnos impactados tanto o más que el principio. Cuando por fin parece que vamos consiguiendo respuestas… ¡Se acaba el libro! Nos deja un montón de tramas abiertas que nos dejan entrever que la segunda parte, la cual se titulará Los perseguidos, tiene muchos puntos para superar esta y dejarnos totalmente alucinados.

La prosa de Matt de la Peña es sencilla y muy adictiva. La historia está narrada en tercera persona y siempre bajo el punto de vista de Shy, nuestro protagonista. Me encanta la habilidad del autor de mezclar géneros literarios dando lugar a una historia juvenil totalmente diferente a lo que conocemos actualmente, pues es dura y realista hasta tal punto, que logra crear una angustia en el lector que a veces es difícil de aguantar. En algunas ocasiones podemos sentir que el ritmo se pausa considerablemente, como por ejemplo en los momentos que siguen al hundimiento del barco, pero siempre nos mantendrá enganchados, pues aprovecha estos momentos para profundizar en los personajes llevándolos a unos límites donde veremos de lo que son capaces de hacer por sobrevivir. Por otro lado los giros en la trama están asegurados, viviremos más de uno que nos pillará totalmente por sorpresa, situándonos en diferentes escenarios y consiguiendo que el lector vaya cambiando sus opiniones acerca de los personajes, pues aquí nadie es quien dice ser.

—Está prohibido que me digas eso —le dijo ella—. Esa es la primera regla de las nuevas reglas.

—¿En serio? ¿No puedo decirte que estás guapa? —Shy se impulsó desde la pared, sintiéndose frustrado—. Entonces ¿sabes qué? Quizá la segunda regla debería ser que está prohibido que te vistas así cuando estés cerca de mí.

En conclusión, Los vivientes nos presenta una historia tan adictiva como realista. Cargada de escenas muy duras veremos cómo los personajes intentan sobrevivir a unas situaciones que conseguirán dejar al lector sin respiración. Una trama cargada de acción donde las diferencias sociales quedan bien marcadas, donde en un momento cualquier persona puede perderlo absolutamente todo y donde los misterios no dejarán de surgir.

Lo mejor:

  • La cantidad de géneros que mezcla el autor.
  • La sencillez con la que narra algunas escenas que son realmente duras y cargadas de acción.
  • Los giros y las sorpresas que tiene la historia.

Lo peor:

  • La trama romántica.
  • Hay detalles que no quedan bien explicados.

FotoReseña

Los vivientes, de Matt de la Peña - Reseña
Los vivientes, de Matt de la Peña - Reseña
Los vivientes, de Matt de la Peña - Reseña
Los vivientes, de Matt de la Peña - Reseña
Los vivientes, de Matt de la Peña - Reseña
Los vivientes, de Matt de la Peña - Reseña

4/5 Puntos

4 puntos

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares