El encanto del cuervo, de María Martínez – Reseña

El encanto del cuervo, de María Martínez – Reseña
5 (100%) 1 vote
El encanto del cuervo, de María Martínez - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: El encanto del cuervo
  • Autor: María Martínez
  • Género: Juvenil 
  • Año de publicación: 2013
  • Editorial: Ediciones B
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 448
  • Precio: 15.95 €
  • IBSN: 9788415579427

Sinopsis del libro El encanto del cuervo

Abby siempre ha vivido con su madre, viajando de una ciudad a otra; nunca han permanecido más de cuatro meses en un mismo lugar; jamás ha tenido amigos cercanos, ni ha asistido a un baile de graduación, ni ha tenido un sitio al que llamar hogar. Pero cuando su madre muere repentinamente en un terrible accidente, la vida de Abby cambia por completo. Acogida por un hombre extraño que dice ser su padre, Abby se instala en el pueblo de Lostwick, en el sur de Maine. En apariencia es una existencia ideal, con amigos y familia y un lugar al cual pertenecer. Pero hay algo en quienes la rodean, en especial en el guapo e irritante Nathan, que le produce una cierta desconfianza. Y lo peor, las pesadillas que atormentan a Abby constantemente no solo no cesan, sino que se intensifican. En medio de esta nueva realidad, Abby tendrá que descubrir la verdad de lo que sucede, confrontar el pasado y enfrentarse con un destino implacable que viene a cobrarse promesas hechas siglos atrás y que reclama su sangre.

Opinión personal

 

Después de leer Cruzando los Límites me enamoré de la pluma y los personajes de María Martínez (os dejo aquí su RESEÑA por si no lo conocéis), por lo que recordé que tenía un libro pendiente de esta misma autora en mis estanterías y sin dudarlo me sumergí en su historia, pues El encanto del cuervo sencillamente me atrapó.

Compré este libro principalmente por su portada, ya que es absolutamente preciosa, y por su sinopsis, pues en ella me dejaba ver una historia cargada de misterios, magia y amor. Una vez leído he de confesar que la autora cumplió con todo lo que prometía: la historia está llena de misterios que se van desvelando poco a poco creando una adicción alucinante en el lector, la magia está presente todo el tiempo y es esencial en la historia y el amor que nos presenta es una auténtica delicia que nos hará reír, llorar y suspirar.

Ahora tenían que despedirse, ocultos, escondiéndose, mirando por encima del hombro cada cinco segundos. Quería hacer algo tan sencillo como acompañarla a la puerta de casa. darle un beso bajo el umbral y decir «hasta mañana, paso a buscarte», y no podía.

La historia nos presenta a Abby, una adolescente cansada de mudarse de ciudad cada poco tiempo con su madre, el haber pasado su vida constantemente de aquí para allá le ha impedido hacer amigos y considerar un sitio como su hogar. Ahora parece que todo ha cambiado, pues su madre encuentra un buen trabajo y ya llevan viviendo un año y medio en la misma ciudad. Por primera vez Abby parece tener amigos y comienza a abrirse a los demás, hasta que un día, justo cuando cumple los 17 años, en una persecución por carretera sufren un accidente donde la madre de Abby muere.

Ahora Abby cree estar sola en el mundo hasta que aparece un hombre que afirma ser su padre, por lo que no le queda más remedio que irse a vivir con él a un pueblecito que guarda un montón de secretos sobre su pasado. Allí también conocerá a Nathan de quien se enamorará perdidamente, pero al parecer el amor entre Abby y Nathan está destinado a ser imposible, pues una maldición recae sobre ellos.

Tengo que confesar que este tipo de libros me fascinan, no me importa si caen o no en tópicos, pues todo lo que tenga que ver con magia y brujas me encanta. Aun así nos encontramos con una lectura juvenil muy adictiva y, aunque en algunas ocasiones pueda ser un poco predecible, te mantiene pendiente de cada detalle, pues tras ellos se esconden un montón de secretos.

Si algo se le da maravillosamente bien a María Martínez es crear personajes, los perfila perfectamente, pueden caerte mejor o peor, pero los reconocerás en cada diálogo, pues cada personaje tiene su propia esencia.

—¿Odiarte? —replicó Nathan con la misma ira, dejó escapar una risa desquiciada—. No hay nada en este mundo que desee más. Lo intento desde el primer día que te vi, con todas mis fuerzas. Quiero odiarte, necesito odiarte… —Hizo una pausa para tomar aire, su corazón latía aceleradamente. De repente su expresión se tornó más suave feroz—. Pero no lo consigo.

Viviremos la historia desde dos perspectivas totalmente diferentes, pues mientras que Abby está intentando asimilar que es una bruja, que la magia existe y que en su interior aguarda un gran poder que debe aprender a controlar; Nathan controla perfectamente sus poderes, pues ha crecido rodeado de ellos. Nos encontraremos con unas escenas preciosas donde Nathan ayudará a Abby a controlar su magia, unas escenas que realmente nos enamorarán.

El romance que viviremos es un auténtico tira y afloja constante, Abby intenta no caer rendida ante los encantos del chico malo del pueblo, y Nathan intenta ser desagradable y despectivo con ella para intentar ocultar lo que siente. Ambos fracasan, pues aunque no quieran, la atracción que existe entre ellos es innegable. Pero la actitud de los dos nos dejará unas escenas muy graciosas donde el lector es tan consciente como los personajes de que hagan lo que hagan, acabarán juntos.

La prosa de la autora es una gozada, sencilla a la par de elegante. La narración está hecha en tercera persona y la perspectiva de los capítulos va variando dependiendo del protagonista que entre en escena, en este caso se alterna entre Abby y Nathan. Viviremos algunos fragmentos que pertenecen a los sueños de Abby donde se esconde la clave de la historia, en un principio puede ser algo confusos, pero finalmente se convertirán en lo mejor de la historia. El ritmo por lo general es ágil, no decae en situaciones monótonas, por lo que siempre estaremos enganchados a su lectura.

Al tratarse de un libro autoconclusivo nos encontramos con un final totalmente cerrado, pero que para mi gusto se precipita considerablemente, me hubiera gustado encontrarme con un final más pausado y deleitarme más en él. Aun así me dejó un buen sabor de boca y las sorpresas que nos tiene preparadas la autora dan unos cuantos giros a la trama haciéndola muy especial y entrañable.

—Solo te he mentido una vez, y fue cuando te dije que no te quería y que todo había sido un juego. Todo lo demás es cierto, hasta la última palabra.

En conclusión, El encanto del cuervo es un libro cargado de misterios y magia, donde nos encontraremos con unos personajes muy especiales con los que te encariñarás con mucha facilidad. Se trata de una historia muy ágil y adictiva que te hechizará desde la primera página.

Lo mejor:

  • Buenos personajes.
  • Trama bien hilada y cargada de misterios.

Lo peor:

  • El final se precipita un poco, me pasaría páginas y páginas con Abby y Nathan.

FotoReseña

El encanto del cuervo, de María Martínez - Reseña
El encanto del cuervo, de María Martínez - Reseña
El encanto del cuervo, de María Martínez - Reseña
El encanto del cuervo, de María Martínez - Reseña
El encanto del cuervo, de María Martínez - Reseña
El encanto del cuervo, de María Martínez - Reseña
El encanto del cuervo, de María Martínez - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

4,5/5 Puntos

4-5 puntos

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
  • Inés

    A mi me encantó esta libro. Como a ti, todo lo que trate de magia me encanta. Y esta autora ha sido uno de mía descubrimientos de este año al que perseguiré, porque me encanta muy mucho!

Shares
Ir a la barra de herramientas