Reseña Caída Mortal

Reseña Caída Mortal
5 (100%) 2 votes
Caída mortal, de Joanna Wylde - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: Caída Mortal
  • Autor: Joanna Wylde
  • Género: Erótica
  • Año de publicación: 2016
  • Editorial: Libros de seda
  • Saga: 4/?
  • Número de páginas: 400
  • PVP: 18,95€

Gracias a Libros de seda, por este ejemplar.

Sinopsis

Levi ‘Painter’ Brooks no era nada antes de entrar en los Reapers. El día que consiguió su parece, se convirtieron en sus hermanos y en su vida. Todo lo que le pedían a cambio era un brazo fuerte y su lealtad condicional. Y esa lealtad se pone a prueba cuando le atrapan y le condenan a pena de cárcel por un crimen cometido en nombre del club.

La vida de Melanie ha empezado siendo muy dura y, con el tiempo, ha aprendido que debe luchar por su futuro. Por suerte, ha escapado del infierno y ahora puede empezar de nuevo. Sin embargo, es incapaz de dejar de soñar con las caricias de un motero al que no puede olvidar. Todo empieza de una manera tan inocente: un tipo solitario en la cárcel, unas cuantas cartas… Amables. Inofensivas. Inocentes.

Pero cuando Painter salga de la cárcel… Melanie tendrá que hacerse a la idea de que, entre los Reapers, no hay nada inocente.

Opinión personal

 

Hoy os traigo la Reseña Caída Mortal, un libro escrito por Joanna Wylde y publicado por la editorial Libros de seda.

Este libro es de una serie de libros llamada Reapers, pero se puede leer independientemente al igual que los anteriores.

El primero es propiedad privada, el segundo legado oculto, el tercero juego diabólico, y caída mortal que es el cuarto.

En este libro, los protagonistas son Melanie y Painter.

Dos horas después, seguía sin saber cómo demonios había terminado delante del espejo, intentado decidir qué ponerme. No quería ir a esa fiesta, sin embargo ahí estaba, arreglándome y emperifollándome… y sintiendo un nudo en el estómago cada vez que imaginaba tener que enfrentarme a Levi ‘Painter’ Brooks en su propio terreno.

Tenemos a dos personajes completamente opuestos. Mel es una niña que está estudiando y solo se preocupa de sacar buenas notas. Por el contrario Painter es un criminal que está encerrado en la cárcel.

La última vez que Painter y Mel se vieron, Painter le prestó su coche pensando que lo tendría tan solo un par de días, pero después él entró en prisión y ya lo tiene más de un año.

Durante todo el tiempo que Painter se encuentra en la cárcel, Mel se dedica a mandarle cartas contándole cosas de su vida, de sus estudios, de sus amores, y Painter le responde. Pero claro las cartas con las que él le contesta no son ni por asomo lo que él piensa de ella.

Cuando él contesta a una carta lo hace de la manera más educada posible intentando aconsejarla, pero en realidad lo único que piensa es en acostarse con ella. Desde el primer momento en que la vio se quedó tan pillado por ella que cada día la recuerda. Pero el club le ha impedido tener nada con ella.

Cuando sale de la cárcel, en vez que pedirle las llaves del coche en persona y volverla a ver decide mandar al padre de Kit (amiga de Mel). Tiene  miedo de no poder contenerse al verla de nuevo y decide no arriesgarse.

Este hecho, marca mucho a Mel, ya que ella pensaba que después de llevar un año escribiéndose cartas y contándole sus cosas más íntimas Painter iba a tener al menos la decencia de presentarse delante de ella para volverla a ver. Pero no es así.

-¡Oh, Dios mío! ¡Te trajo Painter! – Me causó de repente -. Puedo ver la palabra culpa escrita en mayúsculas en tu cara. ¿Qué coño pasó?

Mierda.

-Sí – admití despacio. ¿Por qué no contarla la horrible historia al completo? -. No está interesado en mí. No me hizo caso, igual que el día de la mudanza. Pero entonces conocí a otro chico y…

-¿Qué? – inquirió.

Cerré los ojos intentando pensar, pero volví a abrirlos inmediatamente después, pues la habitación había empezado a dar vueltas. Durante un instante, creí que vomitaría.

-Me alejó de él y me dijo que no pertenecía a este mundo – continué-. Nos pusimos a discutir… lo tenía a escasos centímetros de la cara… y él me agarró del pelo… así que lo besé.

Mel vive en un apartamento con su amiga Jessica, quién intenta advertirle de todas la maneras posibles de que Painter no un tipo que a Mel le convenga, pero le da igual. Lo que Painter le escribe en esas cartas le parece tan dulce y sobreprotector que no puede salir con ningún otro hombre que no sea él.

La primera vez que se ven después de que él salga de prisión es todo bastante extraño, él ha cambiado, su aspecto físico es diferente, ahora tiene el pelo más largo y su cuerpo parece más musculado. Pero él no le presta la mínima atención, la única palabra que le dirige a Mel es un simple hola.

Mel al darse cuenta de esto, termina completamente desilusionada, aunque el tiempo decidirá por estos dos personajes, ya que entre ellos hay algo más que unas simples cartas.

¿Justin Bieber cantando en mi dormitorio?

¿Pero qué coño…?

Parpadeé, miré al techo e intenté despabilarme mientras trataba de averiguar a quién tendría que matar para poner fin a semejante sacrilegio. Después de lo que me pareció una eternidad, el ruido cesó. Me di la vuelta y me tapé la cabeza con la almohada. ¿Qué delito habría cometido para merecer el suplicio aquel?

Bueno hasta aquí un poquito de lo que va el libro, ahora os doy mi opinión sobre él.

La edición es muy bonita, en la portada podemos ver a nuestro motero protagonista Painter montado sobre su moto.  Los colores de este libro son azules oscuros y negros, y es un libro un poco gordito.

Las letras son pequeñitas pero la lectura es rápida.

Los capítulos son más bien largos, y el libro está narrado en primera persona por Melanie y también por Painter.

La forma de escribir que tiene nuestra autora Joanna consigue transportarnos al lugar de los hechos, es una lectura mágica cargada de acción y de erotismo que nos deja ver las cosas bastante claras. Quizá en ocasiones hay algunas escenas que me han parecido un poco fuertes, quizá demasiado bruscas, pero claro es que Painter, es así, y está caracterizado a la perfección.

Los dos protagonistas están muy bien definidos, además encajan a la perfección porque son tan diferentes que no saben hacer otra cosa que discutir para luego reconciliarse. Painter es muy protector con Melanie y ella lo nota.

La trama del libro es bastante entretenida. El contenido está cargado de acción lo que nos lleva a devorar el libro. La trama es tan desgarradora que ha conseguido hacerme temblar en alguna que otra ocasión, alguna vez de miedo, y otras de emoción.

El final como no me ha dejado con la boca abierta, me esperaba algo así de este calibre pero ha sido mucho más explosivo de lo que me imaginaba.

Tenemos un libro cargado de sorpresas y conforme vayamos conociendo a nuestros personajes iremos descubriendo sus secretos más íntimos, habrá algunos que nos gusten más y otros que nos gusten menos, pero van a sorprenderos, eso os lo puedo asegurar.

Solo me queda dar las gracias a "Libros de seda" por permitirme disfrutar de esta historia.

 

.

Lo mejor:

  • La lectura es bastante rápida.
  • El libro te engancha desde el principio.
  • Esta serie de libros se puede leer independientemente.

Lo peor:

  • Todavía no termina de convencerme la posesividad que caracteriza a los moteros.

FotoReseña

 

Caída mortal, de Joanna Wylde - Reseña
Caída mortal, de Joanna Wylde - Reseña
Caída mortal, de Joanna Wylde - Reseña
Caída mortal, de Joanna Wylde - Reseña
Caída mortal, de Joanna Wylde - Reseña
Caída mortal, de Joanna Wylde - Reseña
Caída mortal, de Joanna Wylde - Reseña

4/5 Puntos

4 puntos

Libros que componen la saga

Caída mortal, de Joanna Wylde - Reseña
Imagen de perfil de Jessi

Autor: Jessi

"Un libro no es un conjunto de palabras impreso en papel, un libro es un mundo abierto a tu imaginación donde cada latir es un sueño".

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas