María Martínez nos cuenta cómo nació ‘Rompiendo las reglas’

María Martínez nos cuenta cómo nació ‘Rompiendo las reglas’
5 (100%) 4 votes

María Martínez protagoniza esta semana esta sección y nos deja unas palabras contándonos cómo nació 'Rompiendo las reglas'.

¿Quién no leyó 'Cruzando los límites y quedó irremediablemente enamorada de sus personajes? Pues este año podremos disfrutar de un spin-off de la historia donde tendremos como protagonistas a Tyler y Cassie, los mejores amigos de la pareja que protagoniza la primera novela.

'Rompiendo las reglas' se ha convertido en una de las novenas románticas más esperadas este año y, como no podría ser de otra forma, volverá a ser editada por Titania. Estará a la venta a partir del 16/05/2016.

Aquí os dejamos las maravillosas palabras que la autora ha regalado a Entre Metáforas.

tumblr_inline_njb8e0e5Ui1r1j05xRompiendo las reglas nació de un modo muy especial, gracias a los lectores que, tras conocer la historia  y los personajes que se escondían en las páginas de Cruzando los límites, pidieron que escribiera esta novela.

En cuanto la propuesta estuvo encima de la mesa, acepté sin dudar. Admito que fue un impulso, más fruto de la necesidad de cumplir con esas peticiones que del deseo de querer escribir el libro. No es que no quisiera, es que para mí Port Pleasant y sus personajes empezaban y terminaban en Cruzando los límites.

En ningún momento, mientras trabajaba en la novela, me planteé la posibilidad de ir más allá del final que tenía planeado y, mucho menos, de convertirla en una serie con otros personajes como protagonistas. Por eso hablo de la necesidad de cumplir con todas esos lectores que, y fueron muchos, pidieron que Cassie y Tyler tuvieran su propio cuento. Me sentía en deuda con todos ellos.

Normalmente, mis ideas, mis primeros esbozos para un nuevo proyecto surgen de la nada. Una canción, un sueño, una escena de una película..., cualquier detalle puede ser el detonante que dé vida a una nueva historia en mi cabeza, a esas pinceladas iniciales de un argumento. Y con esos primeros flashes comienzo a construir el resto.

Con Rompiendo las reglas, y debido a cómo surgió, no hubo ninguna primera idea, ninguna bombilla que de pronto se iluminara. Como base solo tenía dos personajes secundarios que, pese a lo importantes que son en la trama del primer libro y cuya función es la de ayudar y guiar a los protagonistas, no poseían ninguna proyección más, salvo para la que fueron creados.

Antes de pensar en tramas, argumentos... No me quedó más remedio que detenerme durante un tiempo y dedicarme a conocer a estos personajes a fondo para poder escribir sobre ellos. En el primer libro apenas se les ve. Se aprecia que Tyler es un buen chico pero con el que no es fácil relacionarse. Cassie es impulsiva, directa y tiene carácter. Entre ellos saltan chispas por esa inexplicable animadversión/atracción que surge desde el primer momento. Partiendo de ese inicio tuve que construir sus vidas y, cuando por fin las tuve muy claras, pensar qué iba a sucederles.

Llegado este punto, ocurrió una de esas cosas que hace que aflore mi lado místico y que crea que el destino a veces tiende la mano para ayudarme. Releyendo Cruzando los límites, me fijé en una conversación que mantienen Cassie y Savannah. Son apenas unas frases, pero en ellas se menciona una cosa. Pasa desapercibida, casi ni te fijas, y para mí fue la llave que abrió un millón de puertas, como si inconscientemente la hubiera puesto allí porque sabía que acabaría haciéndome falta.

A partir de ese momento todo comenzó a fluir. Mi primer miedo había sido no tener una historia que contar. Al final tuve miedo porque ocurrió todo lo contrario y no conseguía poner un punto final.

Cassie y Tyler se han convertido en unos personajes muy especiales, llenos de matices, de muchas peculiaridades y que me han sorprendido más de lo que nunca imaginé. Son complejos, en ocasiones difíciles de entender, y no destacan por tomar las decisiones correctas. Por todos estos motivos puede resultar frustrante meterse bajo su piel y tratar de entenderlos. En algunos momentos hasta empatizar con ellos puede ser difícil.

No hay mucho más que pueda desvelar de este libro ahora. Lo que sí puedo decir es que tenía muy claro y era importante para mí que Rompiendo las reglas fuese muy diferente de Cruzando los límites. Y lo es. En ella sigo tratando temas tan significativos como la familia, la amistad y lo importantes que son esos lazos para los personajes. Sin bien, en este segundo libro profundizo aún más en todas esas emociones y muestro otras muchas caras de estas. En este segundo libro se habla de sacrificio, de perdón, de miedos, de errores, de malas decisiones..., y también de segundas oportunidades.

Espero haber creado esa historia que los lectores de esta serie esperan para Cassie y Tyler. Yo la he escrito con el corazón, desde el primero momento les dejé libertad absoluta y son ellos los que han trazado el camino, los que han decidido qué querían hacer y por qué. A mí me han convencido.

Sinopsis 'Rompiendo las reglas'

Disculpa la interrupción pero ¿te gusta leer y aún no tienes un Kindle? Aquí te dejo los detalles y el precio, yo no se vivir sin él.

Tyler es sexy, inteligente y seguro de sí mismo. Cabreado con el mundo, su carácter es impredecible. Los tatuajes de su cuerpo son el recuerdo constante de todo lo que ha perdido, de los errores que jamás podrá perdonarse y de los deseos que nunca logrará cumplir. Ha aprendido del peor modo posible que amar significa sufrir, y que el único modo de sobrevivir es regirse por sus propias reglas.

Cassie es lista y divertida, un poco cínica, y no le importa lo que los demás piensen de ella. Sabe cuáles son prioridades, sus expectativas, y tiene muy claro la clase de vida que quiere vivir. Pero bajo esa apariencia de seguridad y control, se esconde un corazón roto y asustado que intenta proteger a toda costa.

Han pasado casi dos años desde que Tyler y Cassie se vieron por última vez. Ninguno está preparado para el reencuentro, para aceptar que la atracción que una vez sintieron sigue ahí, bajo la piel, imposible de ignorar. Enamorarse sin remedio parece inevitable; pero, a veces, el amor no es suficiente.

Escena 

Por si no deseáramos ya tener este libro en nuestras manos, la autora nos regala en exclusiva un fragmento de una preciosa escena de esta historia:

Cassie resopló.
—Estás demasiado seguro de ti mismo.
—Lo bastante como saber que acabarás admitiéndolo.
—Ni en tus sueños.
—¿Apostamos algo?
—No voy a hacer ninguna estúpida apuesta contigo —replicó ella con la paciencia agotada.
—Porque sabes que perderías.
Tyler se encogió de hombros y aceleró para adelantar a un enorme camión frigorífico. Inconscientemente coló la mano en el bolsillo de la puerta, buscando la cajetilla de tabaco. La palpó con los dedos y entonces recordó que trataba de dejarlo. Resopló para deshacerse de la ansiedad y se concentró en la distracción que tenía al lado. Podía ver por el rabillo del ojo que ella lo estaba mirando con el ceño fruncido y la boca abierta. Fingió no darse cuenta.
—¿Te haces una idea de lo frustrante que es compartir el mismo aire contigo? —gruñó Cassie.
Él suspiró de forma teatral y le guiñó un ojo. Meterse con ella era divertido, siempre lo había sido.
—Disimula cuanto quieras. A mí no me engañas.
Exasperada, apartó la vista de él y la posó en la ventanilla; poco a poco, una leve sonrisa se dibujó en su cara.
—Estás sonriendo.
—Que te den.
—Lo admitirás.
—Sigue soñando.
Ambos se quedaron callados, escuchando la música, mecidos bajo el ronroneo suave del motor. Cassie mantuvo los ojos pegados en el paisaje que pasaba a toda velocidad tras la ventanilla. El silencio era cómodo, puede que demasiado, y poco a poco se fue relajando. Sus músculos se aflojaron y su respiración fluyó con un ritmo pausado. En algún momento, se quitó las zapatillas y subió las piernas al asiento, haciéndose un ovillo.
Podía sentir la mirada de Tyler sobre ella, intensa y constante.
Acabó deslizando la vista hacia él, no pudo evitarlo. Sus ojos se encontraron y se le cortó el aliento por todo lo que su expresión mostraba. Era como si de un momento a otro fuese a abalanzarse sobre ella para devorarla. Sabía que era una locura, pero le encantaba.

La autora nos habla del tema que escuchan los protagonistas:

Este tema de Hinder me gusta especialmente y aparece en la novela, en una escena en la que Tyler y Caleb mantienen una conversación muy importante que provoca ciertas consecuencias. 

¿Conocéis alguna de las historias de María Martínez?

¿No os morís de ganas por volver a leer de Tyler y Cassie?

 

 

Avisamos desde aquí a todos los autores que quieran publicar sus cartas en Entre Metáforas, que nos envíen un e-mail a duna86ms@gmail.com

Imagen de perfil de Duna

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
  • MiRinconin♥deLectura

    Jolines, después de leer esta entrevista tengo más ganas todavía, me entran ganas de releer como hizo María las escenas de Cassie y Savannah pero me voy a contener para que sea sorpresa (eso contando con que yo descubra la conversación en cuestión, jajajaja).
    Por Dior, qué pase rápido el tiempoooo!!! ^.^

    • Duna

      Yo también estoy ansiosa por leerlo ^^

Shares
Ir a la barra de herramientas