Mar Carrión nos cuenta cómo nació ‘Nada es lo que parece’

Mar Carrión nos cuenta cómo nació ‘Nada es lo que parece’
5 (100%) 1 vote

Mar Carrión llega esta semana a 'cartas de autor' y nos deja unas palabras contándonos cómo nació 'Nada es lo que parece'.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir a una pequeña presentación de la editorial Vanir, en ella conocí a unas autoras muy especiales: Ana R. Vivo y Mar Carrión. Por lo que no pude dejar pasar la oportunidad de pedirles que participaran en esta sección.

La autora que llega esta semana es Mar Carrión, quien protagoniza este artículo para hablarnos de su nueva novela: Nada es lo que parece. Durante la presentación pude ver el cariño y la dedicación que había puesto en sus páginas, prometiéndonos una novela fresca y muy divertida. Hoy os invito a que todos seáis testigos de la pasión que esta autora ha puesto en su novela.

Nada es lo que parece ha sido publicada por la editorial Vanir y está a la venta desde hace apenas un mes. Además, tiene una de las portadas que mejor reflejan la historia que guarda entre sus páginas.

Aquí os dejamos las maravillosas palabras que la autora ha regalado a Entre Metáforas.

12963592_10209418915338968_7596694510449262650_n

El argumento de Nada es lo que parece comenzó a cobrar forma en mi cabeza cuando me encontraba terminando de escribir mi anterior novela, Detrás del telón. Y rompió todos mis planes ya que no era esta novela la que pretendía escribir a continuación. Sin embargo, cuanto más pensaba en Nick y Zoe más me apetecía adentrarme en su historia, por lo que tuve que darle prioridad.

Tras unas cuantas novelas muy densas, necesitaba un soplo de aire fresco, una novela con la que pudiera divertirme y reír, en la que pudiera incluir varias subtramas que representaran todos los géneros que me gustan, y que me permitiera crear dos personajes que mantuvieran una relación de amor-odio desde sus primeras páginas.

Nada es lo que parece se ajustaba perfectamente a lo que necesitaba escribir en ese momento de mi vida, así que me puse manos a la obra, y el proceso resultó de lo más entretenido, divertido y emocionante.

La novela cuenta la historia de un par de periodistas que trabajan en periódicos de la competencia (el periodismo es una profesión fetiche para mi a la hora de crear personajes) en la ciudad de Cleveland. Zoe es una profesional muy entregada, que encuentra la oportunidad de crecer en su trabajo cuando se le presenta la ocasión de entrevistar a la actriz del momento. Nick, por el contrario, y aunque también es un profesional muy competente, tiene un “pequeño” defecto, y es que es un mujeriego empedernido, que frustra la entrevista de Zoe al meterse en la cama de la afamada actriz. A raíz de ese momento, y a consecuencia de otros avatares de la vida, meses después ambos caen en el descrédito profesional y terminan sus días trabajando en una revista dedicada a la ufología. Por si trabajar codo con codo no fuera suficiente desgracia para Zoe, un viaje que deben emprender juntos a un pueblecito casi perdido de la geografía para investigar un avistamiento ovni, marcará el argumento de buena parte de la novela.

Antes comentaba que en el argumento mezclo varios subgéneros, por lo que el resultado es una novela muy heterogénea. Me apetecía que tuviese mucho humor, por lo que podréis encontrar muchos momentos divertidos a lo largo de sus páginas, algunos protagonizados por los protagonistas, otros por la gente “rara” que habita en el pueblo. Como apasionada de los fenómenos paranormales introduje el tema ovni al más puro estilo Expediente X (serie de la que me declaro fan), ¡pero que nadie se asuste!, porque como dice el título “nada es lo que parece”. Esta subtrama me permitió incluir uno de mis géneros favoritos: el suspense, aunque en esta novela, obviamente, no está tan desarrollado como en otras. Y, por supuesto, el romance. Me divertí de lo lindo con Zoe y Nick, con sus estira y afloja constantes, con la atracción incontrolable que hay entre los dos, con el odio que le profesa Zoe al considerarle culpable de su decadencia profesional, con el crecimiento personal de Nick al que retrato al inicio de la novela como el típico caradura y mujeriego; aunque, ya sabéis, nada es lo que parece.

Con esta novela, mi máxima pretensión ha sido procurar al lector distracción, evasión y una lectura amena. Cuando me cuentan que eso mismo es lo que han encontrado entre sus páginas no puedo sentirme más feliz. Como feliz me siento con la oportunidad que me habéis brindado para hablaros de Nada es lo que parece. ¡Un millón de gracias! Has sido un auténtico placer, chicas.

Mar Carrión nos cuenta cómo nació 'Nada es lo que parece'

Boton-comprar

Zoe Carpenter ha trabajado muy duro para llegar a ser una periodista de prestigio pero, justo cuando está a punto de conseguir entrevistar a una de las actrices más populares de Hollywood, el periodista de la competencia utiliza sus sucios ardides para arrebatarle la entrevista. El maldito Nick Rayner, tan atractivo como carismático, arruina su carrera y Zoe termina sus días investigando fenómenos de avistamientos ovni en una revista dedicada a la ufología. ¿Se puede caer más bajo? Nick Rayner es un profesional reconocido pero tiene un serio problema, y es que acostumbra a meterse en demasiadas camas. Hasta que un día se mete en la equivocada y Nick no solo pierde su trabajo, sino que todos los periódicos importantes le cierran las puertas tras el grave escándalo que protagoniza.

¿Conocéis alguna de las historias de Mar Carrión? ¿No os morís de ganas por sumergiros en 'Nada es lo que parece'?

 

 

Avisamos desde aquí a todos los autores que quieran publicar sus cartas en Entre Metáforas, que nos envíen un e-mail a duna86ms@gmail.com

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares