Hija única, de Anna Snoekstra – Reseña

Hija única, de Anna Snoekstra – Reseña
5 (100%) 2 votes
Hija única, de Anna Snoekstra - Reseña

Ficha técnica

  • Título: Hija única
  • Autor: Anna Snoekstra    
  • Género: Thriller
  • Año de publicación: 2017
  • Editorial: Suma de letras
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 352
  • PVP: 17,90€
  • ISBN: 9788491290698

Gracias a Suma de letras, por este ejemplar.

Sinopsis

A sus dieciséis años, Rebecca Winter estaba disfrutando del mejor verano de su vida: ganaba algún dinero en un restaurante, tonteaba con un chico mayor y compartía confidencias con su mejor amiga. Hasta que empezaron a sucederle cosas extrañas, como notar una presencia en su dormitorio o sentirse observada. Pese a todo, Bec no fue consciente de lo que le iba a ocurrir... hasta que un día se esfumó sin dejar rastro.

Más de una década después, una joven asegura ante la policía ser la Bec desaparecida y pronto se encuentra viviendo su vida. Abrazando a sus padres. Aprendiendo los nombres de sus amigos. Jugando con sus hermanos pequeños. Pero quizá ni la acogedora familia ni los entusiasmados amigos de Bec sean lo que parecen. Porque mientras comienza a sumergirse en la personalidad de la auténtica Rebecca Winter, la impostora descubre que quien la hizo desaparecer aún anda suelto. Y ella puede estar en peligro inminente.

Opinión personal

Hija única, de Anna Snoekstra, llamó mi atención con tan solo mirar su portada. La sinopsis promete un thriller fresco cargado de secreteos, misterios y peligros donde un solo paso en falso puede acabar con la vida de nuestra protagonista. No decepciona, desde el principio me dejó atrapada en una lectura ligera contaba una historia que avanzaba a buen paso y que no me soltó hasta el final.

“No quiero hablar del tema. No quiero contarles que ya nunca atraparán a quien fuese el responsable de la ausencia de su hermana. No quiero contarles que todo es culpa mía.”

Este libro nos presenta a una joven muy perdida que ve su oportunidad de cambiar de vida tras un reportaje de televisión. Este reportaje cuenta como Rebecca Winter, una joven que llevaba una vida normal y tranquila, desapareció sin dejar rastro cuando salía de su turno de la hamburguesería donde trabajaba. La policía no ha sido capaz de encontrarla en once años. Tampoco tienen ninguna pista de dónde puede encontrarse ni teorías de qué le ocurrió exactamente.

Atraída por la historia e impresionada por su parecido físico con la joven, decide ocupar su lugar. Preparará una historia. Intentará rellenar las lagunas de la policía con mentiras. Ocupará el lugar de una hija perdida a la que los destrozados padres recibirán con los brazos abiertos. En definitiva, dejará de ser ella misma para convertirse en Rebecca Winter intentando conseguir la estabilidad y el cariño que nunca tuvo. Aunque, su mayor problema no consistirá en fingir y medir cada una de sus palabras por miedo a ser descubierta, sino que al convertirse en Rebecca también aceptará sus problemas y aquellos que le hicieron daño no tienen intención de dejarla tranquila.

Me encantó. La forma en la que la historia te va enganchando metiéndote en su tela de araña la cual va tejiendo poco a poco. No nos encontramos frente a un libro muy extenso, pero, aun así, la autora sabe dejar detalles sutilmente para ir retomándolos poco a poco dejando una historia completa y perfectamente hilada. A pesar de ello, el final se vuelve un poco precipitado y quizás ese es uno de sus fallos. Es bueno, el final cierra la historia con un par de giros que sin duda logran sorprender al lector, pero pierde el encanto de ir poco a poco llevándote por el camino indicado.

“Bec me odiaría si supiese que sus hermanos me despiertan pensamientos libidinosos. Pero a estas alturas probablemente me odiaría de todos modos.”

La novela sigue dos líneas argumentales bien perfiladas. Por una nos encontramos en el pasado, once años atrás, viviendo los últimos días de Rebbeca. Podremos seguir sus pasos, conocer su entorno… Veremos lo que en un principio parecen los típicos problemas adolescentes, sin embargo, ahí es donde se esconderán las claves sobre su fatídico final. La otra línea nos deja en el presente, con una joven decidida a cambiar de vida cueste lo que cueste.

Los personajes están dibujados a la perfección. Tanto las chicas protagonistas como los secundarios que las rodean cuentan con una sutil carga de misterio que otorgan giros y sospechas durante toda la novela. Cada uno de ellos, por pequeño que fuese su papel, tiene un peso importante y ayudará a formar esta inmensa tela de araña que nos hará sospechar de todo el mundo.

La pluma de Anna Snoekstra es ligera, muy ligera. Las páginas volarán en nuestras manos y la novela llegará a su fin en apenas un suspiro. Es sorprendente la habilidad que tiene para llevarnos del pasado al presente con dos protagonistas tan diferentes y que ninguna destaque sobre la otra. Las dos brillarán haciéndonos devorar la novela. El pasado se narrará en tercera persona, elección perfecta para ver el mundo alrededor de Rebecca; el presente se narrará en primera persona, otra buena opción para mostrarnos la inseguridad y el caos emocional que vive nuestra protagonista. Como dije en un principio, el fallo principal se encuentra en el precipitado final. La autora todavía tenía más que contar y por alguna razón decidió soltarlo todo de golpe en vez de alargar un poco más la trama.

“El impulso de abandonar la vida de Bec se vuelve fuerte en estos momentos. Alguien viene a por mí. Podrían matarme. Pero no puedo huir. Tengo que quedarme. Se lo debo a Bec. Un día más, nada más. Aunque implique que acaben pillándome.”

En conclusión, Hija única nos sumerge en una historia adictiva donde nuestra protagonista hará lo imposible por cambiar de vida, aunque ello conlleve perder su propia identidad. Una novela cargada de misterio que nos hará analizar cada paso del pasado intentando descubrir qué ocurrió a la vez que observamos los pasos del presente por si la tragedia vuelve a repetirse. Sin duda nos encontramos con una novela sorprendente que va recomendada para todos los amantes del thriller.

Lo mejor:

  • Los personajes.
  • Los giros.
  • La tensión constante buscando el qué ocurrió.

Lo peor:

  • Hubiese dado más páginas a ese final. La conclusión es muy buena, pero se precipita.

FotoReseña

Hija única, de Anna Snoekstra - Reseña
Hija única, de Anna Snoekstra - Reseña
Hija única, de Anna Snoekstra - Reseña
Hija única, de Anna Snoekstra - Reseña
Hija única, de Anna Snoekstra - Reseña
Hija única, de Anna Snoekstra - Reseña
Hija única, de Anna Snoekstra - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

4,5/5 Puntos

4-5 puntos

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas