Edición limitada, de Noe Casado – Reseña

Edición limitada, de Noe Casado – Reseña
Vota este arículo
Edición limitada, de Noe Casado - Reseña

Ficha técnica

  • Título original: Edición limitada
  • Autor: Noe Casado
  • Género: Romántica/Erótica
  • Año de publicación: 2017
  • Editorial: Esencia
  • Saga: 1/?
  • Número de páginas: 413
  • PVP: 15,90€
  • ISBN: 9788408176404

Gracias a Esencia por este ejemplar.

Sinopsis

La paciencia es una de las grandes virtudes con la que no cuenta Axel. Treintañero, empresario con taller mecánico propio y poco dado a perder el tiempo o a aguantar cursiladas, problemas ajenos, clientes tiquismiquis o cuñados millonetis.

Pero, por encima de todo, es incapaz de soportar a las mujeres desesperadas, ya sea por empalagosas o por ser pobres niñas ricas.

Sin embargo, como reza el dicho, nunca digas de esta agua no beberé...

Visión de futuro. Ésa es la gran idea que nos meten en la cabeza, pero que de ningún modo puede aplicarse a la vida de Portia.

Dos divorcios, varios amantes, una amenaza de bancarrota y un hermano cansado de sufragar gastos la condenan a un puesto de trabajo con un salario mínimo, que como mucho le permite comprar marcas blancas y ropa de fabricación masiva.

Y para rizar el rizo, en un ambiente hostil...

¿Encontrarán Axel y Portia algún punto en común a pesar de pertenecer a mundos tan opuestos?

Opinión personal

 

Hoy os traigo la Reseña de ‘Edición Limitada’, un libro escrito por ‘Noe Casado’ y publicado por la Editorial ‘Esencia’.

En este libro conoceremos la historia de Axel y Portia.

-¡Levantemos las copas y brindemos por la feliz pareja!

Axel puso los ojos en blanco y disimuló su hastío, porque era la cuarta vez en una hora que oía esa frase y, la verdad, esperaba que en un ambiente tan selecto esas cosas no pasaran. Sin embargo, allí estaba, en el carísimo salón de un rimbombante hotel con tres nombres, observando cómo su hermana le sonreía a todo el mundo y aceptaba las enhorabuenas de los invitados. Vestida con un elegante traje azul, poco o nada parecido a un vestido de novia, y mostrando orgullosa su barriga de casi siete meses, se paseaba del brazo de su reciente y estirado marido, que por cierto a él seguía sin hacerle demasiado bien, pero como ella lo había elegido, pues ajo y agua, no le quedaba otra.

Axel está tan aburrido en la boda de su hermana que decide salir al jardín a que le dé el aire, cuando se encuentra con una rubia que le quita el hipo. Cuando ésta lo ve, lleva unas copas de más, y sin ningún tipo de pudor, le insinúa que la acompañe a su habitación.

Axel, embrujado por sus encantos no puede más que seguirla, y como no, acostarse con ella. Cuando se despiden en la habitación, sin decirse si quiera los nombres, Axel vuelve para dar el discurso de su hermana. Pero antes de esto, se encuentra con su cuñado, y un amigo de su cuñado, quienes están hablando de la hermana del amigo de éste.

Axel, como no sabe mantener el pico cerrado insinúa que lo que tiene que hacer es mandársela un tiempo al taller que dirige, que le va a quitar la tontería. Ya que si hay una cosa que no soporte en esta vida son las niñas ricas caprichosas y consentidas que no dan un palo al agua.

Pero claro, todo esto sin saber, que la chica de la que hablan es la misma con la que acaba de acostarse, y quien le hará la vida imposible.

Cuando Portia aparece en el taller vestida con un vestido rojo y unos tacones de infarto a Axel lo único que se le ocurre decir es su típica frase: ‘No me toques los cojones’.

-¡Axel!- le gritó uno-. Ven a tomar una copa con nosotros.

-¿Vas a rechazar una cervecita bien fría? – preguntó otro de la cuadrilla.

Él negó con la cabeza y metió a Portia  a empujones en el portal.

-Parecían simpáticos –comentó ella-. Y me apetecía tomar algo.

-No me toques los cojones…

Nada más entrar en su apartamento, echando humo porque todo eran complicaciones, cogió el móvil y llamó a Elías para que no metiera la pata.

Pues si beberlo ni comerlo, tiene un problemón, pues la chica está allí sin dinero, sin ropa y sin nada, y además, no puede llamar a su hermano para que se la lleve puesto que fue él quien se ofreció a ‘espabilarla’.

Ahora, Axel tiene que hacerse cargo de muchos gastos, como por ejemplo, comprarle ropa y darle un hogar, pero Portia no se conforma con lo que Axel le ofrece, sino que le monta unos cuantos numeritos en las tiendas a las que la lleva a comprar ropa, y a parte, decide que el lugar que Axel le ha ofrecido no es suficiente para ella, por lo que se empeña en vivir en su casa con él, y como no podía ser de otra forma, dormir en su cama, porque el sofá le destrozaría la espalda.

Por si no tuviese suficientes problemas ya Axel con su ‘novia’, Portia se lo pone mucho más difícil con sus impertinencias.

Aunque, algo bueno tenía que tener, desde que Portia está allí, el taller se ve mucho más concurrido, y los beneficios han aumentado considerablemente.

En este libro, nos encontraremos con dos protagonistas completamente incompatibles, pero con una relación un tanto extraña, porque cuando están separados se sienten incompletos.

Ahora, os contaré qué me ha parecido.

Comienzo por la edición, en la portada podemos ver un zapato, especialmente el zapato que lleva Portia el día que aparece en el taller, aplastando un coche rojo. Que, puede tener dos sentidos, o bien por el tema del taller, o bien por un coche específico que aparece en este libro.

El libro está narrado en tercera persona y la verdad que ha dejado mucho que desear, porque me hubiese gustado que lo narrase Axel en primera persona.

Axel se quedó solo en el taller. Debería estar cabreado con Portia, pero en el fondo no lo estaba tanto como aparentaba. Paloma le había montado la típica escena de la que él siempre había huido como de la peste. La de una mujer cegada por celos absurdos, exigente e incapaz de entender que de haber querido pegársela con otra, no sería tan idiota como para llevarse luego a su ligue al trabajo y hacerle limpiar el aseo.

Con respecto a las emociones os diré que este libro no ha conseguido despertar ninguna en mí, la protagonista es una niña consentida y caprichosa y creo que es un tópico bastante común que he leído en muchos libros e igual estoy un poco cansada de él. Puede que eso me haya influido en su lectura.

Quizá, si es cierto que de los dos protagonistas, Axel me haya conquistado un poco más que Portia ya que es un tipo muy maduro y con las ideas bastante claras. Aunque cuando Portia se le pone por delante, se le nubla la mente y deja de pensar.

En este libro, tenemos varias escenas eróticas pero sin ningún tipo de emoción, o sentimiento, por lo que me ha parecido una relación bastante fría y vacía, de ahí, que no me haya hecho sentir nada.

La evolución del personaje de Portia es notable, ya que no tiene el mismo comportamiento al inicio del libro que al final.

He de decir que he leído otros libros de Noe Casado y yo soy muy fan de su pluma y de sus historias, pero ésta en concreto me ha dejado con un mal sabor de boca porque no era lo que esperaba en absoluto.

Pero bueno, no todo es malo, tenemos una historia cargada de erotismo, pasión, desenfreno y sentimientos encontrados (aunque bajo mi punto de vista, tardíos). Es una historia que para leer una tarde tranquilamente, para entretenernos, pues no está mal, pero si lo que buscáis es lo que busco yo, sentimientos, ilusión, sonreír o incluso llorar, esta no es vuestra historia.

El final es entretenido, y un poco más emotivo, pero no ha llegado a conquistarme.

Lo mejor:

  • Es un libro entretenido.
  • Me ha gustado mucho el personaje de Axel, ya que es un chico firme, que no se deja embaucar por el dinero.

Lo peor:

  • La lectura es muy lenta.
  • No ha despertado en mí ningún sentimiento.
  • Hay partes que se contradicen.

FotoReseña

 

Edición limitada, de Noe Casado - Reseña
Edición limitada, de Noe Casado - Reseña
Edición limitada, de Noe Casado - Reseña
Edición limitada, de Noe Casado - Reseña
Edición limitada, de Noe Casado - Reseña

2.5/5 Puntos

Libros que componen la saga

Autor: Jessi

"Un libro no es un conjunto de palabras impreso en papel, un libro es un mundo abierto a tu imaginación donde cada latir es un sueño".

Comparte este artículo en
Shares