Dylan O’Brien habla sobre el fascinante mundo de El corredor del laberinto

Dylan O’Brien habla sobre el fascinante mundo de El corredor del laberinto
Vota este arículo

Ya tenemos disponible El corredor del laberinto: Las pruebas tanto en DVD como en Blu-Ray. Por lo tanto, hoy os traemos una entrevista que Dylan O’Brien ofrece a 20th Century Fox para que podamos conocer mejor este intenso y peligroso mundo.

Interpretar a Thomas, en El corredor del laberinto, ha supuesto el salto al estrellato para Dylan O’Brien quien no piensa en otra cosa que en seguir superándose e intentar llevar a su personaje a otro nivel. Todo esto lo demuestra claramente en la segunda parte de la saga, pues su personaje evoluciona claramente:

“Thomas pasa de ser un joven a un hombre, y se convierte en el líder. Para los clarianos, él representa esperanza. Carga sobre sus hombros con la responsabilidad de lo que vaya a sucederle a sus compañeros clarianos. Thomas los convence para lanzarse y escapar del laberinto. Ahora entran en un mundo que no es necesariamente lo que habían pensado que sería. Él les promete a sus amigos que dejar el laberinto es lo correcto, iba a salvarlos. Así que Thomas debe cargar con ese peso porque ahora él se da cuenta de que no están a salvo. Puede que sea incluso peor para ellos estar ahí fuera en ‘la quemadura’ y en las manos de CRUEL, fundamentalmente. Así que ahora la historia va sobre el hecho de que tiene que enfrentarse a ello y ser fuertes”.

Ser fuertes es algo que el actor ha tenido que comprobar tanto física como mentalmente, pues de vez en cuando en el rodaje nos podíamos encontrar muñecas dislocadas o fracturas menores… La cuestión era que los personajes mostraran toda la emoción que guardaban.

“Esta película ha sido tan exigente o más que la primera. Nunca pensé que eso fuera posible. Va más allá de las carreras en sí. Ahora nos enfrentamos a tormentas de arena, arduas caminatas por dunas cuesta arriba y mutantes peleones”.

Dylan también contesta lo que supuso para él, como actor, embarcarse en esta aventura:

“Es genial, he vivido con el personaje durante años en televisión, pero en las películas es diferente. Tienes una experiencia con el personaje, pero entonces se acaba. No tienes la oportunidad de volver y hacer más o hacerlo crecer. Es genial que llegues a divertirte con la primera película y luego vuelvas y veas que está reservada para ti una segunda. Como viaje físico para Thomas, lo es, es verdaderamente emocionante y el meollo de todo. Lo que le conduce constantemente creo que es el corazón. Como actor siempre es divertido porque tienes que hacer mucho. Creo que cualquier actor querría hacer papeles como éste. Tienes relaciones entre los personajes, la historia está ahí y además hay acción. Es una película genial”.

Le preguntan sobre el mundo creado por Wes Ball, pues el laberinto en la primera película fue una autentica pasada y ahora en Las pruebas nos encontramos con una ambientación totalmente diferente.

“Creo que incluso los fans de los libros van a alucinar con lo que Wes ha hecho con el mundo y su interpretación de ello. Es como si no pudiese ser peor, ¿me entiendes? Estaban en el laberinto en la primera película y era peligroso y traicionero. Era una experiencia que ponía a prueba sus vidas (risas). Pero al fin y al cabo estaba contenido y sabían qué hacer allí. Había veteranos que lo habían recorrido durante años y conocían el laberinto y sabían dónde no había que meterse. Todos tenían sus propias rutinas. Ahora no hay rutina. No hay nada. Tampoco saben nada de lo que les va a suceder durante el camino y no hay ningún “verducho”. Todos son de alguna forma “verduchos” de nuevo. ¡Si Thomas les guiara bien! (risas)”.

Ahora Thomas es un verdadero líder:

“Es lo que tanto me gustaba de la primera película. Me encantó interpretar el papel de un chico que no tiene memoria, de modo que puede reinventarse a sí mismo. Porque verdaderamente no tiene ninguna afiliación, descubre que es un líder desde dentro de sí mismo. Probablemente no había muchas posibilidades de que eso sucediera en su otra vida o lo que puede recordar de ella. Es parte de la razón de que me encante, ¿sabes? Adoro interpretar a ese chaval que se enfrenta completamente a su miedo”.

Finalmente le preguntan por “la quemadura” hasta qué punto es extrema la situación que viven o cómo consiguen mantener la esperanza, a lo que Dylan responde:

“Thomas cree fuertemente en sus convicciones. Proveer al grupo de esperanza es algo en lo que se esfuerza. Nunca ha pensado sobre ello como antes de que sucedan esas cosas. Nunca pensó en él mismo haciendo daño o algo malo. Siempre pensó que estaba haciendo las cosas bien y que la esperanza era algo positivo. ¿Cómo podría no serlo? Creo que es interesante para él cuando Rose le dice que la esperanza puede ser peligrosa. Como si algo pudiera ser peor para él (risas). Eso hace que vuelva a pensar en ello”.

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares