Daniel Ojeda nos cuenta como nació Cómeme si te atreves

Daniel Ojeda nos cuenta como nació Cómeme si te atreves
5 (100%) 1 vote

Una de las cartas más bonitas de esta sección es la que os traemos esta semana de parte de Daniel Ojeda.

Esta novela probablemente muchos de vosotros ya la conocéis, y si no es así ¿a qué esperáis? Estos días de San Valentín son ideales para regalar o que os regalen “Cómeme si te atreves”. Esta maravillosa historia, con magníficas reseñas en la red, es capaz de enamorarnos a todos.

Aquí os dejamos las maravillosas palabras que el autor ha regalado a Entre Metáforas.

daniel ojedaQuerida/o lector/a,

Cómeme si te atreves lleva unas semanas a la venta y ¿Sabes? es muy extraño, simplemente por la razón de que un día fue una simple decisión. Ahora es un libro, con dos protagonistas que se echan de menos, un gato llamado Mousse de chocolate, un pasado y quizás un presente. Pero sobre todo con personajes o mejor dicho: personas. Personas que un día me ayudaron a levantarme y decidir que la vida tenía algo bueno para mí, que el temor no nos puede impedir jugar y que siempre seremos lo que nosotros decidamos ser. Esta historia nació con Babia y aún no ha muerto en mi cabeza, ni siquiera cuando terminé de escribir el epílogo a eso de las seis de la mañana, en febrero y entre las paredes de mi habitación. En ese momento no sabía que este libro llegaría a tus manos, pero es que dicen que los sueños llegan después del trabajo y la pasión por aquello que nos gusta. Nada me impidió disfrutarlo, capítulo a capítulo. Dándole a los títulos la importancia que merecían, escuchando a Christina Perri o a One Republic y encendiendo velas siempre que la inspiración me abandonaba. Es ficción con lo mejor de mi mundo, porque al final escribo cuando éste me queda grande y me niego a no llevarme de él todo aquello que me hace sentir bien. Una tienda en Hortaleza llamada Las Velas De La Ballena, el Kilómetro Cero donde Babia y Daniel se dan uno de sus besos o El Jardín Del Ángel, una floristería mágica escondida entre las calles de Madrid. La ilustración que acompaña al desenlace del libro nació casi en las últimas líneas y fue un momento importante, porque en mi cabeza cobró vida el mensaje que quería mandarme a mí mismo con esta historia: Todo puede salir bien. Ahora sigo en el mismo mundo contando historias de otras personas, como si siguiese caminando y eligiese al azar la siguiente casa. Y además aunque parezca que yo he creado Cómeme si te atreves, en realidad Cómeme si te atreves me ha cambiado a mí. ¿Quieres que te cuente un secreto? Comencé este libro negando y ahora creo que un gesto afirmativo es capaz de ayudarnos a conseguir todo lo que nos propongamos. Gracias por leer este blog tan bonito, que entre metáforas, nos hace historia.

 

Un beso.

 

Daniel Ojeda.

¿Lo arriesgarías todo por un amor perdido?


Babia tiene diecisiete años, una guitarra, un gato que se llama Mousse de chocolate y unos cuantos kilos de más que el resto del mundo se empeña en recordarle. El verano toma un giro inesperado cuando Daniel Creek regresa a su vida, justo en el momento en el que ella acaba de aceptar ser la acompañante y casamentera de su prima Helena para ganar un dinero extra. Pese a las advertencias de su tía Gloria, Babia decide que solamente tendrá que pasar dos meses más aparentando y después no volverá a verles. Un inesperado giro de los acontecimientos hace que Babia, Helena y Daniel terminen trabajando en el mismo sitio durante todo el verano. Y esto hará que la amistad de Babia y Daniel cuando eran pequeños resurja y con ella todos los sentimientos que Babia trataba de esconder fingiendo que no le echaba de menos. ¿Es capaz un beso de despertar todos los recuerdos que viven en nuestros corazones?

¿No os morís de ganas de sumergiros en las páginas de Cómeme si te atreves? ¿No crees, como nosotras, que Daniel derrocha dulzura en cada una de sus palabras?

 

Avisamos desde aquí a todos los autores que quieran publicar sus cartas en Entre Metáforas, que nos envíen un e-mail a duna86ms@gmail.com

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas