Crítica de cine: ¡Olvídate de mí!

Crítica de cine: ¡Olvídate de mí!
Vota este arículo
Crítica de cine: olvidate de mí

Ficha técnica

  • Título: ¡Olvídate de mí!
  • Año: 2004
  • Director: Michel Gondry
  • Duración: 108 min
  • Género: Drama. Romance. Comedia. Ciencia ficción
  • Guión: Charlie Kaufman, Michel Gondry, Pierre Bismuth
  • Banda sonora: Jon Brion
  • Productora: Focus Features

Sinopsis de la película

Joel (Jim Carrey) recibe un terrible golpe cuando descubre que su novia Clementine (Kate Winslet) ha hecho que borren de su memoria todos los recuerdos de su tormentosa relación. Desesperado, se pone en contacto con el creador del proceso, el Dr. Howard Mierzwiak, para que borre a Clementine de su memoria. Pero cuando los recuerdos de Joel empiezan a desaparecer de pronto redescubre su amor por Clementine. Desde lo más profundo de su cerebro intentará parar el proceso.

Opinión personal

 

A veces al ver una película, cuando sales del cine, o terminas de verla en cualquier otro sitio, te replanteas y te preguntas cómo es posible que lo que se te prometía al ver el tráiler, el cartel o la sinopsis, no se encuentra por ningún lado en la propia película. Esto ocurre muchas veces, y con más frecuencia al cambiar de país o continente. Esta película, cuyo título original traducido literalmente significa: “El eterno resplandor de una mente sin recuerdos”, quedó trasformada en la típica comedia de Jim Carrey en la que él hará alguna locura pero logrará remediarlo para conseguir a la chica. Solo tengo que decir PARA NADA. Nada más lejos de la realidad. Y es que esta película es algo totalmente diferente.

Clementine es una chica insegura, impulsiva y con mucho miedo al compromiso. Joel es un aburrido trabajador que vive la vida sin ningún tipo de emoción. Pero la película no quiere contar cómo se conocieron de una manera convencional. Esta película trata de los obstáculos del amor, de cómo somos nosotros mismos los que saboteamos nuestras relaciones por miedo, inseguridad, desconfianza… Pero también cómo en el fondo, detrás de todo eso, el amor sigue siendo amor.

Es curioso el mundo que plantea este filme. En él cualquier persona puede borrar a otra de sus recuerdos y es esto lo que va a generar todo el problema de la trama, en la que no sabremos encajar las piezas hasta casi el final. La profundidad de los personajes y su situación particular hace que esta sencilla historia tome forma y te llegue al corazón. Además, con su final enternece y nos envía un mensaje muy claro; ya no solo a través de los personajes principales, te hace replantearte aspectos importantes de tu vida.

 

La interpretación de Kate Winslet queda como siempre en un nivel muy alto, algo a lo que nos tiene acostumbrados. Pero en este caso es Jim Carrey el que merece la pena ver. Cambia de registro absolutamente, ni una mueca descarada, ni un gesto hacia el público, nada. Jim se convierte en un actor interpretando a un hombre, bastante cercano a lo aburrido, con sus problemas y su incertidumbre.

Otro de los puntos clave de esta película es el montaje, el orden de las escenas y los recuerdos. Es brillante el hecho de que los recuerdos se borren del revés, crea una sensación de odio y enamoramiento revertido a lo memento.

 

En conclusión, esta es una película para amantes del cine, para aquellos a los que les gusta pensar y repensar lo que han visto, llevarlo a su propia vida y volver a ver la película para comprobar sus deducciones. 100% recomendada si eres una de estas personas.
  

Lo mejor:

  • La historia 
  • La moraleja
  • Los actores

Lo peor:

  • Es posible que el final esté un poco dilatado en minutos de película.

Actores y Actrices

Crítica de cine: olvidate de mí

Jim Carrey

Personaje: Joel

Crítica de cine: olvidate de mí

Kate Winslet

Personaje: Clementine

Crítica de cine: olvidate de mí

Elijah Wood

Personaje: Patrick

Crítica de cine: olvidate de mí

Mark Ruffalo

Personaje: Stan

4/5 Puntos

Autor: Velacris

"Las normas sobre lo posible y lo imposible en el arte fueron dictadas por individuos que no intentaron rebasar los limites de lo posible." Neil Gaiman

Comparte este artículo en
Shares
Ir a la barra de herramientas