Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú – Reseña

Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú – Reseña
3 (60%) 2 votes

Ficha técnica

  • Título: Besos entre líneas
  • Autor: May R Ayamonte y Esmeralda Verdú
  • Género: Romántica juvenil
  • Año de publicación: 2016
  • Editorial: Planeta
  • Saga: 1/1
  • Número de páginas: 352
  • PVP: 15,90€
  • ISBN: 9788408153016

Gracias a Planeta, por este ejemplar.

Sinopsis del libro Besos entre líneas

Emma es una joven cuya vida no es nada fácil. Cuando tenía seis años, su madre murió en un accidente de coche y su padre, al que tiene que cuidar los fines de semana, sufrió grandes secuelas físicas e intelectuales. Entre los estudios y sus responsabilidades familiares, Emma no tiene mucho tiempo para hacer lo propio de su edad. Pero por suerte hay algo que anima sus días: la literatura. Los libros, su blog y su nuevo canal de Youtube son su refugio, y mientras todas las personas de su entorno tienen vida social, Emma prefiere pasar las horas en la biblioteca.

Todo cambia cuando Eric, el chico que acaba de llegar al pueblo, entra en su vida. Eric es guapísimo y arrollador, pero también esconde muchos secretos y un pasado oscuro por el que tiene que cumplir condena haciendo trabajo comunitario.

¿Podrá Eric sacar a Emma de la burbuja en la que vive? ¿Por qué la relación con Eric es tan complicada y confusa?¿Por qué es tan hermético y enigmático? ¿Qué oculta?

Opinión personal

Besos entre líneas, escrito por May R Ayamonte y Esmeralda Verdú, ha sido uno de los libros más polémicos este año y tenía ganas de poder adentrarme en sus páginas y conocer personalmente su historia. Hay varios puntos a tratar sobre esta novela y cómo ha sido creada, pero a modo resumen os puedo decir que sus páginas nos relatan una historia fresca y realista que, a pesar de contener fallos notables, se lee muy rápido y cumple con su función: entretener al lector.

La historia nos presenta a Emma, una joven que vio cómo su familia se derrumbaba cuando un accidente de tráfico se llevó la vida de su madre y dejaba a su padre con graves secuelas físicas y mentales.

Ahora, casi a sus dieciocho años, su día a día no es un camino de rosas, más bien se siente agobiada, encerrada y algo sola. Por ello, se refugia en su pasión por la lectura y lo comparte a través de internet con cientos de personas que poco a poco se han ido convirtiendo en una parte muy importante para ella. Vive con su tía, convive con su padre los fines de semana cuando este sale de la residencia y mantiene una buena relación con su hermana mayor, la cual tuvo problemas de anorexia. Pero solamente se siente feliz cuando se sumerge en los libros o comparte este mundo con sus amigas.

Lo que Emma no espera es el giro radical que dará su vida cuando un joven guapísimo y con un pasado oscuro y tormentoso se cruce en su vida. ¿Conseguirá conocer por completo a este joven o preferirá alejarse de él?

—Eric no es trigo limpio. Por mucho que la tía intentara hacérmelo ver o que todos supieran que estar con él era una locura, a mí me hacía feliz. Aunque me mintiera.

Como podéis ver nos encontramos con una historia cargada de ingredientes que promete un buen cóctel de emociones, lamentablemente no se consigue aprovechar tanto como se esperaba.

Emma es un personaje que no ha llegado a conquistarme. Supongo que las autoras quisieron darle una profundidad especial, pero terminaron perdiéndose en el camino. Puedo llegar a entender lo complicada que es su vida: ha perdido a su madre, el estado de su padre es muy delicado y su hermana puede recaer en cualquier momento en ese trastorno alimenticio tan terrible. Considero que todas estas circunstancias deberían haber hecho madurar a Emma, en cambio nos encontramos con una joven egoísta que, en varias ocasiones, parece no ser consciente de los problemas que la rodean a su familia. Veremos cómo hace comentarios sobre el aspecto físico de su hermana a sabiendas que la anorexia es uña enfermedad muy dura en la cual se puede recaer con mucha facilidad, se crispa cuando tiene que atender a su padre el cual apenas puede hablar... No llegaba a entender ese estrés y mal humor que envolvía a la protagonista el tener que hacer ciertas cosas por su padre. El hombre vivía en una residencia durante la semana y únicamente los sábados y domingos era cuando él podía convivir con su familia. Me resultaba un poco desagradable la imagen que daba de él, parecía una carga, un estorbo…  Creo que después de perder a su madre cualquier persona maduraría y se aferraría a lo que tiene. Soy consciente de que la mayoría de las veces Emma se arrepentía del trato que le daba, pero en muchas ocasiones con decir "lo siento" no basta.

Escucho cómo llaman de nuevo a la puerta y mi tía se asoma.

—¡Emma!, ¿quieres ir de una vez a ayudar a tu padre? Hace veinte minutos que te dije que bajaras.

—Ya voy, tía, no me había dado cuenta de la hora.

Qué rabia tener que dejar lo que estoy haciendo. ¡Quiero seguir viendo vídeos!

—Cómo no, internet —dice mirando mi ordenador.

—¡Siempre estás igual! —le contesto molesta.

—¿Que yo siempre estoy igual? Deja un rato los libros y el blog, y baja a ayudar a tu padre.

—Voy.

Me levanto después de cerrar el portátil y salgo de mi habitación bajo la mirada enfurecida de Anne.

A veces odio tener tantas obligaciones familiares.

Me parece que a las autoras les faltó un poco de documentación acerca de las enfermedades que se tratan en la novela. No sigue los procesos reales, como por ejemplo si un hombre que se encuentra en las circunstancias del padre de Emma vive en una residencia de lunes a viernes... ¿por qué esperan al domingo para bañarlo? Supongo que en una residencia preparada para gente con esa discapacidad física tendrían mejores instalaciones para ciertas cosas, ¿no?

Como digo me resultó muy chocante la actitud de Emma con su familia, mucho más incluso que la historia de amor que debería ser el eje principal. En este apartado supongo que la joven actúa casi como cualquier chica de su edad que se enamora por primera vez. Eric es un chico guapo, atractivo y misterioso que le descubre un mundo muy diferente al que ella conoce. Emma comete errores, aunque al final parece corregirlos y aprender de ellos, algo que es destacable, pues no todo el mundo es capaz de aceptar sus errores.

Eric, el protagonista masculino, es un joven que se tortura por su pasado. Hace años ocurrió algo que lo marcó y no ha conseguido superarlo. Actúa de una forma odiosa en muchas ocasiones y aunque, en alguna que otra escena, deja ver sus verdaderos sentimientos, ocurre igual que con Emma, pues a veces las disculpas llegan demasiado tarde.

La historia parte de una buena premisa, la complicada vida de Emma, la inexperiencia del primer amor y la pasión por la lectura son ingredientes buenísimos que explotados de otra forma podría haber conseguido una novela más que aceptable. Por lo tanto, nos encontramos frente a un libro que, en mi humilde opinión, tiene mucha falta de trabajo. Con unos cuantos meses más podrían haberse corregido lagunas de la trama, errores gramaticales e incluso fallos en el estilo. Aviso, no me considero una experta a la hora de analizar un libro, pero después de que tantas novelas hayan pasado por mis manos considero que con unos meses más podríamos encontrarnos frente a una buena historia que reflejaría todos los valores y enseñanzas que estoy segura que las autoras tenían en sus cabecitas.

—¿Pero que dices? Es una película preciosa, igual que el libro en el que está basada. —Me vuelvo hacia él con cara de desconcierto.

—¿Lo dices en serio? Si ha sido muy típica, y no tiene nada de acción. Ah, sí, bueno, se sienten infinitos —dice esa última frase en tono de burla—, mientras están conduciendo a toda velocidad un coche. ¡Guau!

Aun así, ambas autoras son muy jóvenes y haber publicado una novela con una editorial de este tamaño es algo enorme que seguro que sabrán aprovechar y aprender de la experiencia. Ya sabéis lo que dicen: a escribir se aprende escribiendo.

Lo que sí que no veo tan justificable es la forma en que la editorial llevó el proceso de esta novela. Considero que una editorial de este prestigio debería haber estado un poco más atenta, guiar mejor a sus autoras, darles tiempo y pensar que a veces es preferible publicar una novela unos meses más tarde si con ello la historia que lanzas a volar consigue mantenerse en el aire.

No puedo pasar por esta reseña sin mencionar lo más especial que tiene: la literatura. Todo aquel que se encuentre en el mundo de booktube, blogs… Se podría ver reflejado en estas páginas en más de una ocasión. Emma dará sus primeros pasos a la hora de publicar un vídeo en Youtube, saltará de emoción con cada comentario y nuevo seguidor y nos paseará por la Feria del Libro de Madrid. Veremos un poco “camuflados” referencias a algunos booktubers que son muy amigos de las autoras, se mencionarán a varios autores y nos recomendará decenas de libros.

Admito que en alguna ocasión sentí que la mención a tanto libro estaba un poco metida con calzador e incluso se podría decir que abusaban de ello, pero a fin de cuentas conocía cada uno de los títulos y todo aquel que se considere amante de la literatura juvenil no se cansa de ver menciones a sus libros favoritos.

En conclusión, Besos entre líneas es una novela juvenil que refleja el amor por la literatura. Una novela sencilla y entretenida, aunque bastante mejorable en algunos aspectos, ya que necesitaba más tiempo de trabajo. Una novela donde nos encontramos a unos personajes a los cuales les falta bastante camino por recorrer para alcanzar la madurez, pero que no lo han tenido nada fácil para andar ese camino y todavía les queda mucho por aprender.

Lo mejor:

  • El final, donde se puede apreciar que los protagonistas aprenden de sus errores.
  • Algunas menciones a la literatura juvenil.
  • Se lee muy rápido.

Lo peor:

  • Errores gramaticales, de estilo...
  • Actitud un poco desesperante y egoísta por parte de los protagonistas.
  • Falta de documentación acerca de las enfermedades que se tratan en la novela.

FotoReseña

Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú - Reseña
Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú - Reseña
Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú - Reseña
Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú - Reseña
Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú - Reseña
Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú - Reseña
Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú - Reseña

Booktrailers o vídeos promocionales

2,5/5 Puntos

2,5 puntos

Autor: Duna

"Hasta Steven Spielberg superó su complejo de Peter Pan"

Comparte este artículo en
Shares